Salud Materna, Infantil y Reproductiva

Esta iniciativa respalda el esfuerzo global para asegurar que todas las mujeres y niños, independientemente de dónde nazcan o vivan, tengan acceso a servicios de salud de calidad.

A pesar de avances notables a nivel global, muchas intervenciones básicas de salud materna y reproductiva siguen sin llegar a las poblaciones más pobres y vulnerables en países en desarrollo.

Aunque el número de muertes maternas e ha disminuido, los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) que se centran en reducir la mortalidad materna (SDG3.1) e infantil (SDG3.2) están lejos de cumplirse. Alrededor de 287.000 mujeres mueren al año por complicaciones derivadas del embarazo, el parto o el puerperio, y la mayoría de estas muertes evitables ocurren en países en vías de desarrollo. La diferencia en las cifras de mortalidad materna entre los países desarrollados y los países en vías de desarrollo es la mayor inequidad en salud global que existe hoy en día. Además, cada año mueren más de ocho millones de bebés menores de cinco años por causas prevenibles, muchos de ellos en el primer mes de vida.

alt text

Durante la última década, la salud de las mujeres y los niños ha mejorado. Sin embargo, ambos grupos continúan enfrentándose a desigualdades desproporcionadas en el acceso a asistencia sanitaria y la calidad de esta

Clara Menéndez, Directora de la iniciativa de Salud Materna, Infantil y Reproductiva

La mortalidad materna y del recién nacido en países de renta media y baja se ve muy afectada por causas indirectas: el VIH/sida, la malaria y la tuberculosis, conjuntamente, se encuentran entre las causas principales de mortalidad materna. Asimismo, la falta de datos fiables sobre los niveles y las causas de mortalidad sigue suponiendo un obstáculo para progresar en el cumplimiento de los ODS y deben abordarse seriamente a nivel de país y global.

Datos clave

830 mujeres mueren cada día por complicaciones en el embarazo, el parto y el posparto; 99% de estas muertes prevenibles ocurre en países en desarrollo
5,6 millones de niños murieron en 2016, antes de cumplir los cinco años. La mitad eran recién nacidos.
80% de nacimientos ocurren en países donde datos sobre causas de muerte materna no existen o son incompletos

La mejora de la salud de las poblaciones más frágiles y marginadas, como mujeres y niños en países en vías de desarrollo, es una prioridad para ISGlobal. Desde la Iniciativa en Salud Materna, Infantil y Reproductiva, que integra todas las áreas de acción del instituto (investigación, formación y análisis y desarrollo global), genera conocimiento, innovación y capacidad a través de proyectos y actividades en los siguientes campos:  

Malaria en el embarazo: La infección por malaria durante el embarazo es una de las principals causas de nortalidad maternal y neonatal, principalmente como consecuencia de bajo peso al nacer y parto prematuro así como anemia e infección materna (parasitemia placentaria). En consecuencia, unas 10.000 mujeres y 200.000 bebés mueren cada año en África. Actualmente, estamos trabajando en investigación operativa para mejorar la cobertura del tratamiento preventivo intermitente contra la malaria (IPTp) en países endémicos (TIPTOP); y estudios de farmacovigilancia y posibles interacciones entre antimaláricos y antirretrovirales en mujeres embarazadas y niños (MAMAH). Estudios previos en esta área incluyen: seguridad y eficacia de tratamientos alternativos a la sulfadoxina-piremetamina para IPTp (MIPPAD); características epidemiológicas y clínicas de la malaria por Plasmodium vivax en el embarazo (PregVax); costo-efectividad de intervenciones para controlar malaria en bebés y mujeres embarazadas; y tratamiento intermitente preventivo en bebés (IPTi) para prevenir la malaria en el primer año de vida (a raíz de estos resultados, la OMS recomendó la IPTi en zonas endémicas).  

ISGlobal  es miembro del grupo de trabajo de Malaria en el Embarazo de la OMS-Roll Back Malaria (RBM MiPWG), cuyo objetivo es brindar asesoramiento sobre buenas prácticas para prevenir y controlar malaria durante el embarazo a gran escala.

Causas de muerte: Uno de los obstáculos que impide avanzar en la reducción de mortalidad materna e infantil es la falta de datos fiables sobre niveles y causas de muerte. Para ello, estamos trabajando en el diseño, validación e implementación de técnicas mínimamente invasivas para investigar causas de muerte en países de bajos recursos y en diferentes contextos culturales, religiosos y geográficos. El muestreo de tejidos mínimamente invasivo (MITS) es una técnica que consiste en usar agujas muy finas para recuperar muestras de tejidos de diferentes órganos y analizarlas con métodos microbiológicos y anatomopatológicos para establecer la causa exacta de muerte. A diferencia de la autopsia complete, la MITS puede hacerse por técnicos entrenados y con infraestructura limitada. La técnica, desarrollada gracias a los proyectos CADMIA y CADMIA-plus, sirve de base a CHAMPS, una red global de vigilancia de mortalidad infantil.  

Inmunización materna: La inmunización maternal ofrece una oportunidad única para proteger mujeres y sus bebés de enfermedades que causan considerable morbilidad y mortalidad. Trabajamos para determinar la carga de enfermedades prevenibles por vacunas que afectan a mujeres embarazadas y a sus bebés, para luego evaluar la vacunación durante el embarazo en países de bajos recursos.

Desigualdades en salud materna y reproductiva:  Como parte de los esfuerzos para cumplir el ODS 3 de salud (metas 1 y 2 sobre salud maternal e infantile), ODS 5 de igualdad de género (metas 1 y 6), y ODS 10 para reducer desigualdades entre y dentro de países, trabajamos para generar evidencia sobre desigualdades en acceso a servicios de salud reproductiva, materna, infantil y del adolescente, así como los factores que contribuyen a dichas desigualdades en países de bajos recursos.   

Fortalecimiento de capacidades: En 2014, ISGlobal, el grupo de trabajo de salud maternal en el Harvard TH Chan School of Public Health (MHTF-HSPH) y el Centro de Excelencia en Salud Materna e Infantil de la Universidad Aga Khan (AKU) desarrollaron y lanzaron el taller de liderazgo Safe Mothers and Newborns (SMNLW) en colaboración con numerosos miembros de la comunidad científica. El taller –un entrenamiento intensivo de una semana- busca fortalecer capacidades técnicas y de liderazgo en profesionales de la salud de países de ingresos bajos y medios.   

image alt