Investigación

Los programas sociales que transfieren dinero en efectivo pueden disminuir la mortalidad materna

Un estudio que ha evaluado el impacto del programa brasileño de transferencia monetaria condicionada Bolsa Familia halla que reduce la mortalidad materna sobre todo en mujeres jóvenes

21.06.2021
ISGlobal Davide Rasella Bolsa Familia mortalidad materna transferencia monetaria condicionada
Foto: Beneficiarios del programa Bolsa Família en Trindade (Brasil). Sergio Amaral/MDS

Reducir la pobreza y mejorar el acceso a la atención médica son dos de las formas más efectivas de disminuir la mortalidad materna. Son también dos ámbitos en los que actúan los llamados programas de transferencia monetaria condicionada, que transfieren efectivo a las familias beneficiarias bajo ciertas condiciones, como la de acudir a las visitas médicas programadas. Un estudio publicado ahora en BMC Medicine ha evaluado los efectos en la mortalidad materna de uno de los mayores programas de transferencia monetaria condicionada del mundo (el programa brasileño Bolsa Família) durante un periodo de 11 años. Ha liderado el estudio Davide Rasella, investigador del Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal), centro impulsado por Fundación ”la Caixa”.

Según la investigación, basada en datos de 2.548 municipios brasileños entre los años 2004 y 2014, Bolsa Família se asoció significativamente con una reducción de la mortalidad materna, es decir del número de mujeres fallecidas durante el embarazo o en los 42 días posteriores por cualquier causa relacionada con el embarazo. Esta reducción fue proporcional a los niveles de cobertura y a los años de implementación del programa, y llegó a ser del 17% en municipios donde se había consolidado el programa en los últimos 11 años.

El efecto observado fue mayor en las madres jóvenes (de menos de 30 años), lo que sugiere que haber recibido el efectivo de Bolsa Família durante la niñez y la adolescencia podría reducir la mortalidad materna en la vida adulta y, en consecuencia, tener un efecto intergeneracional en los recién nacidos y contribuir a romper el ciclo de pobreza.

El programa Bolsa Família, establecido en 2004, también se asoció con otros datos: una menor proporción de mujeres embarazadas a las que no se había realizado ninguna visita prenatal, una reducción en la tasa de letalidad hospitalaria por causas asociadas al parto y un aumento de la proporción de partos en el hospital.

Hasta ahora se había demostrado que el programa conseguía reducir la mortalidad infantil y las enfermedades infecciosas relacionadas con la pobreza, pero faltaba estudiar su efecto en la mortalidad materna.

Por qué funcionan estos programas: pobreza y salud

Para explicar la posible relación entre la transferencia de efectivo condicionada y la mortalidad materna el estudio apunta a varios mecanismos. “En primer lugar, este tipo de programas establecen comocondición para recibir la asignación económica usar mínimamente los servicios de salud infantil y materna. En el caso de Bolsa Família, la mayoría de las transferencias incluyen entre sus condiciones cumplir el esquema nacional de visitas de atención prenatal, lo que posiblemente aumente el uso de los servicios de atención cualificada del parto”, explica Rasella.

En segundo lugar, las asignaciones monetarias podrían mejorar el estado nutricional de las mujeres y, en consecuencia, su estado de salud en el momento del parto. La transferencia de efectivo permite el empoderamiento de la mujer en el hogar y la sociedad, así como la mejora de su educación y su situación económica, factores todos ellos que pueden llevarla a alimentarse mejor. Además, facilita su acceso a las instalaciones sanitarias salvando distancias y problemas de transporte, y pone a su disposición una atención cualificada que puede prescribirle suplementos de micronutrientes (ácido fólico, hierro, calcio…) destinados, por ejemplo, a reducir la anemia y sus complicaciones durante el embarazo y el parto.

La atención médica puede asimismo tratar y controlar la diabetes materna y la hipertensión, así como detectar y controlar el VIH y otras infecciones de transmisión sexual. En Brasil, las principales causas directas de muerte materna son los trastornos hipertensivos (23% de todas las muertes maternas), seguidos de la sepsis (10%), la hemorragia (8%), las complicaciones del aborto (8%) y los trastornos placentarios (5%).

Por último, el aumento de la demanda de servicios de salud podría, a largo plazo, generar también mejoras en la oferta de servicios.

Los cambios de comportamiento llevan su tiempo

Otro hallazgo importante del estudio es que el efecto de Bolsa Família se observó después de algunos años de funcionamiento. “Esto podría estar relacionado con el hecho de que se necesita tiempo para inducir cambios de comportamiento, tanto en el estilo de vida como en el uso de los servicios de salud”, argumenta Rasella. Además, como estos programas de transferencia de efectivo ponen como condición que los niños y niñas asistan a la escuela, esto también podría conducir con el tiempo a que se vaya integrando la importancia de las visitas prenatales, los métodos anticonceptivos y la planificación familiar.

La mortalidad materna sigue constituyendo un problema de salud pública en el planeta: se estima que en el 2017 murieron en el mundo 295.000 mujeres por causas relacionadas con la maternidad. La mayoría de estas muertes ocurrieron en países de ingresos bajos y medios, sobre todo en aquellos en los que existían mayores desigualdades sociales y menos ingresos. El vínculo entre pobreza y mortalidad materna se concreta en la dificultad de acceder a los servicios públicos, la insalubridad del entorno ambiental, el analfabetismo, la exclusión social, los ingresos familiares bajos o la inseguridad alimentaria.

“Evaluar los efectos en la salud de los programas de transferencia monetaria en los países de ingresos bajos y medianos es particularmente relevante en la crisis económica mundial actual causada por la COVID-19, que probablemente durará, porque estas intervenciones que mitigan la pobreza podrían ayudar a las poblaciones más empobrecidas”, concluye Rasella.

Referencia

Rasella, D., Alves, F.J.O., Rebouças, P. et al. Long-term impact of a conditional cash transfer programme on maternal mortality: a nationwide analysis of Brazilian longitudinal data. BMC Med 19, 127 (2021). https://doi.org/10.1186/s12916-021-01994-7