Investigación

El programa de transferencias monetarias condicionadas Bolsa Família contribuyó a reducir significativamente las tasas de sida en Brasil

El efecto puede explicarse por el aumento de los ingresos de las familias y por los requisitos exigidos para recibir las prestaciones, como el de acudir a los servicios de salud

26.10.2022
Bolsa Familia sida Brasil
Foto: Beneficiaria del programa Bolsa Família de Brasil. Sergio Amaral / MDS

El programa brasileño Bolsa Família, puesto en funcionamiento en 2004 y sustituido por el muy parecido Auxílio Brasil en 2021, transfirió dinero en efectivo a millones de familias brasileñas que vivían en la pobreza, a condición de que cumplieran con ciertas obligaciones relativas a la educación y a la asistencia sanitaria. Un estudio ha evaluado ahora su impacto a largo plazo en los indicadores de sida y ha hallado que entre 2004 y 2018 la implementación del programa se asoció a una reducción de hasta un 15% de las muertes por sida, una reducción de un 14% de las hospitalizaciones por esta enfermedad y una reducción de un 5% de nuevos casos. El estudio, publicado en la revista Lancet HIV y coordinado por Davide Rasella, investigador del Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal), ha observado que el efecto de Bolsa Família sobre los indicadores del sida fue más pronunciado en los municipios mayor incidencia de sida, así como en mujeres mayores de 14 años, y en niños y niñas de 14 años o menos.

Bolsa Família transfería efectivo a las familias que ganaban entre 18 y 36 dólares por persona al mes. Lo hacía en prestaciones que oscilaban entre los 17 y los 41 dólares y que se ingresaban directamente en una tarjeta de débito de la persona beneficiaria. Para recibirla la asignación había que cumplir con ciertos requisitos sanitarios, por ejemplo que las mujeres embarazadas acudieran a las visitas de control prenatales, donde se les hacía la prueba del VIH.

A pesar de que la incidencia del sida en Brasil se ha reducido en los últimos veinte años, sobre todo por la política de acceso universal temprano a la terapia antirretroviral, los casos de sida que se notifican siguen siendo elevados para un país de renta media. La tasa nacional actual se sitúa en los 17,8 casos por cada 100.000 habitantes y resulta aún más alta en las zonas más urbanas del país.

El estudio que ahora se publica usó datos de 5.507 municipios brasileños relativos al periodo 2004-2018. En los municipios en donde el programa de ayuda económica tuvo una cobertura más alta se notificaron un 5,1% menos de nuevos casos de sida, un 14,3% menos de hospitalizaciones relacionadas con el VIH/sida y un 12% menos de muertes relacionadas con la enfermedad.

Cómo leer estos resultados

Estas cifras se explicarían, por un lado, por la mejora de las condiciones socioeconómicas de las familias, especialmente en contextos de extrema pobreza. El aumento de ingresos conlleva una reducción de la prostitución y de las relaciones sexuales sin protección, además de que mejora la adherencia a la terapia antirretroviral. Los programas de transferencias monetarias condicionadas permiten también mejorar las condiciones de vida de las personas que viven con VIH (mejora su vivienda y también su estado nutricional). Asimismo, permiten costear el transporte para acceder a los servicios especializados en VIH/sida.

Por otro lado, el hecho de que el incentivo financiero esté vinculado al cumplimiento de ciertos requisitos ayuda a modificar los comportamientos de las personas más vulnerables: se las impulsa así a acceder y usar a los servicios de atención primaria.

Qué aporta el estudio

En el pasado ya se habían realizado estudios que habían observado cómo las personas que recibían transferencias monetarias condicionadas se sometían más a menudo a las pruebas de detección del VIH y de otras infecciones de transmisión sexual, reducían su número de parejas sexuales o se veían menos afectadas por la violencia doméstica. Sin embargo, faltaba evaluar a largo plazo (es decir, durante más de una década) el efecto de las transferencias monetarias condicionadas sobre la morbilidad y la mortalidad por sida en un país.

“Nuestro estudio proporciona pruebas de que los programas de transferencia de efectivo pueden reducir significativamente la morbilidad y la mortalidad por VIH/sida en países de ingresos medios y bajos como Brasil”, explica Davide Rasella, investigador de ISGlobal y coordinador del estudio.

Los resultados sugieren, por lo tanto, que “la protección social debería considerarse una parte esencial de cualquier estrategia para abordar el VIH y el sida”, concluye Rasella.

Referencia

Gabriel Alves de Sampaio Morais, Laio Magno, Andrea F Silva, Nathalia S Guimarães, José Alejandro Ordoñez, Luís Eugênio Souza, James Macinko, Inês Dourado, Davide Rasella. Effect of a conditional cash transfer programme on AIDS incidence, hospitalisations, and mortality in Brazil: a longitudinal ecological study. Lancet HIV Volume 9, Issue 10, E690-E699. October, 2022 DOI: https://doi.org/10.1016/S2352-3018(22)00221-1