World Hepatitis Day 2021: Vulnerable Populations Cannot Wait- Decentralising Hepatitis B and C Care

Día Mundial de las Hepatitis 2021: las poblaciones vulnerables no pueden esperar –descentralizando el cuidado de la hepatitis B y C

27.7.2021
Hep Day 2021 portada.jpg
Foto: Paula Peco Fernández - Proyecto HBV-COMSAVA, enfocado al cribado de la hepatitis B en la población migrante procedente de África que vive en el área metropolitana de Barcelona.

[Este texto ha sido escrito por Camila PicchioAndrea Herranz y Jeffrey V Lazarus]

 

En el Día Mundial de la Hepatitis, ISGlobal celebra el lanzamiento de dos proyectos enfocados a poblaciones vulnerables para alcanzar los objetivos de eliminación de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La eliminación de los virus de la hepatitis B (VHB) y la hepatitis C (VHC) requiere simplificar los modelos actuales de atención y adaptarlos a las distintas poblaciones específicas. En particular, esto requiere centrarse en poblaciones vulnerables, que a menudo tienen dificultades para acceder a los servicios de salud tradicionales y tienen un alto riesgo de padecer hepatitis viral, como los migrantes y las personas que consumen drogas.

La pandemia del COVID-19 ha entorpecido algunas de las estrategias y programas que ya estaban funcionando para la eliminación de estas infecciones. Aun así, en plena pandemia, ISGlobal ha puesto en marcha dos proyectos que tienen como objetivo la eliminación de las hepatitis víricas.

La COVID-19 ha entorpecido algunos de los programas para la eliminación de la hepatitis B y C. Aun así, en plena pandemia, ISGlobal ha puesto en marcha dos proyectos que tienen como objetivo la eliminación de las hepatitis víricas: HBV-COMSAVA y Hepatitis C Free Baleares

HBV-COMSAVA

El proyecto HBV-COMSAVA está enfocado al cribado de la hepatitis B en la población migrante procedente de África que vive en el área metropolitana de Barcelona, ya que tienen una prevalencia más alta en comparación con la población local. El proyecto se inició en noviembre del 2020, en los centros comunitarios de migrantes africanos (Ghana y Senegal) para testar y vincular al cuidado, el cual puede ser vacunación para los pacientes no inmunes, o bien derivación a un especialista en el Hospital Clínic o el Hospital Vall d’Hebron para los casos positivos.

Autora: Paula Peco Fernández. La coordinadora del estudio, Camila Picchio, y un paciente. Detrás del cartel, el equipo realizando encuestas epidemiológicas con las personas participantes en el estudio.

El cribado de los pacientes se hace mediante un test rápido con muestra de sangre para detectar el antígeno de superficie del virus hepatitis B (HBsAg) y, además, también se colecta una muestra de sangre mediante el uso de una PSC (Plasma Separation Card, Roche Diagnostics), que se analiza posteriormente en la Unidad de Patología Hepática del Institut de Recerca del Vall d’Hebron para analizar carga viral, infección previa resuelta, y anticuerpos frente el virus de la hepatitis Delta (VHD). Una vez se tienen los resultados, el equipo se traslada de nuevo a los centros comunitarios para su entrega y seguimiento si es necesario. Además, se aprovechan estas intervenciones para gestionar la petición de la tarjeta sanitaria CatSalut para aquellas personas que no disponen de ella y requieren servicios médicos.

Autor: Jan Pilarcik. La extracción de sangre para enviar al laboratorio con la Plasma Separation Card, se realiza en el centro comunitario, sin que los participantes tengan que desplazarse a centros sanitarios.

Hasta el momento, se han cribado a más de 300 personas, vacunado a más de 100 personas y derivado al especialista a más de 30 personas. Se espera poder cribar a 500 personas y vincularlas al cuidado sanitario para finales del 2021.

Hepatitis C Free Baleares

El segundo proyecto iniciado durante la pandemia es el Hepatitis C Free Baleares, llevado a cabo en las Islas Baleares (Mallorca, Menorca e Ibiza) y enfocado en la microeliminación de la hepatitis C en personas usuarias de drogas. Aquellas personas que acuden a centros de control de adiciones, como las UCAs (Unidades de Conductas Adictivas), Projecte Home (ONG), Metabús (unidad móvil de metadona) y el Centro Penitenciario, son cribados con un test rápido de saliva para detectar anticuerpos del virus de la hepatitis C.

Autora: Andrea Herranz. Personal sanitario de Projecte Home (Mallorca) explicando el proyecto a una paciente participante.

En aquellos positivos, la viremia se confirma mediante una analítica habitual o mediante un test confirmatorio utilizando el método DBS (dried blood spot) que se realiza in situ con una muestra de sangre del dedo. Estos se analizan en los laboratorios de microbiología del Hospital Son Llàtzer y Son Espases y, en los casos en los que la carga viral sea positiva, se prescribe el tratamiento telemáticamente por los hepatólogos de los hospitales públicos de Baleares. Además, el proyecto también ofrece el traslado de la medicación desde los hospitales hasta los centros donde se encuentran los pacientes, así como controles de curación y reinfección.

Autora: Andrea Herranz. Extracción de sangre por punción digital para realizar el test DBS y poder analizar la carga viral de la hepatitis C.

Desde finales de marzo 2021, ya se han cribado a un total de 200 personas, de las cuales el 13,5% tenían una infección activa. Aproximadamente el 63% de las personas diagnosticadas con VHC ya han iniciado el tratamiento y el resto están en proceso para iniciarlo.

Las propuestas de ambos proyectos demuestran que, adaptando los circuitos habituales, descentralizando la atención sanitaria, fomentando la telemedicina y poniendo al paciente en el foco, se pueden proporcionar medidas de cuidado para las hepatitis víricas a distintas poblaciones importantes ya que frecuentemente tienen dificultades en acceder a los sistemas sanitarios tradicionales.

Más información