¿Qué debes saber para ser un buen embajador contra las resistencias antimicrobianas?

¿Qué debes saber para ser un buen embajador contra las resistencias antimicrobianas?

24.11.2020
bacteria.jpg
Foto: CDC - Esta ilustración muestra una imagen en 3D hecha por ordenador de un grupo de bacterias grampositivas Streptococcus pneumoniae.

Del 18 al 24 de noviembre hemos celebrado la Fashion Week de las resistencias antimicrobianas: la Semana Mundial de Concienciación sobre el Uso Prudente de los Antibióticos impulsada por la Organización Mundial de la Salud (OMS), tal y como ya mencionábamos en una entrada anterior que marcaba el inicio de la misma.

Durante estos días, tanto desde la Iniciativa de Resistencias Antimicrobianas de ISGlobal, a través de nuestros proyectos de investigación y educación, como desde multitud de centros vinculados con salud pública e investigación en el campo de la microbiología y resistencias antimicrobianas, hemos difundido mensajes explicando el impacto de las resistencias antimicrobianas en la salud y la importancia de hacer un buen uso de los tratamientos actuales frente a las infecciones.

Hemos celebrado la Fashion Week de las resistencias antimicrobianas: la Semana Mundial de Concienciación sobre el Uso Prudente de los Antibióticos: hemos explicado el impacto de las resistencias antimicrobianas en la salud y la importancia de hacer un buen uso de los tratamientos frente a las infecciones

Después de esta oleada de información, ha llegado el momento de tomar aire y verificar que efectivamente hemos integrado las nociones básicas y necesarias para ser una buena persona embajadora contra las resistencias antimicrobianas.

Para ello, repasemos los siguientes conceptos:

  1. Las bacterias son organismos unicelulares que se encuentran en el interior y el exterior de nuestro cuerpo. En condiciones normales la mayoría de las que viven en nuestro organismo son beneficiosas.
  2. Los antibióticos son medicamentos que solo funcionan para tratar infecciones causadas por bacterias, no curan infecciones víricas. Estas suelen autolimitarse al cabo de unos días sin necesidad de tratamiento. Si tenemos congestión nasal o gripe, por ejemplo, nunca debemos tomar antibióticos.
  3. Los antibióticos deben tomarse SOLO cuando sean necesarios. Su uso excesivo es un gran problema porque el abuso o uso inadecuado aumenta el fenómeno de resistencia a los antibióticos.
  4. La resistencia a los antibióticos es la capacidad de las bacterias para sobrevivir a los efectos de un antibiótico.
  5. Las bacterias pueden adquirir resistencia a los antibióticos a través de distintos mecanismos, como son la adquisición de mutaciones en su material genético o produciendo enzimas (unas proteínas específicas) capaces de inactivar el antibiótico degradándolo.
  6. Los genes de resistencia a los antibióticos pueden intercambiarse entre bacterias de diferentes especies, lo cual supone un problema añadido en el control de la diseminación de las resistencias.
  7. El mayor problema lo encontramos con las infecciones causadas por bacterias "panresistentes" ya que sobreviven a todos los antibióticos conocidos.
  8. ¿Por qué es un problema tan grave la resistencia a los antibióticos? Por varios factores:
    - Las bacterias resistentes a los antibióticos pueden propagarse rápidamente dentro de la comunidad con un clon resistente que es más difícil de tratar.
    - Encontrar y probar un nuevo antibiótico listo para usar en el mercado es muy largo y costoso, mientras que la resistencia bacteriana se está extendiendo rápidamente.
    - El uso de antimicrobianos en animales destinados a la producción de alimentos puede contribuir a la aparición de bacterias resistentes a los antibióticos en los alimentos, que luego pueden transferirse a las personas, reduciendo así la eficacia de los fármacos antimicrobianos para el tratamiento de enfermedades humanas.
  9. Entre los frentes de batalla para combatir las resistencias se encuentra el desarrollo de pruebas de diagnóstico rápido para:
    - Identificar lo antes posible los microorganismos y su perfil de resistencia y dar el tratamiento correcto
    - Evitar el uso de antibióticos inapropiados
    - Reducir la estancia hospitalaria y así reducir los costes de hospitalización.

En esta línea, en enero de este año empezó AMR DetecTool, un proyecto internacional en el que participan 14 instituciones europeas cuyo objetivo es validar una prueba rápida para la detección de las resistencias antimicrobianas desde muestras clínicas en solo 30 minutos.

En enero de este año empezó AMR DetecTool, un proyecto internacional en el que participan 14 instituciones europeas para validar una prueba rápida para la detección de las resistencias antimicrobianas desde muestras clínicas en solo 30 minutos

Como vemos, el problema es complejo y requiere de un esfuerzo conjunto tanto a nivel de investigación, como políticas de salud pública pero también por parte de todos nosotros.

¿Y cómo podemos contribuir a frenar esta situación? Principalmente practicando una buena higiene para prevenir el contagio y evitando la automedicación usando solo antibióticos bajo prescripción médica. Ya tenemos una pandemia, evitemos entre todas y todos la siguiente.

¿Ya estás preparado? Mide tu nivel de conocimientos sobre la resistencia antimicrobiana y gana nuestro juego de cartas Micro-Combat participando en el siguiente juego de preguntas: