Resistencias Antimicrobianas

Contribuimos al conocimiento de las causas y factores de riesgo de las resistencias antimicrobianas, así como al desarrollo de nuevos medicamentos

La resistencia a fármacos antimicrobianos pone en riesgo los avances conseguidos en salud global en las últimas décadas.

La resistencia a fármacos antimicrobianos es un reto importante de salud global y amenaza nuestra capacidad de tratar enfermedades infecciosas. La resistencia a medicamentos de primera línea supone además una carga económica considerable, ya que alarga la duración de la enfermedad (más días de hospitalización) y del tratamiento, y resulta en la prescripción de terapias más caras. 

La resistencia antimicrobiana es un proceso natural por el cual microorganismos (bacterias, virus, parásitos u otros patógenos) desarrollan resistencias a los fármacos que se utilizan para tratarlos. El abuso y el mal uso de los antibióticos y otros fármacos antimicrobianos favorece el desarrollo y propagación de microorganismos resistentes, y genera una mayor necesidad de administrar tratamientos alternativos eficaces frente a estos patógenos. A pesar de ello, en las últimas décadas ha habido un descenso continuo en el número de medicamentos aprobados. En los últimos 30 años solo se han aprobado tres antibióticos nuevos.

alt text

La efectividad de los antibióticos actuales se ve cada vez más amenazada por la resistencia a fármacos antimicrobianos. Sin embargo, en los últimos 30 años solo se han aprobado tres antibióticos nuevos

Jordi Vila, Director de la iniciativa de Resistencias Antimicrobianas

La resistencia antimicrobiana también afecta otras enfermedades no bacterianas. La resistencia del parásito de la malaria a los antimaláricos cloroquina y sulfadoxina-pirimetamina está generalizada en la mayoría de los países con malaria endémica: además, en el sudeste de Asia están surgiendo parásitos P. falciparum resistentes a la artemisinina.  En el tratamiento de la infección por VIH, la resistencia es una preocupación cada vez mayor a raíz de la rápida expansión en el acceso a los medicamentos antirretrovirales en los últimos años.

Datos clave

250.000 personas mueren cada año en la Unión Europea como consecuencia de infecciones por bacterias multirresistentes a los antibióticos
1.500 millones de euros es el coste asociado a infecciones por bacterias multirresistentes en Europa
400.000 nuevos casos de tuberculosis multirresistente cada año en el mundo

Para luchar contra los patógenos resistentes, se requiere responsabilidad y participación de toda la sociedad. Algunos de los factores clave son:

  • el refuerzo de los sistemas de monitoreo y vigilancia de la resistencia a los antibióticos
  • el acceso a medicamentos esenciales y de calidad, así como promover un uso racional de los mismos, incluido en el ámbito veterinario
  • mejorar la prevención y control de infecciones
  • fomentar la innovación, investigación y desarrollo de nuevas herramientas (antibióticos, vacunas…)

La Iniciativa de Resistencia Antimicrobiana de ISGlobal está pensada para contribuir a la lucha contra la emergencia y propagación de patógenos resistentes a fármacos antimicrobianos desde un enfoque multidisciplinar a través de las actividades centrales de ISGlobal: investigación, formación, análisis y asistencia técnica.

 

Proyecto destacado de la iniciativa

Alianza Internacional para combatir la Resistencia a los antibióticos: El proyecto financiado por la Wellcome-Trust busca establecer una red interdisciplinaria para fortalecer la investigación en resistencia antimicrobiana que cruza ciencias biomédicas, sociales y barreras geográficas El proyecto, coordinado por el Centro de Salud Global de la Universidad de Sussex, incluye al Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal) y el Instituto de Microbiología, Inmunologia e Higiene de la Universidad de Colonia (IMMH).

image alt