El desafío de la inmunización frente a la COVID-19

El desafío de la inmunización frente a la COVID-19

30.4.2020

Lo hemos escuchado tantas veces a lo largo de las últimas semanas que a estas alturas puede parecer una obviedad: no superaremos de forma definitiva esta crisis provocada por la COVID-19 hasta disponer de una vacuna eficaz para todo el mundo. La mayoría de lectoras y lectores de este blog sois la comunidad científica que se encuentra en la primera línea de respuesta ante este tipo amenazas a la salud global, este recordatorio puede parecer innecesario. La buena noticia es que ya es tan evidente para los gobiernos y la misma Unión Europea (UE) como lo es para vosotras y vosotros. Hasta el punto de que este lunes, 4 de mayo, se ha convocado una cumbre para sumar esfuerzos económicos, de coordinación y científicos que permitan responder a este desafío.

Se ha convocado una cumbre para sumar esfuerzos económicos, de coordinación y científicos para responder al desafío de disponer de una vacuna de la COVID-19

La naturaleza del mismo es triple, no se trata sólo de acelerar al máximo los avances científicos que permitan desarrollar la vacuna, se trata también de asegurar el acceso a la misma de todas las poblaciones que lo necesitan y, finalmente, de financiar todo el proceso en medio del brutal impacto económico y social que ha desencadenado la pandemia.

Ningún país puede abordarlo en solitario y aunque pudiera, no se acabará con la amenaza de la COVID-19 hasta que la inmunización frente a ella llegue a todo el planeta. Sabemos bien, por ejemplo, que disponer de una vacuna eficaz no evita que más de 800.000 niños y niñas de menos de 5 años mueran cada año debido a la neumonía.

Por ello, la UE ha hecho un llamamiento a todos sus Estados miembros a participar en una cumbre que les comprometa en la financiación de los dos instrumentos internacionales que están catalizando los esfuerzos para responder al desafío: la Coalición para la innovación en la preparación ante epidemias (CEPI, por sus siglas en inglés) y la Alianza Global para la vacunación (GAVI, por sus siglas en inglés).

La UE ha hecho un llamamiento a todos sus Estados miembros a participar en una cumbre que les comprometa en la financiación de los dos instrumentos internacionales que están catalizando los esfuerzos para responder al desafío: la Coalición para la innovación en la preparación ante epidemias (CEPI) y la Alianza Global para la vacunación (GAVI)

Se trata de alianzas entre actores públicos, privados, filantrópicos y de la sociedad civil que movilizan recursos económicos, científicos, industriales y logísticos. La primera financia el desarrollo a través de los proyectos más prometedores, estableciendo mecanismos de coordinación entre todos los actores con el objetivo de acelerar el desarrollo, ensayo y adquisición de las vacunas, y fijando las condiciones de su precio. GAVI, por su parte, se encarga de la compra y distribución equitativa de la vacuna en los países de renta media y baja, asegurando un precio favorable y asequible.

Desde ISGlobal consideramos que España tiene la oportunidad de incorporarse al grupo de países que liderarán el esfuerzo global por una vacuna y la respuesta a la crisis generada por la COVID-19. Para ello, debe hacer compromisos en tres ámbitos principales: contribuir la financiación del desarrollo y distribución de la vacuna; participar de manera activa en el proceso multilateral de decisiones; y dotar la Cooperación Española de las herramientas y los recursos que le permitan participar de manera activa en la respuesta a la epidemia.

Desde ISGlobal consideramos que España tiene la oportunidad de incorporarse al grupo de países que liderarán el esfuerzo global por una vacuna y la respuesta a la crisis generada por la COVID-19

Tristemente hasta que los países más ricos del mundo nos hemos encontrado en el centro de una pandemia, no se han hecho evidentes para los gobiernos y la opinión pública muchas de las obviedades sobre las que ISGlobal lleva años trabajando generando evidencia científica y trasladándola a quienes toman decisiones para hacer el mundo más seguro. Una vez superemos esta crisis, una de las lecciones que debe perdurar es la necesidad de escuchar a la ciencia como elemento clave para prevenir y enfrentar las amenazas a la seguridad global presentes y futuras.

Contenidos relacionados

Informe 'COVID-19, el desafío de la inmunización y la contribución de España'

Descarga el documento aquí (PDF. 219 KB)