Investigación

Un estudio en Guyana revela una interacción entre el riesgo percibido y el comportamiento para prevenir enfermedades transmitidas por vector

La percepción del riesgo puede disminuir a medida que disminuye la transmisión de la enfermedad

19.05.2020
Un estudio en Guyana revela una interacción entre el riesgo percibido y el comportamiento para prevenir enfermedades transmitidas por vector
Foto: Kevin Snyman / Pixabay

Cuanto más teme una persona una enfermedad, más acciones toma para prevenirla. El conocimiento de la enfermedad también aumenta el comportamiento de prevención, pero solo si el riesgo percibido es suficientemente grande. Sin embargo, el incremento en medidas preventivas conduce a la vez a una disminución del riesgo percibido, según un estudio realizado en Guyana y liderado por ISGlobal, centro impulsado por la Fundación ”la Caixa”. Para evitar una caída en la prevención, los gobiernos tienen que sensibilizar sobre los riesgos y facilitar el acceso a medidas preventivas.

El comportamiento individual juega un papel importante en aumentar o disminuir la transmisión de enfermedades infecciosas, incluyendo aquellas transmitidas por vectores. A la vez, el comportamiento de una persona está influido por su percepción de riesgo de la enfermedad. Las personas que no quieren correr riesgos aumentarán su comportamiento preventivo, sobre todo si no hay vacunas o tratamientos disponibles.

En cambio, a medida que disminuye la transmisión de la enfermedad, la percepción de riesgo puede disminuir y, con ello, la demanda de medidas preventivas. Sin embargo, la asociación entre percepción de riesgo y comportamiento preventivo no siempre es clara. “Necesitamos entender mejor los factores que determinan el comportamiento humano en torno a la prevención de enfermedades, si queremos lograr eliminarlas,” explica Elisa Sicuri, investigadora de ISGlobal.

En este estudio, su equipo investigó si la percepción de riesgo influye en el comportamiento preventivo, tomando en cuenta el conocimiento que tiene la persona de la enfermedad y sus características socioeconómicas y demográficas. “El aspecto innovador de este estudio es que se centra en cuatro enfermedades transmitidas por vector (malaria, dengue, zika y leishmaniasis cutánea) y se realizó en Guyana, un país donde no se ha hecho casi ningún estudio de este tipo”, explica Celine Aerts, primera autora del estudio.

Casi 500 participantes de cuatro regiones del país contestaron preguntas sobre conocimiento, percepción de riesgo y uso de medidas preventivas para las cuatro enfermedades. Los resultados muestran que hay una asociación entre percepción de riesgo y comportamiento, y que funciona en ambos sentidos: un aumento en riesgo percibido resulta en un incremento de medidas preventivas para las cuatro enfermedades, pero un aumento en prevención puede a la vez resultar en un menor riesgo percibido. También muestran que las medidas subsidiadas por el gobierno (específicamente redes mosquiteras) son ampliamente utilizadas, independientemente del riesgo percibido. “Nuestro análisis también muestra que si la percepción global de riesgo es baja, como se observó para zika y leishmaniasis, un aumento en el conocimiento no es suficiente para generar un cambio en comportamiento,” dice Sicuri.

La región en la que viven las personas también juega un rol en el uso de medidas de control vectorial: aquellas que viven en el interior del territorio tienen un mayor conocimiento de la enfermedad y una percepción adecuada del riesgo pero usan menos las medidas preventivas que aquellos que viven en la costa. Esto subraya la importancia de promover el acceso a medidas preventivas en estas regiones.

El equipo coincide que, en su esfuerzo de eliminar las enfermedades transmitidas por vector, el gobierno debe concienciar sobre los riesgos de manera regular y facilitar (o donar) el acceso a medidas preventivas.

Referencia:

Aerts C, Revilla M, Duval L, et al. Understanding the role of disease knowledge and risk perception in shaping preventive behavior for selected vector-borne diseases in Guyana. PLoS Negl Trop Dis. 2020. 14(4):e0008149. doi: 10.1371/journal.pntd.0008149