Investigación

La atención primaria ejerce un fuerte impacto en la reducción de los casos y las muertes por tuberculosis

ISGlobal colabora en un estudio en Brasil que muestra el rol de las intervenciones de atención primaria de la salud en la reducción de las desigualdades en salud.

16.02.2022
salud, Brasil
Foto: Agência Brasília

La atención primaria orientada a la comunidad podría reducir en gran medida la morbilidad y la mortalidad de la tuberculosis y reducir la carga de enfermedad entre los grupos de población más vulnerables en países con ingresos bajos y medios. Esta es la conclusión principal de un estudio llevado a cabo en Brasil, desarrollado a través de una colaboración entre el Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal), el Instituto de Salud Colectiva (ISC) de la Universidad Federal de Bahía y el Centro de Integración de Datos y Conocimiento para la Salud (CIDACS) de Fiocruz, usando una cohorte muy grande de personas a lo largo de un extenso periodo de tiempo. El estudio, que fue coordinado por Davide Rasella, investigador de ISGlobal, centro impulsado por la Fundación “la Caixa”, se ha publicado recientemente en The Lancet Global Health.

La tuberculosis (TB) se sitúa entre las diez causas principales de muerte a nivel mundial, y se considera una enfermedad relacionada con la pobreza. En este estudio, los autores evaluaron los efectos de uno de los mayores programas de atención primaria de salud del mundo, la Estrategia de Salud de la Familia (ESF) de Brasil, sobre resultados medibles de la tuberculosis como la incidencia, la mortalidad, la curación y la tasa de letalidad.

Utilizando una cohorte de ámbito nacional de 7,3 millones de individuos –con 7.184 casos de tuberculosis− a lo largo de un periodo de estudio de 10 años (de enero de 2004 a diciembre de 2013), y un diseño denominado casi-experimental, los investigadores encontraron que la exposición al programa de atención primaria de salud se asociaba con una menor incidencia y mortalidad por tuberculosis, y con un aumento de las tasas de curación. También se detectaron asociaciones con una reducción de la tasa de letalidad de la tuberculosis, pero no fueron estadísticamente significativas.

Después de realizar ajustes en función de las variables demográficas y socioeconómicas, el análisis mostró que el hecho de ser mujer, de disponer de un nivel más elevado de educación y de poseer unos mayores ingresos por cápita ejercía un efecto global protector, mientras que las personas de raza negra, las personas de edad avanzada y las que vivían en alojamientos precarios presentaban un riesgo aumentado.

 “El Impacto de la ESF fue mayor entre las personas más pobres, lo que subraya la importancia de la atención primaria de salud en la reducción de las desigualdades en salud” explica Davide Rasella, que lidera el Grupo de Evaluación de Impacto en la Salud (EIS) en ISGlobal.

Los efectos de la COVID-19 sobre la TB

Durante la pandemia de COVID-19, se ha predicho un aumento sustancial en la carga de tuberculosis a nivel mundial, como consecuencia de la alteración de los servicios de salud y un aumento de la pobreza, en especial en países con ingresos bajos y medios. Por consiguiente, se necesitan urgentemente intervenciones rápidas y generalizadas para mitigar los efectos de la pandemia sobre esta enfermedad.

“En la actualidad, las intervenciones en atención primaria de salud podrían mitigar el esperado aumento en la incidencia de la tuberculosis derivado del notable incremento en las tasas de pobreza. Estas intervenciones, por consiguiente, representan un importante factor de resiliencia durante esta crisis”, añade Rasella. Según la Estrategia Fin a la Tuberculosis de la OMS, la expansión de la cobertura sanitaria universal es una de las intervenciones más factibles y efectivas que podrían reducir su carga para el año 2025.

La Estrategia de Salud de la Familia de Brasil

A lo largo de las dos últimas décadas, Brasil ha implementado una de las mayores y más efectivas intervenciones de atención primaria de salud a nivel mundial, la Estrategia de Salud de la Familia (ESF), uno de los programas de atención primaria de salud más ampliamente evaluados. La ESF se basa en equipos de salud familiar, que incluyen profesionales de la medicina, personal de enfermería y trabajadores de salud de la comunidad, que se responsabilizan de la promoción de la salud, la prevención, la asistencia sanitaria, la recuperación y el seguimiento de pacientes y personas en sus zonas de influencia (alrededor de 3.450 habitantes), incluyendo también las visitas a domicilio y las intervenciones comunitarias.