Investigación

Ahora es el momento de curar la hepatitis B

Un Comentario publicado en Nature Review establece las bases del impulso que hay detrás de la investigación para lograr la cura de la hepatitis B

27.07.2018

En la víspera del Día Mundial de la Hepatitis, la International Coalition to Eliminate HBV (ICE-HBV, Coalición Internacional para Eliminar el HBV) -un grupo global de investigadores, representantes de pacientes y organizaciones sanitarias- ha reclamado la integración de la cura de la hepatitis B (HBV) en los planes globales de eliminación de la hepatitis vírica.

Más de 290 millones de personas en todo el mundo sufren una infección crónica con HBV, una infección vírica que ataca al hígado y que puede causar tanto una enfermedad aguda como crónica. El año pasado, casi 900.000 personas fallecieron a causa de dicha enfermedad.

Existe una vacuna segura y efectiva para prevenir la infección por HBV, y su distribución universal es esencial para que pueda eliminarse dicha infección de la lista de amenazas para la salud pública. También es necesario un tratamiento de por vida para las personas que ya sufren la infección crónica; sin embargo, actualmente sólo tienen acceso a dicho tratamiento cerca del 5% de los 94 millones de personas que lo necesitan.

Llamamiento para investigar sobre la hepatitis B

Varios miembros del ICE-HBV, en un comentario publicado hoy en Nature Reviews Gastroenterology and Hepatology, exponen que debe llevarse a cabo la investigación científica adecuada para curar la enfermedad, y disponer de la preparación apropiada para complementar la estrategia de eliminación global de la Organización Mundial de la Salud, la vacuna contra el HBV y el tratamiento, que muestra una buena tolerancia pero es de difícil acceso. 

“Es una obligación moral hacer accesible rápidamente el diagnóstico y el tratamiento a los “millones que faltan”, y garantizar que los sistemas de salud les tengan en cuenta para proporcionarles un acceso equitativo a los tratamientos curativos a medida que estén disponibles”, dijo Jeffrey Lazarus, miembro del ICE-HBV y jefe del Grupo de Investigación en Sistemas de Salud del Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal), centro impulsado por la Fundación Bancaria “la Caixa”.

El régimen de tratamiento actual ayuda a mantener el HBV bajo control, pero no es una cura, ya que no puede eliminar por completo el HBV de las células infectadas. Incluso si se sigue un tratamiento continuado, las personas afectadas siguen presentando un riesgo más elevado de desarrollar cáncer de hígado, en especial quienes sufren una cirrosis subyacente como consecuencia de una infección crónica por HBV. Presenta problemas en el ámbito de la adherencia al tratamiento, y requiere una inversión considerable para mantener la monitorización sostenida, y estos problemas hacen aún más difícil conseguir la eliminación.

Los avances científicos recientes y el impulso proporcionado por el descubrimiento de una cura para el virus de la hepatitis C (HCV) han alimentado la esperanza de encontrar una cura para el HBV. El ICE-HBV llama a aumentar la inversión en la investigación para la cura del HBV y la preparación para dicha cura, para salvar la vida de los 290 millones de personas que viven con hepatitis B crónica en todo el mundo, la mayoría de ellos sin saber que sufren la infección. 

Estrategia Científica Global 

El ICE-HBV pondrá en marcha una Estrategia Científica Global para Curar la Hepatitis B inmediatamente antes del congreso de la American Association for the Study of Liver Diseases en San Francisco, en noviembre del 2018. La estrategia científica tiene como objetivo guiar y acelerar los esfuerzos de investigación a nivel global, para garantizar que los objetivos establecidos por la OMS se cumplan de una manera sostenible. El ICE-HBV ya ha empezado a avanzar hacia las prioridades de investigación más urgentes, como el desarrollo de modelos y ensayos fiables para estudiar el impacto de nuevas moléculas en desarrollo.

Aunque el ICE-HBV apoya firmemente tanto la estrategia sectorial de salud global de la Organización Mundial de la Salud como la campaña “Find the Missing Millions” (“Encontremos los Millones que Faltan”) de la World Hepatitis Alliance, reclama una aproximación, en términos de cobertura sanitaria, más universal como respuesta a la hepatitis B, en la que las agencias de salud pública y de investigación vayan más allá de los objetivos existentes y trabajen en colaboración para descubrir y garantizar el acceso a regímenes de tratamiento curativos a las personas que viven con HBV.

“Que haya cerca de 900.000 personas muriendo innecesariamente de hepatitis B al año es simplemente inaceptable”, afirmó Peter Revill, Presidente y Médico Sénior en el Victorian Diseases Reference Laboratory del Doherty Institute. “La investigación para obtener una cura para el HBV representaría un cambio espectacular para todas las personas infectadas con el HBV, evitaría efectos no deseados y les permitiría vivir una vida totalmente productiva y libre de tratamiento, al tiempo que reduciría el estigma asociado a esta enfermedad crónica”.