Investigación

Para el Día Mundial de la Hepatitis, un llamamiento para ampliar y simplificar el diagnóstico precoz

La gran mayoría de personas con infección crónica por virus de la hepatitis B o C no es diagnosticada o es diagnosticada de manera tardía

26.07.2019
Foto: World Hepatitis Alliance

A pocos días del Día Mundial de la  Hepatitis, este 28 de julio, los investigadores de ISGlobal Jeffrey Lazarus y Camila Picchio firman un comentario en Nature Reviews Gastroenterology and Hepatology, en el que sostienen que, para eliminar la hepatitis viral en el 2030, es fundamental ampliar y simplificar el diagnostico temprano de la enfermedad.   

Se estima que la hepatitis viral causó 1,3 millones de muertes en el 2016, la mayoría de ellas por Virus de la Hepatitis B (VHB) y Virus de la Hepatitis C (VHC). La disponibilidad de una vacuna muy eficaz contra VHB y la llegada reciente de tratamientos antivirales de acción directa para VHC son claves para alcanzar el objetivo de eliminar la hepatitis viral como problema de salud pública para el 2030. Sin embargo, la gran mayoría de personas con infección crónica por VHB o VHC permanecen sin diagnóstico y, aquellas diagnosticadas suelen estar en fases avanzadas de enfermedad hepática.

“Esto tiene consecuencias importantes sobre la salud individual y pública,” dice J. Lazarus. Las personas no tratadas son altamente infecciosas y corren el riesgo de enfermar gravemente. La solución es “simple y directa”, e implica ampliar el diagnóstico temprano, asociarlo a la atención sanitaria y crear conciencia sobre la efectividad de los nuevos tratamientos. El diagnóstico en entornos comunitarios necesita ampliarse para alcanzar las poblaciones con mayor riesgo, como las personas que usan drogas y los migrantes. Las pruebas para HCV, por ejemplo, son particularmente fáciles y simples de utilizar en los puntos de atención.

“Sin una acción concertada, la eliminación no será posible y la mortalidad por VHB y VHC no disminuirá,” concluye Lazarus.   

Georgia: un caso de éxito

Un editorial relacionado en el Journal of Hepatology analiza el caso de Georgia, un país donde más del 5% de la población vive infectada por el VHC. Fue el primer país en lanzar un programa integral que incluye prevención, cribado, tratamiento, vigilancia, incidencia política y educación. “Esto es aún más remarcable si consideramos que no es un país de renta alta,” dice Lazarus. El país fue designado centro de excelencia para la eliminación de hepatitis viral por el EASL International Liver Foundation, co-presidido por Lazarus.

Referencia

Recursos

Kit de recursos para crear una relación de colaboración positiva con pacientes que tienen alto riesgo de hepatitis C