Investigación

En el Día Mundial contra la Hepatitis, ISGlobal lanza dos grandes proyectos para avanzar en la eliminación de las hepatitis víricas en España

Un proyecto tiene por objetivo mejorar la atención a la hepatitis B entre los migrantes que llegan a Barcelona, mientras que el otro busca eliminar la hepatitis C entre personas que consumen drogas en las islas Baleares

28.07.2020
Dia Mundial Hepatitis 2020
Foto: WHO

"Encuentra a los millones que faltan” y “Un futuro sin hepatitis” son los temas del Día Mundial de la Hepatitis de este año (28 de julio), que pone énfasis en la necesidad de encontrar a las personas no diagnosticadas y en vincularlas a la atención médica. Esto es justamente lo que se proponen dos grandes proyectos lanzados por ISGlobal, centro impulsado por la Fundación ”la Caixa”: mejorar la detección y vacunación de la hepatitis B entre los inmigrantes ghaneses y senegaleses de Barcelona, y brindar asistencia a la hepatitis C entre personas que consumen drogas en las islas Baleares. Ambos proyectos, liderados por el investigador y jefe del grupo de investigación en sistemas de salud y enfermedades infecciosas de ISGlobal Jeffrey V Lazarus, han obtenido fondos competitivos de Gilead Sciences (son los únicos proyectos en España que lo han conseguido, en sus categorías).

Hepatitis B y migrantes en Barcelona

El proyecto de hepatitis B realizará un cribado de esta hepatitis entre las poblaciones migrantes de África occidental que viven en el área metropolitana de Barcelona y les proporcionará vacunas en colaboración con las autoridades sanitarias locales, además de vincular a estas personas con los cuidados médicos pertinentes. “Vacunarse contra la hepatitis B brinda protección contra la infección y es especialmente importante para las mujeres, porque las protege tanto a ellas como a sus futuros bebés”, explica Camila Picchio, investigadora doctorante de ISGlobal que trabaja en el proyecto. “Utilizaremos métodos avanzados para recolectar muestras (como muestras de sangre secas) y nuevos métodos de diagnóstico, incluidas las pruebas de detección rápida”, agrega Lazarus, “y el proyecto se dirigirá de manera conjunta con los miembros de la comunidad". Los pacientes identificados que requieran tratamiento y seguimiento serán enviados al Hospital Clínic de Barcelona (en coordinación con la Dra. Sabela Lens) o al Hospital Vall d’Hebron (en coordinación con la Dra. Maria Buti) mediante un sistema de derivación establecido.

Llamado HBV-COMSAVA, el proyecto se implementará en colaboración con la Agencia de Salud Pública del Gobierno de Cataluña (ASPCAT), en un marco más amplio de pruebas de detección del virus entre las poblaciones migrantes que viven en Cataluña. El Grupo de investigación de virología clínica molecular y nuevas herramientas de diagnóstico del Hospital Germans Trias i Pujol, dirigido por Elisa Martró, está implementando simultáneamente iniciativas de pruebas de hepatitis C comunitarias entre poblaciones migrantes de países altamente endémicos, basándose en su exitosa labor previa con migrantes pakistaníes (HepClink).

Como Lazarus y sus colegas afirman en un editorial publicado en el Journal of Hepatology con motivo del Día Mundial de la Hepatitis, la presente pandemia de COVID-19 ofrece una oportunidad única para abordar las dudas sobre las vacunas al promover los beneficios de una vacuna COVID-19 en particular y de la vacunación en general: “Debemos hacer hincapié en que la vacunación contra la hepatitis B previene una infección viral que puede requerir tratamiento de por vida y puede provocar cáncer de hígado”. Los índices actuales de cobertura de vacunación son insuficientes, particularmente en África subsahariana y Asia. La cobertura mundial de vacunación de hepatitis B en recién nacidos fue del 38% en el 2005.

Hepatitis C y personas que consumen drogas en las islas Baleares

El otro estudio (Hep C Free Baleares) es un proyecto a gran escala que se implementará en Mallorca, Menorca e Ibiza, el primero de este tipo que se lleva a cabo en la región. Se centrará en los centros de servicios para adicciones, una unidad móvil de metadona y una prisión para realizar pruebas de detección de la hepatitis C a personas que usan drogas y, a partir de ahí, vincularlas con la atención y el tratamiento de la hepatitis, creando nuevas vías o mejorando las existentes mediante la coordinación con las principales partes interesadas, que incluyen las autoridades sanitarias locales, las coinvestigadores Dra. Maria Buti del Hospital Vall d’Hebron y la Dra. Àngels Vilella del Hospital Son Llàzter de Mallorca y socios del proyecto como la Cruz Roja de las Islas Baleares, la ONG Projecte Home y la cárcel de Mallorca.

El proyecto cuenta con el apoyo de otros actores clave como hepatólogos, microbiólogos, farmacéuticos, especialistas en adicciones y trabajadores sociales.

¿Camino de la eliminación global?

A nivel mundial, la mayoría de países no se encuentran en camino de cumplir los objetivos mundiales de eliminación de la hepatitis, como muestran Lazarus y sus colegas en un análisis publicado en The Lancet Gastroenterology and Hepatology. En este análisis los autores clasificaron a los países de acuerdo con sus políticas de hepatitis B y C. Se mostraba cómo algunos países conseguían muy buenas puntuaciones en políticas pero no avanzaban en el cumplimiento de los objetivos de eliminación, lo que pone en evidencia posibles brechas entre las políticas y su implementación.

 

Referencias:

Lazarus JV, Picchio CA, Nayagam S, et al. Strengthening vaccine confidence during the COVID-19 pandemic: A new opportunity for global hepatitis B virus elimination. J Hepat, 2020. 

Palayew A, Razavi H, Hutchinson SJ, Cooke GS, Lazarus JV. Do the most heavily burdened countries have the right policies to eliminate viral hepatitis B and C? The Lancet GastroHep, 2020

Nuevas publicaciones adicionales