25N: En el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres, nuestra sororidad y solidaridad con las mujeres de Irán

25N: En el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres, nuestra sororidad y solidaridad con las mujeres de Irán

25.11.2022
Roshi Rouzbehani
Foto: Diferentes trabajos de Roshi Rouzbehani, una ilustradora freelance iraní afincada en Londres. https://www.roshirouzbehani.com

[Este texto ha sido elaborado en el seno de la Comisión de Equidad y Género de ISGlobal.]

Probablemente ningún país se libre de las diferentes formas de violencia que se ejerce contra las mujeres (y que la pandemia de COVID-19 no ha hecho más que exacerbar). Pero en algunos lugares del planeta esta lacra adquiere proporciones especialmente dramáticas. Pensamos en Nigeria o en Afganistán, pero también, por motivos de actualidad, en Irán.

Queremos aprovechar la ocasión que brinda el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres (25 de noviembre) para abordar lo que está ocurriendo en el país persa. Nos adherimos así a la campaña de 16 días que impulsa desde 2008 Naciones Unidas para poner de manifiesto que “la violencia contra las mujeres es la violación más generalizada de los derechos humanos en todo el mundo”. Desde hoy, 25 de noviembre, hasta el Día de los Derechos Humanos (10 de diciembre), incluyendo el Día de las Defensoras de los Derechos Humanos (29 de noviembre), cualquier persona puede unirse a esta campaña como activista.

Nos adherimos así a la campaña de 16 días que impulsa desde 2008 Naciones Unidas para poner de manifiesto que “la violencia contra las mujeres es la violación más generalizada de los derechos humanos en todo el mundo”

En ISGlobal lo hacemos manifestando públicamente que estamos con las mujeres y niñas de Irán. Bajo el lema transnacional “Mujer, Vida y Libertad”, están liderando protestas pacíficas mientras su gobierno las reprime y humilla de forma violenta y constante. Desde aquí, mostramos nuestro apoyo, solidaridad y sororidad a las mujeres y niñas de Irán en su legítima y pacífica lucha por sus derechos.

Las protestas en el país no son nuevas pero la magnitud de la actual ola de manifestaciones no tiene precedentes, y se desarrolla bajo el esperanzador y sorprendente liderazgo de un movimiento feminista muy joven (generación Z) que se vio sacudido, a mediados de septiembre, por la muerte de una joven de 22 años poco después de ser detenida por mostrar algunos mechones de cabello. La imagen de la joven asesinada, Mahsa Amini, se repite en las manifestaciones como símbolo de la libertad.

 

Detalle de la cuenta de Instagram de Roshi Rouzbehani.

Declaración de ISGlobal

En ISGlobal condenamos enérgicamente la violencia y las humillaciones contra las mujeres y las niñas, y la extrema violencia y represión a las que se han enfrentado recientemente las manifestantes durante las concentraciones. Enviamos nuestras más profundas condolencias a la familia de Mahsa Amini, Nika Shakarami, Hadis Najafi, Sarina Esmailzadeh y a todas las familias de las más de doscientas personas asesinadas durante las protestas. Nos hacemos eco de sus voces a favor de la mujer, la vida y la libertad.

También defendemos el derecho del pueblo iraní a organizarse, protestar, votar y vivir libremente en una democracia real, ejerciendo sus derechos sin miedo. Por ello, instamos a la comunidad internacional a que ayude al pueblo iraní, respetando su soberanía con las más sinceras intenciones. 

También animamos a las personas, a nivel individual, a reconocer y dar voz a las mujeres iraníes a través de algunas de las siguientes acciones:

  • Informarse.
  • Interesarse por su historia. Dos buenos libros son “La Jaula de Oro”, de Shirin Ebadi", o “Persépolis”, de Marjane Satrapi (llevado al cine).
  • Deconstruir las narrativas que giran en torno a Oriente Medio, sus mujeres y sus símbolos.
  • Exigir a los medios de comunicación una cobertura amplia y realista de la situación en países como Irán.
  • Amplificar sus protestas en las redes sociales con sus hashtags o en nuestra comunidad.
  • Manifestarse y mostrarles apoyo.
  • Presionar a nuestros Gobiernos para que ayuden al pueblo iraní, respetando su soberanía.
  • Donar dinero o ayuda a las organizaciones que luchan por los derechos humanos.
  • Cuidar el planeta y sus recursos, porque nuestro modelo de producción y consumo repercute directamente en la vida de otras personas.
  • Luchar también contra la discriminación que sufren las mujeres migrantes en los países europeos, en sus fronteras, en el acceso a la vivienda, e incluso en las escuelas por llevar el velo.

En definitiva, asumamos nuestra responsabilidad y no miremos para otro lado, mientras las mujeres de Irán luchan por la libertad.