ISGlobal Researchers Travel to the Smallest Capital in the World: a Story About Mercury

Un equipo de ISGlobal viaja a la capital más pequeña del mundo: Una historia sobre el mercurio

20.6.2018

La 6ª conferencia sobre toxicología y programación prenatal, PPTOX VI, un acontecimiento que reúne a toxicólogos, médicos especialistas en salud pública y científicos ambientales, tuvo lugar del 27 al 30 de mayo de 2018 en Torshavn, en las Islas Feroe. Esta singular ubicación, situada en el Atlántico Norte, entre las Islas Shetland e Islandia, fue de hecho un enclave perfecto para la realización de un evento de estas características.

En las Islas Feroe se llevó a cabo el primer estudio que demostró los efectos perjudiciales sobre (...) niños cuyas madres habían estado expuestas al mercurio

En las Islas Feroe se llevó a cabo el primer estudio longitudinal que demostró los efectos perjudiciales sobre el sistema nervioso e inmunitario de los niños y niñas cuyas madres hubieran estado expuestas al mercurio y a los compuestos organoclorados durante el embarazo. Las Feroe son una nación de 50.000 habitantes, con un gobierno autónomo, bajo la soberanía externa del Reino de Dinamarca. Cabe destacar que su parlamento es el más antiguo del mundo, y se remonta a la era Vikinga, hace más de mil años. A pesar de su escasa población, mantiene una fuerte identidad cultural, con énfasis en la tradición y las artes, un idioma y una bandera independientes, y es ampliamente conocida como un enclave epidemiológico ideal.

De dicha población se han reclutado diferentes series de cohortes de nacimiento; en concreto, 2.300 niños y niñas de las Feroe desde el 1985. El estudio inicial se centró en los efectos del mercurio en la dieta de los habitantes de las Feroe, y posteriormente se expandió e incluyó también los bifenilos policlorados (PCB) y los compuestos perfluoroalquilados (PFAS). En esta comunidad pesquera del Atlántico Norte, se han identificado unos niveles alarmantes elevados de mercurio, compuestos organoclorados y compuestos perfluorados, ingeridos a través del consumo de aves marinas y de carne de ballena -una práctica importante tanto desde el punto de vista cultural como desde el económico.

Se han identificado unos niveles alarmantes elevados de mercurio, compuestos organoclorados y compuestos perfluorados

Después de la publicación de los resultados en la cohorte de nacimiento de las Islas Feroe, se informó a la población de los posibles efectos secundarios asociados al consumo de productos procedentes de ballenas piloto, en especial en niños, mujeres embarazadas e incluso mujeres que estuvieran planeando un embarazo. Se requirieron perserverancia y tacto, desde un punto de vista cultural, para sensibilizar a la población sobre estos temas.

Dado el clima tan inhóspito de estas islas para la agricultura, la fuente principal de alimento para los habitantes de las Feroe han sido el pescado y el cordero; la ballena piloto ha sido una presa codiciada a causa de su elevado valor nutricional. Incluso ya en la década de 1970, los médicos escolares llegaban a recomendar a padres y madres que incluyeran grasa de ballena en el desayuno de sus hijos e hijas. Hoy en día, los habitantes más jóvenes de las Feroe son conscientes del peligro y han reducido su consumo drásticamente, en especial gracias a los esfuerzos de comunicación llevados a cabo por las autoridades locales de salud pública y del apoyo internacional.

Hoy, los habitantes más jóvenes de las Feroe son conscientes del peligro y han reducido su consumo drásticamente, en especial gracias a los esfuerzos de comunicación

En el congreso, las y los investigadores de ISGlobal Maribel Casas, Charline Warembourg, Jordi Sunyer, Parisa Montazeri y yo misma presentamos resultados acerca de las amenazas medioambientales en niños de España y del resto de Europa. El consumo de pescado, y en consecuencia la exposición al mercurio, es especialmente elevado en el Proyecto INMA – Infancia y Medio Ambiente, una cohorte de nacimiento en España liderada por ISGlobal. Se hallaron unos niveles medios de 8.8 µg/L de mercurio total en la sangre del cordón umbilical de niñas y niños españoles recién nacidos - un valor inferior a los 22.9 µg/L hallados en la primera cohorte de las Feroe (1986 – 1987), pero superior a los 4.59 µg/L detectados en la quinta cohorte (2007-2009, también en sangre de cordón umbilical).

En un estudio del Proyecto HELIX, donde se analizaron los perfiles “ómicos” en la orina y la sangre de los niños, detectamos que los compuestos perfluorados, el arsénico y el mercurio estaban más directamente asociados con la huella metabólica de los niños y niñas, en especial con los ácidos grasos poliinsaturados (AGPI). En otras presentaciones de la conferencia se aportaron nuevas perspectivas sobre el metabolismo del mercurio a través de la microbiota intestinal, y se reveló la existencia de una capacidad variable individual para eliminar dichos productos tóxicos.

Las cohortes de nacimiento de las Islas Feroe nos aportaron una lección sobre el papel desempeñado por la ciencia en la salud pública

En conjunto, las cohortes de nacimiento de las Islas Feroe nos aportaron una lección sobre el papel desempeñado por la salud pública. Es posible monitorizar los niveles de contaminantes en poblaciones vulnerables, en este caso la población infantil, y estudiar las consecuencias de dichos compuestos sobre la salud, pero toda investigación se engloba en un contexto determinado. En el caso de la población de las Feroe, comer pescado es una parte importante de su cultura: ha sido su única fuente de alimento durante siglos, y su principal actividad económica (20% del PIB). Hasta cierto punto, han respetado su entorno natural y su tradiciones aferrándose a ello. Las políticas locales de salud, por lo tanto, se enfocaron a los grupos de población más vulnerables para reducir la carga sanitaria relacionada con la contaminación en las ballenas. El documental premiado “Islands and whales” (Islas y Ballenas, 2016) supo captar, con sensibilidad y con gran sentimiento, la difícil elección, entre salud y tradición, a la que se enfrentan los habitantes de las Islas Feroe.

Existen muchos aspectos controvertidos relacionados con el consumo de pescado

Existen muchos aspectos controvertidos relacionados con el consumo de pescado: en primer lugar, a nivel de salud pública en términos de compensación entre ingestión de nutrientes y exposición a productos tóxicos; en segundo lugar, a nivel de las perspectivas en conservación marina y seguridad alimentaria, dadas la sobrepesca y la caída en picado de la biodiversidad marina.

Debe utilizarse una aproximación de ecosistema global para aconsejar a la población sobre la alimentación -y sobre su estilo de vida en general- en función del lugar donde vivan y de su trasfondo cultural.

La investigación en salud ambiental es inherentemente global, e incluye la salud de las poblaciones humanas, la salud individual y la salud del planeta. En el caso de las Feroe, la huella de carbono y el elevado precio de los alimentos importados tal vez deberían tenerse en cuenta durante la elaboración de políticas sanitarias. Resulta irónico que este remoto archipiélago, que no tiene responsabilidad relevante alguna en la contaminación por mercurio, deba ahora abandonar una fuente de alimentación tradicional que ha aportado energía y nutrientes esenciales a la población durante muchos siglos, y sustituirla hoy en día por, probablemente, comida procesada.