Necesitamos una vacuna del Sida

Necesitamos una vacuna del Sida

18.5.2013

Hoy, 18 de mayo, es el Día Mundial de la Vacuna del Sida y hoy, como cada día del año, unas 7.000 personas adquirirán la infección del VIH. Por ello, dedicamos este día a insistir en la necesidad de contar con una vacuna que nos ayude a detener y erradicar la pandemia del Sida, además de reconocer y agradecer a las personas que, en todo el mundo, trabajan y hacen posible la investigación de una vacuna del Sida.

Las cifras de esta pandemia son estremecedoras. Más de 34 millones de personas viven con el VIH, un virus que ha provocado la muerte de más de 32 millones de personas en 25 años. Una situación especialmente grave en los países en vías de desarrollo, donde se producen el 90% de las nuevas infecciones, y particularmente en el África Subsahariana, donde en muchos países el VIH/Sida sigue siendo una crisis de salud pública extraordinaria.

Necesitamos nuevas respuestas que complementen las estrategias actuales y una vacuna segura, eficaz y accesible supondría un avance extraordinario en el control del VIH, permitiendo que muchos de los costes actuales de la respuesta al VIH/SIDA se canalizaran hacia otros objetivos de salud y desarrollo, y por supuesto incidiendo positivamente en su productividad y desarrollo económico.

Las vacunas son las intervenciones de salud pública más rentables, después de la potabilización del agua y en los últimos años, la investigación en vacunas contra el VIH ha vivido progresos sin precedentes, acercándonos más que nunca a una vacuna eficaz contra esta infección.

Para ello, es necesario el apoyo político de los países donantes como España. Con su apoyo político y financiero a la investigación en salud global y particularmente al desarrollo de una vacuna contra el Sida, España se ha situado en la liga de países desarrollados que unen fuerzas y estrategias en busca de un bien publico global, como bien viene reconociendo la comunidad internacional.

La reanudación de este apoyo es vital para la causa de la salud global, y para mantener a España en esa vanguardia de los países de nuestro entorno.