¿Cómo puede la ciudad de Sao Paulo evitar más de 11.000 muertes anuales? Mejorando la planificación urbana y del transporte

¿Cómo puede la ciudad de Sao Paulo evitar más de 11.000 muertes anuales? Mejorando la planificación urbana y del transporte

26.4.2022
post sao paulo 1.jpg
Foto: Magnesium Alloy - Sao Paulo, Brasil.

América del Sur es el continente más urbano del mundo, donde casi un 85% del total de la población vive ya en ciudades. Sin embargo, la evidencia científica acerca de los efectos sobre la salud de las políticas de planificación urbana en las ciudades de dicho contintente es limitada en comparación con la de urbes situadas en países de ingresos altos. Además, ningún país sudamericano ha institucionalizado el uso de la evaluación de impacto en la salud (HIA, por sus siglas en inglés) para la toma de decisiones y la creación de políticas.

En un estudio publicado recientemente, nos propusimos evaluar los impactos en salud de las exposiciones ambientales urbanas en Sao Paulo, Brasil. Esta ciudad tiene una población de más de 12 millones de habitantes y está densamente construida, con un uso elevado de materiales de superficie impermeable, mucho tráfico motorizado y una distribución desigual de los espacios verdes y azules, lo que se ha asociado con el efecto de la isla de calor.

En un estudio publicado recientemente, nos propusimos evaluar los impactos en salud de las exposiciones ambientales urbanas en Sao Paulo, Brasil

Estimamos el número de muertes causadas por no tener en cuenta los niveles recomendados a nivel internacional –o valores de referencia locales– de contaminación atmosférica, espacios verdes y temperatura, y determinamos la distribución espacial de estas muertes.

El estudio de la evaluación de impacto en la salud

Creamos modelos de exposición para estimar la contaminación atmosférica –dióxido de nitrógeno (NO2)− y la distribución de la temperatura ambiental por toda la ciudad, y utilizamos datos de satélite a alta resolución para estimar los espacios verdes. También incluimos los datos de contaminación atmosférica por materia particulada con un diámetro de 2,5 mm o menos (PM2,5), a nivel de ciudad. Posteriormente, recogimos datos sobre población y mortalidad.

Comparamos la distribución actual de exposiciones urbanas con el escenario ideal hipotético que resultaría de seguir las directrices siguientes:

  • Contaminación atmosférica: concentraciones de NO2 no superiores a 10 μg/m3, y PM2,5 no superiores a 5 μg/m3, según las directrices de la OMS.
  • Espacios verdes: suponiendo que la ciudad fuera tan verde como los dos distritos céntricos conocidos como los distritos de Jardins, que fueron desarrollados según el concepto de Ciudad Jardín.
  • Exceso de calor: una reducción de 1ºC en la temperatura, asumiendo un aumento de la vegetación y la permeabilidad, y una reducción del tráfico motorizado.

Gráfico incluido en el estudio. Se muestran mapas de exposición ambiental y de la red de carreteras principales a nivel de sección censal de Sao Paulo. (A) Red vial principal de Sao Paulo. (B) Contaminación del aire: concentraciones medias anuales de NO2 (μg/m3) estimadas para 2017. (C) Espacios verdes: nivel NDVI para cada sección censal, distritos de jardín resaltados en amarillo. (D) Exceso de calor: Temperatura máxima media diaria (°C) entre el 05/10/2018 y el 05/09/2019.

 

Asociamos la diferencia entre los niveles de exposición estimados y los ideales con la mortalidad, para cuantificar la carga de mortalidad atribuible al no cumplimiento de estos niveles de exposición. También evaluamos la distribución de la exposición y del impacto sobre la salud en función de la vulnerabilidad socioeconómica de la población, en base a un índice que incluye distintas dimensiones de la pobreza (ingresos, educación y ciclo de vida).

Creamos modelos de exposición para estimar la contaminación atmosférica y la distribución de la temperatura por toda la ciudad, y utilizamos datos de satélite a alta resolución para estimar los espacios verdes

Hacia una ciudad saludable, sostenible e igualitaria

Nuestro análisis muestra que el 17% de la mortalidad anual total por causas naturales de Sao Paulo −11.372 muertes atribuibles− podría prevenirse si la ciudad cumpliera con las recomendaciones internacionales o locales de contaminación atmosférica, espacios verdes y temperatura. La mayor carga de mortalidad fue atribuida a la superación de los límites de contaminación atmosférica −8.490 muertes−, seguida de una presencia insuficiente de espacios verdes −2.593 muertes− y de una exposición excesiva al calor −370 muertes−.

Detectamos mayores impactos adversos sobre la salud en áreas de menor vulnerabilidad socioeconómica, a causa del perfil demográfico –poblaciones más envejecidas con unos niveles de base más elevados de mortalidad natural–, las configuraciones de las áreas residenciales –vivir alrededor de las áreas centrales, cerca del trabajo y de los servicios– y la densidad de tráfico –la mayoría de residentes viven en el centro de la ciudad, y en las zonas centrales existe una mayor densidad de tráfico y unos niveles más elevados de contaminación atmosférica que en las zonas periféricas–. Sin embargo, dado que en la zona central es donde la mayoría de la población pasa el día –trabajando, estudiando, durante el tiempo de ocio, etc. – suponemos que la carga real de quienes viven en las zonas periféricas es más elevada de lo que muestran nuestras estimaciones. Además, las acciones en el centro de la ciudad podrían afectar positivamente a toda la población de Sao Paulo.

Nuestro análisis muestra que el 17% de la mortalidad anual total por causas naturales de Sao Paulo −11.372 muertes atribuibles− podría prevenirse si la ciudad cumpliera con las recomendaciones internacionales o locales de contaminación atmosférica, espacios verdes y temperatura

La reducción de la contaminación atmosférica en Sao Paulo requiere un abordaje multisectorial y multinivel enfocado a la regulación y el seguimiento de la quema de madera y de residuos, a la construcción (es decir, en especial para las PM2,5), a las actividades industriales que aún siguen realizándose cerca de la ciudad, al transporte motorizado (esto es, especialmente para el NO2), y a la planificación integrada y la colaboración con otros distritos. El fomento del transporte público y activo, la mejora de la seguridad viaria y la conectividad multimodal, así como las oportunidades de trabajo descentralizadas, son aspectos necesarios para reducir la dependencia del coche y las distancias de desplazamiento.

Carril bici en la avenida Paulista, Sao Paulo, Brasil. Foto: Mirthyani Bezerra.

 

En cuanto a los espacios verdes, Sao Paulo debería considerar aumentar sus zonas verdes de forma equitativa, no solo en lo que a disponibilidad se refiere, sino también en términos de calidad, mantenimiento y uso de estos espacios. En función de la localización exacta de estas áreas verdes, se las asocia con actividades de ocio, con iniciativas de agricultura destinadas a la autosubsistencia y a los mercados de alimentos, o con asentamientos informales e infraestructuras sociales más pobres, que requieren acciones distintas e integradas para proporcionar una respuesta apropiada. Dado que la ciudad está densamente construida, las políticas de espacios verdes podrían incluir la creación de "parques de bolsillo" o mini-parques, el reverdecimiento general de plazas, calles, patios y zonas públicas, la recuperación de espacios verdes históricos y la mejora de la provisión de áreas para actividades peri-urbanas agrícolas que apoyen la producción local de alimentos.

Creemos que se necesitan cambios hacia enfoques más sostenibles, respetuosos con el clima, equitativos y de promoción de la salud

Finalmente, las temperaturas diarias variaron a lo largo de la ciudad, y las temperaturas más suaves se detectaron en áreas con más espacios verdes. El aumento de la vegetación, la mejora de las áreas superficiales permeables y la reducción del tráfico motorizado pueden contribuir a controlar el exceso de calor en las áreas con mayor impacto por estrés térmico.

Creemos que se necesitan cambios hacia enfoques más sostenibles, respetuosos con el clima, equitativos y de promoción de la salud, y que estos cambios pueden remediar los efectos negativos en Sao Paulo. Las ciudades requieren una planificación urbana integrada y una estrategia de gobernanza multinivel, para mejorar la calidad y la justicia ambientales, al tiempo que se reduzca simultáneamente los impactos negativos en la salud.