2020: A Taste of the Year to Come

2020: A Taste of the Year to Come

27.12.2019

Predecir lo que el 2020 nos traerá (además de un día extra) no es fácil, pero los acontecimientos de este año ciertamente nos dan una idea de lo que se nos viene. Y, así como la sensación del gusto resulta de la combinación de cinco sabores básicos percibidos en nuestra lengua, lo mismo se puede decir sobre el sabor de boca que este año nos ha dejado el escenario de la salud global. 

 

 

 

Percibir la amargura ha sido importante para la supervivencia de la especie humana –un gran número de compuestos tóxicos en la naturaleza son amargos–. Y pocas cosas son más tóxicas para una sociedad como la desinformación, y para la salud pública, el movimiento antivacunas. El brote reciente de sarampión en Samoa, donde la cobertura de vacunación ha disminuido considerablemente en los últimos años, ha causado ya 73 muertes (y subiendo). Globalmente, el número de casos de sarampión se ha disparado en 2019, y la situación no cambiará si no se aumenta la cobertura de vacunación. Esto es doblemente preocupante ya que se ha visto que el virus del sarampión puede “borrar” la memoria del sistema inmune hacia otras enfermedades.

 

 

La acidez es muy desagradable en grandes cantidades. En el mundo actual, pocas cosas son más corrosivas que la desigualdad creciente – por ejemplo en salud y esperanza de vida –no solo entre países pero también dentro de un mismo país–. Como muestra el Informe de Desarrollo Humano de las Naciones Unidas de 2019, no solo se trata de desigualdad de ingresos sino también de oportunidades. En muchos países, la movilidad social se ha estancado y esto ha generado una frustración creciente que ha alimentado las protestas recientes en el Medio Oriente y Latinoamérica.   

 

 

Sobra decir que la sal, en grandes cantidades, es peligrosa para la salud. Hoy, la mayor amenaza para la humanidad es la emergencia climática. El 2019 cierra la década más caliente de la historia documentada, y el PNUMA advierte en su informe 2019 que los países simplemente no están haciendo lo necesario para limitar el calentamiento global a 1'5 C. Las temperaturas crecientes ya están teniendo consecuencias para la salud humana: en 2019, la ola de calor en julio provocó casi 1500 muertes solo en Francia, Sídney sufrió una contaminación atmosférica sin precedentes a causa de incendios, y el número de casos de dengue se disparó a nivel global debido a la expansión de su vector, por citar algunos ejemplos.

 

 

Percibimos el umami (“sabroso” en japonés) mediante receptores que detectan elementos de proteínas, esenciales para nuestra supervivencia. La innovación es ciertamente un ingrediente básico para afrontar los retos actuales y la buena noticia es que se está cocinando mucho en ese sentido. En el área de la salud, la inteligencia artificial ha hecho grandes progresos y podría ser particularmente relevante para mejorar la salud en países de bajos recursos. Por ejemplo, los dispositivos portátiles de coste reducido en comunidades y domicilios prometen ser una herramienta valiosa para la detección y manejo de enfermedades crónicas en zonas con recursos o acceso limitados.

 

 

La dulzura es ciertamente una sensación agradable y frecuentemente asociada al optimismo. En este sentido, Greta Thunberg y el activismo joven catalizado por la adolescente son una de las noticias más alentadoras del 2019. El planeta necesita una transformación rápida y profunda de nuestra sociedad y modelo económico, y estos futuros líderes deberán jugar un papel primordial en el proceso. Esperemos que, para el 2030, dirijan el rumbo de una nueva agenda global definida por una serie de normas completamente diferentes.

Hoy, ansiamos razones para ser optimistas de la misma manera que siempre hemos ansiado los sabores dulces y placenteros. ¡Que el 2020 marque el inicio de una década con mejor sabor!