Análisis y Desarrollo Global

Una llamada para acelerar la transformación colectiva

En un evento coorganizado por ISGlobal con más de 300 asistentes, expertos multidisciplinarios firman la Declaración de Madrid para el cumplimiento de la Agenda 2030

29.05.2019

¿Cómo acelerar la transformación sistémica y sostenible, necesaria para el cumplimiento de la Agenda 2030? Este fue el debate propiciado por “Acelera 2030”, un evento coorganizado por ISGlobal, la Universidad Politécnica de Madrid (itdUPM), la Red Española de Desarrollo Sostenible (REDS) e Iberdrola, en colaboración con Climate-KIC y el CSIC, el pasado 28 de mayo, en Madrid. El papel clave de Europa, la importancia de construir una narrativa común, la necesidad de cambio profundo, y la urgencia del cambio, fueron temas recurrentes a lo largo de la jornada.  

Con un auditorio desbordado por más de 300 asistentes, Jeffrey Sachs, director del Sustainable Devlopment Solutions Network (SDSN), Teresa Ribera, ministra para la transición ecológica, y Kirsten Dunlop, CEO de Climate-KIC e Ignacio Galán, presidente y CEO de Iberdrola, abrieron el debate en la sesión inaugural, moderada por Leire Pajin, presidenta de REDS y directora de desarrollo global en ISGlobal, centro impulsado por “la Caixa”. Todos resaltaron el papel clave de Europa en marcar el camino a seguir. Europa es un “bien público global” que debe “reencontrar su popularidad para evitar el populismo”. Para Ribera, es importante saber identificar miedos e inquietudes en la población, y hacerles experimentar los beneficios de la agenda de cambio.

“Narrativas para el cambio” fue el tema de la primera sesión interactiva. Gonzalo Fanjul, moderador de la mesa, introdujo a la narrativa – la manera de dar sentido a las ideas - como motor de transformación: “no hay modo de lograr esta agenda sin una narrativa común”. “La tecnología no es suficiente para responder a problemas complejos y puede incluso ser contraproducente,” dijo Gorka Espiau, profesor de la Universidad de McGill. La escucha activa es primordial para entender cómo generar cambio social, así como la exploración simultánea a diferentes escalas (comunitaria, empresarial, normativa…). Un concepto importante es que el cambio sistémico es más probable cuando va asociado a valores colectivos, como la igualdad.  La mesa de ponentes también resaltó el papel de las emociones para cambiar las narrativas, y que los ODS son la única narrativa global que nos invita a la cooperación y solidaridad colectiva.

La segunda sesión exploró maneras de catalizar el cambio a partir de otra manera de abordar la innovación: una innovación para y con organizaciones, ciudades y autoridades interesadas por resolver problemas, basada en el uso de datos abiertos y que apueste por múltiples iniciativas según sus probabilidades de inducir cambio más que en méritos. Una innovación que genere métricas para dar valor al cumplimiento de los objetivos. 

En la tercera sesión se ilustraron algunos ejemplos de iniciativas en ciudades, puertos, o energéticas que, si bien son prometedoras, requieren interconectarse con otras acciones para lograr un efecto a gran escala. Mark Nieuwenhuijsen, director de la Iniciativa de Planificación Urbana, Salud y Medio Ambiente de ISGlobal, recordó que los coches ocupan el 60% del espacio público en las ciudades, y que se necesita una reflexión sistémica para lograr ciudades a escala humana.   

Si bien la transformación ha comenzado, la pregunta es si llegaremos a tiempo. Jeffrey Sachs recordó a la audiencia que queda muy poco tiempo para actuar: aún si paramos hoy todas las emisiones de CO2, la temperatura seguirá aumentando más allá de los 1.5oC, antes de alcanzar un nuevo equilibrio. Y todo parece indicar que el proceso se está acelerando. Insistió en la responsabilidad de Europa en definir una hoja de ruta para eliminar emisiones antes del 2050, y para colaborar con China, India, África y Latinoamérica, mediante partenariados de “descarbonización”.

En la sesión de conclusiones, Antoni Plasència, director general de ISGlobal, recalcó el papel de la ciencia en la consecución de los ODS - las y los investigadores juegan un importante papel como agentes de transformación social. La salud planetaria, dijo, es un ejemplo de elemento acelerador para alcanzar las metas, ya que supone una nueva manera de concebir la salud humana como algo que depende del buen estado y gestión de nuestros ecosistemas.

El evento concluyó con la lectura de la Declaración de Madrid, una llamada a científicos, tomadores de decisiones, empresarios y sociedad civil, para acelerar la transformación colectiva.