Investigación

Un estudio valida dos herramientas para medir la actividad física en pacientes con EPOC

En la investigación, publicada en la revista ‘Thorax’, se han combinado datos de más de 1.300 personas de 17 países de Europa y América del Norte

22.02.2021
Foto: pasja1000 / Pixabay

La realización de actividad física es muy importante para mejorar la salud y la calidad de vida de las personas con Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC). Un nuevo estudio del Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal), centro impulsado por la Fundación ”la Caixa”, ha validado dos herramientas utilizadas para medir los niveles de actividad física en los pacientes que sufren esta enfermedad pulmonar: PROactive Physical Activity in COPD en sus versiones diaria (D-PPAC) y visita clínica (C-PPAC).

Diversos estudios han mostrado que los pacientes con EPOC realizan menos actividad física que las personas sanas, y que una actividad física reducida se asocia con más riesgo de exacerbaciones y mortalidad. Por lo tanto, “medir la actividad física que realizan estos pacientes es clave para mejorar el pronóstico de la enfermedad”, destaca Judith Garcia-Aymerich, primera autora de la investigación y jefa del programa de Enfermedades no transmisibles y medio ambiente de ISGlobal.

La investigación, publicada en la revista Thorax, se propuso como objetivo probar la validez y sensibilidad de las herramientas D-PPAC y C-PPAC que miden la experiencia de actividad física de las personas con EPOC, y que han sido realizadas en el marco del Proyecto PROactive de la Iniciativa de Medicina Innovadora de la Unión Europea –y fueron aprobadas por la Agencia Europea de Medicamentos como instrumento reconocido para estudiar los efectos de nuevos tratamientos farmacológicos–.

D-PPAC y C-PPAC constan de un cuestionario informado por el propio paciente y de un sensor de actividad física, ofreciendo información tanto de la cantidad como de la dificultad para realizar la actividad. Las herramientas muestran una puntuación final (de 0 a 100) y, cuanto mayor es el número, más positiva es la experiencia en relación a la actividad física.

El análisis combinó los datos de más de 1.300 pacientes –edad media de 66 años­–, que formaban parte de siete ensayos clínicos aleatorios de 17 países de Europa y América del Norte, con diversidad de gravedad, edades, niveles de actividad física y determinantes clínicos. Todos los ensayos reclutaron a personas con EPOC, a quienes se invitó a responder uno o dos cuestionarios PPAC. Asimismo, se registraron los datos de actividad física usando monitores de actividad.

“El estudio concluyó que los instrumentos D-PPAC y C-PPAC son fiables y válidos en todos los sexos, grupos de edad, gravedad de la EPOC, países e idiomas y responden a tratamientos farmacológicos y no farmacológicos y a cambios en variables clínicamente relevantes”, detalla Garcia-Aymerich.

La publicación de este artículo científico es la culminación de un proyecto internacional que ha durado más de 10 años y ha puesto a trabajar, de forma conjunta, a un buen número de instituciones de investigación públicas y privadas, así como a asociaciones de enfermos y organizaciones de traslación alrededor de la actividad física y la EPOC. Se trata del estudio realizado hasta ahora que incluye una población más grande y diversa y “proporcionará información relevante para el uso futuro de estas herramientas”, concluye.

Referencia

Garcia-Aymerich J, Puhan MA, Corriol-Rohou S, de Jong C, Demeyer H, Dobbels F, Erzen D, Frei A, Gimeno-Santos E, Hopkinson NS, Ivanoff N, Karlsson N, Louvaris Z , Polkey MI, Rabinovich RA, Scuri M, Tabberer M, Vogiatzis I , Troosters T, Proactive consortium. Validity and responsiveness of the Daily- and Clinical visit PROactive Physical Activity in COPD (D-PPAC and C-PPAC) instruments. Thorax 2021. http://dx.doi.org/10.1136/thoraxjnl-2020-214554