Investigación

Las personas que toman glucocorticoides a altas dosis tienen un peor pronóstico en caso de enfermar por COVID-19

Un nuevo estudio evalúa el desenlace de la enfermedad en personas bajo diferentes tratamientos inmunosupresores

28.06.2022
glucocorticoids Covid
Foto: Francisco Àvia / Hospital Clínic

La COVID-19 grave se caracteriza por una respuesta inflamatoria excesiva: es la sobreproducción de mediadores inflamatorios (citocinas) la que produce el daño a los diferentes órganos, y no el virus en sí mismo. De ahí que los glucocorticoides sean fármacos inmunosupresores que hayan demostrado reducir la mortalidad por COVID-19.

“Los estudios realizados hasta el momento en pacientes que recibían tratamientos inmunosupresores de forma crónica antes del diagnóstico de COVID-19 son contradictorios”, explica Ana Requena, investigadora de ISGlobal y coordinadora del estudio. “Algunos encontraron un mayor riesgo de hospitalización mientras que otros no hallaron efecto o encontraron un efecto protector.”

En este nuevo estudio, el equipo investigador se preguntó si las personas que toman de manera habitual algún tratamiento inmunosupresor (por ejemplo, personas trasplantadas o con enfermedades autoinmunes) están más –o menos– protegidas contra la enfermedad grave o la muerte en caso de infectarse de SARS-CoV-2. Incluyeron en el estudio a personas diagnosticadas con COVID-19 y que además tenían alguna enfermedad que puede ser susceptible de recibir tratamiento inmunosupresor. Clasificaron a los pacientes en cuatro grandes grupos, según el medicamento que tomaban: glucocorticoides a altas dosis, anticuerpos monoclonales dirigidos contra las células B (para tratar leucemias y algunas enfermedades autoinmunes), cualquier otro fármaco inmunosupresor y todos los demás.

Los resultados, obtenidos con más de 1.000 pacientes admitidos en el Hospital de Karolinska (Suecia), muestran que los anticancerígenos y otros fármacos inmunosupresores no se asociaron con diferencias en la gravedad de los síntomas o en la mortalidad por COVID-19. Pero los pacientes que tomaban dosis altas de glucocorticoides como la prednisolona (>20 mg por día) tuvieron un mayor riesgo de hospitalización, problemas cardiacos o pulmonares y mortalidad por COVID-19.

“Esta asociación entre exposición crónica a glucocorticoides y peor desenlace de COVID-19 podría deberse a que la respuesta de linfocitos T está suprimida y por lo tanto es más difícil reconocer los signos tempranos de la infección,” explica Requena. “Pero también puede deberse a que dichos pacientes tienen una enfermedad subyacente que los pone en mayor riesgo,” añade.

Las y los autores señalan que se necesitan más estudios para, en el pronóstico de COVID-19, distinguir entre el efecto del estado de salud en estos pacientes y el efecto de tomar diferentes dosis de glucocorticoides.

Referencia

Brodin R, van der Werff SD, Hedberg P, Färnert A, Nauclér P, Bergman P, Requena-Méndez A. The association between pre-exposure to glucocorticoids and other immunosuppressant drugs with severe COVID-19 outcomes. Clin Microbiol Infect. 2022 May 26;S1198-743X(22)00270-1. doi: 10.1016/j.cmi.2022.05.014.