Investigación

La experta en radiación Elisabeth Cardis recibe la medalla 'Chernóbil, 30 años'

El premio fue otorgado por el instituto A. Tsyb del Ministerio de Salud ruso en reconocimiento a su labor sobre la evaluación y mitigación de las consecuencias del accidente nuclear

23.05.2016

 Elisabeth Cardis, responsable del Programa de Radiación del CREAL, centro aliado de ISGlobal, recibió el pasado 17 de mayo el diploma y la medalla “Chernóbil - 30 años” por parte del Centro Nacional de Investigación Radiológica Médica y el Centro A. Tsyb de Investigación Radiológica Médica del Ministerio de Salud de la Federación Rusa, por su contribución personal a la evaluación y mitigación de las consecuencias del accidente nuclear de Chernóbil. La ceremonia, que premió a seis expertos extranjeros, tuvo lugar durante una conferencia internacional sobre los efectos en salud de Chernóbil organizada en la ciudad de Obninsk, donde se hizo el primer reactor nuclear.

“Fui la primera epidemióloga que llegó a Obninsk, hace ya 25 años. Desde entonces he estado trabajando con los expertos locales con el objetivo de evaluar las consecuencias del accidente en términos de salud”, comenta la Dra. Cardis. Estos estudios incluyen el establecimiento de registros de cáncer,  estudios piloto y estudios epidemiológicos sobre el riesgo de cáncer en los trabajadores que participaron en la decontaminación de la central y la zona de exclusión de 30 km, así como el riesgo  de cáncer de tiroides en la población joven de Bielorusia y de Rusia. 

“Muchos de los efectos de la radiación, como cáncer y patologías cardiovasculares, aparecen décadas después de la exposición: todavía se notan efectos en los sobrevivientes de las bombas atómicas de Hiroshima y Nagasaki más de 70 años después de las explosiones ” explica la experta, “por lo que actualmente estamos intentando organizar,  a nivel internacional, un programa para el seguimiento  a largo plazo de las poblaciones más expuestas, particularmente los trabajadores que se encargaron de limpiar el sitio.

Elisabeth Cardis es la coordinadora de SHAMISEN, un proyecto multinacional financiado por la Comisión Europea a través de la acción OPERRA, y que reúne a 19 instituciones europeas y japonesas, así como expertos de Bielorrusia, Rusia, Ucrania y EEUU para revisar de manera crítica las lecciones aprendidas tras los accidentes nucleares de Chernóbil y Fukushima. Su objetivo principal es formular recomendaciones para la respuesta inmediata y a largo plazo en caso de futuros accidentes nucleares, y responder a las necesidades de las poblaciones afectadas sin crear ansiedad innecesaria.