Investigación

ISGlobal recupera su encuentro científico anual después de dos años de parada a causa de la pandemia

Con más de 230 asistentes y 13 ponencias, la jornada evidenció el buen estado de salud de la investigación que lleva a cabo la institución

12.07.2022
ISGlobal Scientific Retreat 2022.jpg
Foto: Glòria Solsona

Han tenido que pasar dos años y una pandemia para que los diversos equipos científicos de ISGlobal hayan podido encontrarse de nuevo, frente a frente, en su jornada científica anual, que tuvo lugar en Cosmocaixa Barcelona, con el apoyo de la Fundación ”la Caixa”, el pasado 5 de julio. Con más de 230 asistentes, 13 ponencias científicas y una charla inspiracional, la jornada evidenció el buen estado de salud de la investigación de ISGlobal, tanto la que se ha hecho y se hace en COVID-19 como la que la institución lleva a cabo a través de los diferentes programas de investigación y del programa Severo Ochoa.

No cabe duda alguna que 2021 fue un año muy productivo. Lo recordó Antoni Plasencia, director general de ISGlobal, en la apertura de la jornada, como ya evidenciaba en la Memoria Anual de 2021. Unos logros que, para Denise Naniche, directora científica de ISGlobal, no habrían sido posibles sin “respeto, confianza, amabilidad y un poco de diversión”.

Reencuentro emocional e intercambio científico

Con el vago recuerdo del encuentro científico precedente, el de 2019, era mucha la ilusión y las ganas que se habían depositado en esta edición. “Nos planteamos que no fuera solo un intercambio científico, sino también un reencuentro emocional”, explica satisfecha Judith Garcia-Aymerich, que coorganizó la jornada junto a Quique Bassat y considera haber logrado tal propósito. En cuanto a las ponencias científicas, añade, quisimos mostrar algunos ejemplos muy diferentes de todo el abanico de temas y disciplinas que cubren los programas de investigación de la institución. “En ningún caso queríamos que fuera algo exhaustivo, sino más bien destacar algunos casos, hablar tanto de proyectos como de resultados, y hacerlo de una forma ágil y amena”, afirma Quique Bassat.

Por la mañana, en una sesión moderada por Maribel Casas, se presentaron algunas de las contribuciones de ISGlobal a la investigación en COVID-19 en campos tan diversos como la inmunología, la epidemiología, la climatología, la prevención, la traslación y la comunicación. A continuación, Azucena Bardají moderó un bloque dedicado a la investigación “más allá de la COVID” en que se presentaron proyectos relacionados con la prevención de la malaria en el embarazo; la predicción del riesgo de lesiones en el ámbito deportivo; la adaptación y mitigación del cambio climático en la salud; la salud urbana; el medio ambiente y la salud infantil; el refuerzo de la respuesta al VIH y a la hepatitis viral durante la pandemia, y la observación de resultados de salud con alta resolución espacio-temporal.

Por la tarde, Oriol Quintana, Profesor Asociado a la Cátedra de Ética y Pensamiento Cristiano de IQS Universidad Ramon Llull, promovió la reflexión y el debate con la charla “La Pereza”, a través de la cual evidenció algunos paralelismos entre el Cristianismo y el Humanismo en cuanto a la peligrosa y autoinfligida búsqueda de la perfección, progreso y mejora constante, de la cual solo cierto grado de pereza puede salvarnos. La música de Marc Dantuvi amenizó tanto quebradero de cabeza y, a ritmo de rumba, la ciencia bailó y despidió la jornada.