Investigación

Arranca HARMONIC, un proyecto europeo para investigar los efectos de la exposición a la radiación médica durante la infancia

Expertos de 24 instituciones y 13 países europeos se reunieron durante dos días en el Palau Macaya, Barcelona

07.06.2019

El proyecto HARMONIC, financiado por la Comisión Europea, arrancó el pasado 5 de junio con una reunión en el Palau Macaya de Barcelona. Durante dos días, más de 46 expertos de 24 instituciones participantes en 13 países europeos se reunieron para dar inicio a las actividades que los seis grupos de trabajo implementarán a lo largo de los próximos 5 años. El proyecto lo coordina el Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal), centro impulsado por “la Caixa”.

HARMONIC investigará los efectos sobre la salud de la exposición médica a radiación ionizante en niños y niñas, específicamente aquellos expuestos a radioterapia por cáncer (incluyendo las nuevas terapias por protones), o a imágenes por rayos X para guiar intervenciones cardiacas. Mediante el establecimiento de cohortes y registros europeos para poder realizar un seguimiento a largo plazo, el proyecto proporcionará a la comunidad médica y científica las herramientas para investigar los efectos de la exposición temprana a un amplio rango de dosis de radiación de fotones, protones o neutrones secundarios.  

“Aunque los beneficios de usar la radiación para el diagnóstico y tratamiento médicos superan por mucho los riesgos, es importante entender los efectos a largo plazo de dicha exposición,” explica Isabelle Thierry-Chef, investigadora de ISGlobal y coordinadora del proyecto.

Los grupos de trabajo aplicarán una estrategia que integra la epidemiología convencional y la dosimetría de punta, junto con el uso de imágenes no invasivas y la epidemiología molecular, para explorar los efectos potenciales de la exposición a una edad muy temprana. También investigarán los posibles mecanismos que pueden conducir al desarrollo de cáncer o problemas vasculares más adelante en la vida de estos pacientes.  

El objetivo final del proyecto es establecer recomendaciones y directrices que permitan optimizar los tratamientos y reducir al máximo las dosis que reciben los pacientes. “Con este proyecto esperamos mejorar el bienestar a largo plazo de estos pacientes pediátricos,” añade Thierry-Chef.