Investigación

La exposición a arsénico y el fracaso del tratamiento contra la leishmaniasis visceral en la India

Un estudio de campo en la India en el que participó ISGlobal evalúa la posible relación entre beber agua contaminada con arsénico y el fallo terapéutico de fármacos anti-leishmánicos

09.04.2015

La revista PLOS Neglected Tropical Diseases ha publicado un estudio realizado por un equipo internacional y con la participación del Dr. Albert Picado, de ISGlobal, que intenta explicar por qué ciertos tratamientos contra la leishmaniasis visceral (LV) no funcionan en la India.

El estibogluconato de sodio (SSG) es el fármaco más utilizado para tratar la LV y contiene un elemento químico, el antimonio, muy similar al arsénico. Sin embargo, desde finales del siglo pasado, el tratamiento con SSG ha dejado de funcionar en más de la mitad de los pacientes con LV en la India, causando un problema de salud pública en el país. Los autores del estudio especularon que esto podría deberse a que el parásito, por exposición repetida al arsénico, ha desarrollado resistencia a fármacos antimoniales. Este fenómeno fue demostrado a nivel experimental. Para corroborar esta teoría, los autores diseñaron un estudio retrospectivo con alrededor de cien pacientes tratados con SSG entre 2006 y 2010 en el estado de Bihar, la región que registra el mayor número de casos de LV resistentes a SSG en la India.  

Los investigadores relacionaron los niveles de arsénico y el resultado del tratamiento con SSG de los pacientes. Los resultados del estudio muestran una tendencia hacia un mayor fracaso del tratamiento en pacientes expuestos al arsénico, pero no son concluyentes. Lo que sí parece probado es que la exposición crónica al arsénico incrementa de manera significativa el riesgo de morir por LV. Los autores señalan que las causas de esta asociación no están aún claras y merecen ser investigadas. Como explica el Dr. Picado, "Los factores relacionados con el fallo terapéutico del SSG en la India son diversos y complejos. La contaminación con arsénico seguramente solo explica una parte de la historia". Subraya también la importancia de tener en cuenta el ambiente en el cual se propaga un parásito para entender las causas detrás de fallas terapéuticas o mortalidad.

La leishmaniasis visceral, también conocida como kala-azar en la India, es causada por el parásito Leishmania donovani y transmitida por la picadura de insectos flebótomos. La LV es un problema de salud pública en India, con unos 280.000 nuevos casos clínicos por año. Es causa importante de morbilidad, mortalidad y pérdidas económicas, sobre todo entre las poblaciones más vulnerables.