Small But Deadly: Tiny Vectors That Pose a Major Threat

Pequeños pero matones: vectores minúsculos que suponen una amenaza mayúscula

16.8.2017

Artículo de Jose Muñoz y Natalia Rodríguez (ISGlobal)

Los verdaderos problemas de salud los provocan unos animales más pequeños: los artrópodosA lo largo de nuestra carrera profesional, las personas que ejercemos la Medicina Tropical hemos visto situaciones médicas muy curiosas, entre las que figuran los ataques de animales salvajes. En el imaginario de determinados viajeros, los animales que suscitan más temor son en buena medida cocodrilos, serpientes o incluso leones. Sin embargo, salvo que el viajero considere que es una buena idea arrodillarse ante un cocodrilo dormido para tomar una fotografía (es un caso real), este tipo de animales raramente suelen suponer una amenaza para el viajero.

La mordedura de animal salvaje que atendemos más frecuentemente en la consulta de Medicina Tropical del Hospital Clínic de Barcelona es la causada por monos (unos 30-50 casos al año), y muchas de ellas en relación a una conducta imprudente del viajero. Pero los verdaderos problemas de salud los provocan unos animales más pequeños, algunos tan diminutos que son auténticos expertos en el arte de pasar desapercibidos: los artrópodos.

La serie de infografías “Sospechosos habituales” retrata a seis de estos agresores reincidentes que destacan por su peligrosidadLa que engloba a los artrópodos es la división animal más diversa y numerosa que existe. Entre sus integrantes encontramos a “sospechosos habituales”, como los mosquitos, los flebótomos, las pulgas o los chinches que, para empezar, constituyen una de las principales causas de consulta por lesión en la piel tras un viaje a un país tropical o subtropical: son ejemplos de ello las picaduras sobreinfectadas por las condiciones de humedad e higiene del viaje, las reacciones alérgicas a los tóxicos que inoculan, o la parasitación por larvas de mosca bajo la piel (las llamadas miasis causadas por Cordylobia anthropophaga en África, y Dermatobia hominis en América Latina), o la parasitación de la piel del pie por la pulga de la arena, un diminuto insecto de menos de 1 mm llamado “tunga penetrans”.

Son capaces de transmitir enfermedades frecuentes tan letales como la malariaAlgunos de estos artrópodos “pequeños pero matones” son capaces de transmitir enfermedades frecuentes tan letales como la malaria, la fiebre amarilla o la enfermedad de Chagas, algunas con un importante potencial de amenaza para la salud pública en nuestros países, como el dengue, el chikunguña o la nueva amenaza del virus del Zika. La serie de infografías realizada por ISGlobal bajo el título de “Sospechosos habituales” retrata a seis de estos agresores reincidentes que destacan por su peligrosidad.

En cabeza de esta lista de “los más buscados” encontramos al mosquito Anopheles, cuya hembra transmite la malaria en múltiples países de África, Asia y América Latina. La malaria, en especial aquella causada por su especie más frecuente y letal, Plasmodium falciparum, es mortal en ausencia de tratamiento adecuado. En España se registran aproximadamente unos 500 casos al año, y es una de las enfermedades más conocidas entre nuestros viajeros.

Para prevenir la picadura: repelentes homologados, ropa de manga larga y mosquiterasOtro de los “sospechosos habituales”, famoso por su capacidad de transmitir virus como el de la fiebre amarilla, el dengue, el chikunguña o el zika, es el mosquito Aedes. Tanto Aedes aegypti como Aedes albopictus, el famoso mosquito tigre que ya está presente en gran parte del Mediterráneo, transmiten una serie de virus que, además de su potencial para provocar enfermedades de consideración en los viajeros, amenazan con instalarse en las áreas conquistadas por el mosquito, como es el caso de España, Italia o Francia.

Sleeping under a mosquito net (Photo by Chris Clogg)Para prevenir la picadura de estos delincuentes, y en particular la transmisión de enfermedades infecciosas, recomendamos la aplicación de repelentes homologados para zona tropical en la forma recomendada en el prospecto en las zonas del cuerpo expuestas. También el uso de ropa con manga larga que cubra amplias partes del cuerpo, y de colores claros (los colores oscuros atraen a algunos mosquitos). El uso de mosquitera, o en su defecto dormir en una habitación cerrada con aire acondicionado, es útil para prevenir las infecciones transmitidas por los mosquitos que son más activos durante la noche, como la malaria. Se debe recordar que algunos de estos mosquitos son más activos de día -como el mosquito tigre- y algunos durante la tarde y la noche -como el mosquito Anopheles que transmite la malaria.

En la lista de “sospechosos habituales” merecen también un espacio otros artrópodos menos conocidos: la garrapata y la vinchucaEn la lista de “sospechosos habituales” merecen también un espacio otros artrópodos menos conocidos que, sin embargo, también provocan enfermedades infecciosas frecuentes en nuestros viajeros. Un ejemplo son las garrapatas, consideradas unos excelentes transmisores de un sinfín de enfermedades infecciosas. La más frecuente en viajeros a zonas tropicales y subtropicales es la rickettsiosis africana, transmitida por una diminuta garrapata de colores del género Amblyomma, muy frecuente en viajeros al Centro y Sur de África que visitan parques naturales (según algunos estudios, causa hasta el 25% de las fiebres en personas que vienen de esas zonas). En muchas ocasiones estas garrapatas pueden observarse, si prestamos suficiente atención, en las malezas que nos rodean, en las tiendas de campaña, e incluso en los vehículos. Por tanto recomendamos a todos los viajeros, en especial aquellos que visitaron parques naturales o que hicieron caminos a pie, realizar una buena revisión de la piel en la ducha tras haber visitado un parque natural de África Subsahariana para extraer las garrapatas lo antes posible.

No molesten a los más grandes. Cuídense de los más pequeñosUno de los artrópodos más monstruosos es el triatomino. Este chinche de casi 2 cm, también llamado “chinche besucón” o vinchuca, transmite la enfermedad de Chagas en la mayoría de países de América Latina a través de la inoculación del parásito, que contiene en sus heces. Aunque anecdótica en viajeros, esta enfermedad, que puede provocar importantes problemas cardíacos como arritmias o insuficiencia cardíaca, es frecuente en personas de Latinoamérica, tanto en aquellas que permanecen en su país de origen como en emigradas.

Como se ve, pese a su tamaño diminuto, algunos artrópodos son auténticos asesinos en serie. De manera que, tanto si tienen previsto viajar como si no, un consejo general respecto a los animales sería el siguiente: No molesten a los más grandes. Cuídense de los más pequeños.

 

Jose Muñoz es jefe de la Sección del Servicio de Medicina Tropical y Salud Internacional del Hospital Clínic de Barcelona e investigador del Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal).

Natalia Rodríguez es especialista del Servicio de Medicina Tropical y Salud Internacional del Hospital Clínic de Barcelona e investigadora del Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal).

 

Más información

Infografías "Sospechosos habituales: 6 vectors diminutos que representan una enorme amenaza para nuestra salud"