Líderes mundiales en salud materna e infantil: María Fernández Elorriaga (México)

Líderes mundiales en salud materna e infantil: María Fernández Elorriaga (México)

19.9.2016

[Esta entrada se ha publicado originalmente en inglés en el blog del Maternal Health Task Force]

En julio de 2016, 35 líderes mundiales acudieron al segundo taller anual Safe Mothers and Newborns Leadership Workshop (SMNLW), organizado por el Maternal Health Task Force (MHTF), el Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal) y la Universidad Aga Kahn, con la ayuda de la Fundación Bill & Melinda Gates. Participaron representantes de 26 países de los cinco continentes.

María Fernández Elorriaga lidera un proyecto piloto en México para determinar si la Lista OMS de verificación de la seguridad en el parto se convertirá en recomendación mundial

La participante María Fernández Elorriaga es investigadora principal y coordinadora técnica de un estudio de investigación sobre el uso del "Safe Childbirth Checklist" -una lista de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para verificar la seguridad en el parto- en México para mejorar de la calidad en la atención al parto institucional. María también colabora como investigadora en dos estudios de implementación de la ciencia en atención materna y perinatal. Además, ha trabajado como enfermera de atención primaria y extrahospitalaria en España, como coordinadora de nutrición regional en Malaui y como coordinadora de nutrición y salud infantil en los campos de refugiados saharauis en Tinduf, Argelia.

K: Hábleme de usted y de su trabajo.

M: Trabajo en el Instituto Nacional de Salud Pública de México, en el Centro de Investigación en Evaluación y Encuestas (CIEE). Mi grupo se dedica a la calidad de atención. Yo soy la investigadora principal del proyecto sobre la Lista OMS de verificación de la seguridad en el parto en México. Trabajamos en un proyecto piloto a nivel mundial para determinar si el uso de dicha lista se convertirá en una recomendación internacional.

K: ¿Cuál es mayor reto en materia de salud materna e infantil en su país y cómo se está abordando?

M: Creo que nos enfrentamos a dos retos fundamentales. Uno es el sistema de información, no solo en lo referente a salud materno-infantil, sino en general. Resulta muy difícil obtener datos fiables, en especial sobre salud neonatal. Creo que es necesario mejorar la recogida de datos. El otro reto es la calidad y el derecho a disponer de un servicio adecuado. En estos momentos, el mayor problema no es la cobertura de servicio, sino el tipo de atención que reciben las mujeres al llegar. El problema principal es el proceso. Es necesario seguir más directrices internacionales y recomendaciones basadas en la evidencia para mejorar el ejercicio de la profesión.

Nos enfrentamos a dos retos fundamentales. Uno es el sistema de información (...) y el otro es la calidad y el derecho a disponer de un servicio adecuado

Una de las cosas en las que trabajamos con la lista de verificación es asegurar que se llevan a cabo las intervenciones y acciones básicas y basadas en la evidencia. Hemos adaptado la lista de verificación al contexto y directrices de México. Comenzamos la implementación hace unos meses, pero esperamos observar un cambio en el buen ejercicio de la profesión. Por ejemplo, más profesionales que administren oxitocina desde el primer minuto y otras prácticas basadas en la evidencia. Nuestro objetivo es mejorar las prácticas que reduzcan las tres causas principales de mortalidad materna: hemorragia, infección e hipertensión arterial (preeclampsia/eclampsia); y dos de las tres causas principales de mortalidad neonatal: asfixia e infección.

K: ¿Qué tipo de líder aspira a ser? ¿Cómo puede el liderazgo de calidad en salud materna y neonatal ayudarnos a conseguir los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS)?

M: Un líder eficaz es alguien que comprende o tiene la capacidad de empatizar con problemas, alguien en quien se puede confiar y que se centra en temas importantes. Para mí, es importantísimo centrarse en planificación familiar, calidad y aborto seguro. Es necesario que tratemos estos temas.

México ha mejorado su tasa de mortalidad materna, pero queda un largo camino que recorrer, especialmente en lo relacionado con la calidad de atención y los derechos

En términos de los ODS, en muchos lugares, el problema está relacionado con los derechos y la equidad. Es necesario sacarlo a la luz. Como dijo Nosa Orobaton en su charla en el taller SMNLW, el poder está repartido, en el sentido de que las poblaciones tienen el poder. Creo que lo que tenemos que conseguir es mostrar las pruebas con las que ya contamos.

K: ¿Qué le gustaría decirles a los lectores de MHTF?

Creo que las mujeres (y sus recién nacidos) deberían saber que tienen derecho a ser atendidas, a disponer de una buena atención y a su seguridad

M: México ha mejorado su tasa de mortalidad materna, pero queda un largo camino que recorrer, especialmente en lo relacionado con la calidad de atención y los derechos. Creo que las mujeres (y sus recién nacidos) deberían saber que tienen derecho a ser atendidas, a disponer de una buena atención y a su seguridad. No todo el mundo tiene el mismo nivel de alfabetización o educación. Debemos mostrarle a la gente que forman parte de la comunidad y ayudarles a reclamar sus derechos. Al mismo tiempo, los profesionales sanitarios deberían tener la obligación de ofrecer atención de la más alta calidad, y me gustaría ayudar a liderar este proceso de mejora.

Contenidos relacionados

Líderes mundiales en salud materna e infantil: Dr. Emmanuel Ugwa (Nigeria)