El ruido enferma y es un problema de salud pública

El ruido enferma y es un problema de salud pública

20.10.2017

El ruido es uno de los factores ambientales más importantes a nivel de salud pública. A pesar de la evidencia emergente de estudios experimentales y epidemiológicos, los efectos del ruido sobre la salud han captado poco la atención y a menudo son ignorados.

Hoy en día, en Europa, 100 millones de personas -una de cada cinco personas- están expuestas a niveles altos de ruido por el tráfico

El ruido se define como un "sonido no deseado". El tráfico rodado es la fuente de contaminación acústica más común tanto dentro como fuera de las ciudades, seguido de los trenes y los aviones. La Organización Mundial de la Salud (OMS) clasifica el ruido del tráfico como el segundo factor medioambiental más perjudicial en Europa, detrás sólo de la contaminación atmosférica.

En 1999, la OMS recomendó que los niveles de ruido en el exterior durante el día no excedieran los 55 decibelios (dB). Diez años después recomendó además un valor máximo nocturno de 40 dB para prevenir efectos adversos sobre nuestra salud.

Hoy en día, en Europa, 100 millones de personas -una de cada cinco personas- están expuestas a niveles altos de ruido por el tráfico y 32 millones lo están a niveles muy altos. En España, los números son aún más elevados, con una de cada cuatro personas expuestas por encima de 55 dB.

[El artículo completo se ha publicado en El País-Materia. Sigue leyendo aquí]