How the Regeneration of Natural Areas in Urban Environments Can Improve Our Health

Cómo la regeneración de áreas naturales en entornos urbanos puede mejorar nuestra salud

13.8.2019
image alt

Un 26% de los hombres y un 35% de las mujeres de los países de renta alta no realizan suficiente actividad física, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Aunque conocemos los beneficios de la actividad física para nuestra salud, el sedentarismo y sus problemas de salud derivados (obesidad, diabetes, etc.), son un gran reto para la salud pública.

Nuestro estilo de vida, en parte, es el gran responsable de que seamos personas más o menos activas. Este estilo de vida viene determinado por el entorno en el que vivimos. Existen una gran cantidad de estudios científicos que sugieren que los espacios naturales promocionan la actividad física, la cohesión social, y mejoran el bienestar de la población. La mayoría de estudios han evaluado los efectos de los espacios verdes (bosques, prados, parques urbanos ...), aunque cada vez hay más interés en conocer también los efectos de los espacios azules (mares, ríos, lagos, fuentes. ..).

La regeneración de espacios naturales en áreas urbanas podría ser una estrategia para sacar partido de espacios naturales existentes, pero no aprovechados

Por lo tanto, y teniendo en cuenta que la mayoría de la población vivimos en áreas urbanas, uno de los objetivos a marcarnos es acercar la naturaleza a la ciudadanía. Esto no siempre es fácil. Aunque es posible que haya entornos naturales más cerca de lo que pensamos, a menudo estos no se encuentran en buen estado, no son accesibles, o simplemente nos son desconocidos. La regeneración de espacios naturales en áreas urbanas podría ser una estrategia para sacar partido estos espacios naturales existentes, pero no aprovechados.

Un ejemplo es el proyecto de regeneración del Parque Fluvial del Besòs, en la provincia de Barcelona. Se trata de un espacio público ubicado a lo largo de los últimos nueve kilómetros del cauce del río Besòs, con áreas para caminar y montar en bicicleta. Un estudio de ISGlobal que publicamos a principios de año concluyó que la regeneración de este espacio reportaba beneficios para la salud gracias a la promoción de la actividad física y ahorro para el sistema sanitario, en concreto, evitaba hasta siete muertos al año y 23 millones de euros en gastos de salud pública.

El verano de 2016 se inició la regeneración de la zona del cauce derecho del río que queda justo delante del barrio La Ribera del municipio de Montcada i Reixac. El objetivo de esta intervención era facilitar el acceso al cauce del río para que la población pudiera hacer uso y aprovechara el potencial de este espacio natural tan cercano a su casa.

Parque Fluvial del Besòs, en la provincia de Barcelona

Desde ISGlobal quisimos evaluar el impacto de esta intervención en un barrio socioeconómicamente deprimido como es el barrio de La Ribera. Analizamos los cambios en el uso del área, en los niveles de actividad física de sus usuarios, y la percepción de este espacio por parte de la población del barrio.

El objetivo del estudio de ISGlobal fue evaluar el impacto de la regeneración del Parque Fluvial del Besòs en el barrio de La Ribera, un área socioeconómicamente deprimida

Por un lado, aplicamos el método SOPARC, que se basa en observaciones sistemáticas en el área de estudio con el objetivo de cuantificar el número de usuarios y sus características (edad, sexo, etnia), así como los niveles de actividad física de estos (sedentaria, moderada, o vigorosa). Las observaciones las llevamos a cabo durante 13 sesiones de una hora cada una, tanto antes como después de la intervención.

Además, realizamos entrevistas individuales a una muestra de la población de La Ribera: preguntamos sobre su percepción de los espacios naturales y del barrio, su estado de salud y bienestar, de actividad física y las relaciones sociales.

Observamos un aumento significativo del número total de usuarios -del 30% antes de la intervención al 36% después de la intervención- al área renovada (cauce derecho del río), y un descenso significativo en el área no renovada -del 70% al 64% -. Asimismo, después de la intervención también observamos algunos cambios en las características sociodemográficas de los usuarios. Para empezar, aunque en el conjunto del Parque identificamos más hombres que mujeres, después de la intervención observamos un incremento del 43% de mujeres en el área renovada. En segundo lugar, observamos un ligero incremento del grupo de niños y niñas, aunque los grupos de edad más representativos fueron las personas adultas y ancianas. Por último, más del 90% de los usuarios del Parque fueron identificados como caucásicos, aunque observamos un incremento significativo de población no caucásica en el área renovada después de la intervención (del 3% al 8%).

Observamos un aumento significativo del número total de usuarios en el área renovada -del 30% antes al 36% después de la intervención-

En cuanto a los niveles de actividad física, en el área renovada observamos un aumento de personas usuarias realizando actividad física moderada o sedentaria, mientras que en el área no renovada observamos un aumento de actividad física vigorosa. Estos resultados sugieren que el área renovada podría estar siendo utilizada por los vecinos y vecinas del barrio, para pasear, relajarse, y pasar un rato en compañía, y no tanto para realizar actividad física vigorosa, aunque sí moderada (el solo hecho de caminar hasta el río ya implica realizar actividad física, que puede que no hicieran antes). Este tipo de actividades podrían tener un impacto positivo para la salud mental y el bienestar de los vecinos y vecinas de La Ribera.

Parque Fluvial del Besòs, en la provincia de Barcelona

Las personas del barrio, en general, comentaron estar satisfechas con la intervención. Muchas de ellas declararon ser usuarias del Parque y destacaron que les gustaba vivir cerca del río y ir a menudo ya que les daba sensación de calma y disfrute. Las entrevistas también fueron adecuados para identificar las principales críticas de los vecinos y vecinas respecto la intervención (sensación de inacabado, problemas con perros, civismo, etc.).

Este estudio refuerza la evidencia de que la regeneración de espacios naturales en áreas urbanas es útil para crear oportunidades de interacción social, espacios para relajarse y divertirse, y promocionar la actividad física, mejorando así la salud y el bienestar de la población que utiliza estos espacios

Este estudio refuerza la evidencia de que la regeneración de espacios naturales en áreas urbanas es útil para crear oportunidades de interacción social, espacios para relajarse y divertirse, y promocionar la actividad física, mejorando así la salud y el bienestar de la población que utiliza estos espacios. Además, se podrían reducir las desigualdades entre grupos de población más desfavorecidos en el acceso a espacios naturales en entornos urbanos.