Hacen falta alianzas público-privadas para abordar las enfermedades tropicales desatendidas

Hacen falta alianzas público-privadas para abordar las enfermedades tropicales desatendidas

07.12.2016
image alt

Los fármacos para enfermedades tropicales desatendidas no deberían desarrollarse según el sistema "tradicional" de patentes

Las enfermedades tropicales olvidadas o desatendidas afectan sobre todo las poblaciones más pobres del planeta. Por lo tanto, el desarrollo de fármacos necesarios para tratar estas enfermedades no debería estar sujeto al sistema “tradicional” de patentes. Este modelo concede poder de monopolio a empresas farmacéuticas por un periodo de unos 20 años, motivando así la inversión en investigación y desarrollo (I+D). Para ser precisos, esto quiere decir que la compañía farmacéutica que tiene la patente de un producto será la única que durante 20 años podrá producirlo, venderlo y, por lo tanto, obtener beneficios. Gracias a la falta de competencia resultante, las compañías farmacéuticas pueden estipular un precio de mercado superior a los costes de producción y así recuperar la inversión en I+D.

Entre 2000 y 2011 solo se aprobaron cinco nuevos productos terapéuticos para enfermedades tropicales desatendidas

Las compañías farmacéuticas son, pues, reticentes a invertir en I+D de enfermedades que afectan mayoritariamente a países en vías de desarrollo, puesto que los consumidores tienen menor poder adquisitivo y esto conllevaría –en algunos casos– tener que fijar un precio de mercado equivalente o inferior a los costes de producción para hacerlo asequible a la población con menos recursos.

El contexto de las enfermedades tropicales desatendidas pone a prueba el desarrollo de fármacos y su accesibilidad

Traduciendo este fracaso de mercado a hechos concretos, sólo se han aprobado cinco nuevos productos terapéuticos para enfermedades tropicales olvidadas durante el periodo comprendido entre el 2000 y el 2011, que es menos del 1% de todos los productos aprobados (véase la gráfica de abajo). Además, el contexto de las enfermedades tropicales desatendidas no sólo pone a prueba el desarrollo de productos terapéuticos sino también su accesibilidad a la población que los necesita y que, en el caso de las enfermedades tropicales olvidadas, vive a menudo en áreas remotas de difícil acceso para una atención sanitaria adecuada.

Proporción de nuevos productos aprobados para enfermedades tropicales desatendidas durante 2000-2011

Fuente: Pedrique B, Strub-Wourgaft N, Some C, Olliaro P, Trouiller P, Ford N, et al. The drug and vaccine landscape for neglected diseases (2000-11): A systematic assessment. Lancet Glob Heal. 2013;1(6):371–9.

El contexto económico y político requiere un "capitalismo creativo"

El contexto económico y político de las enfermedades tropicales desatendidas requiere, como sostiene Bill Gates, un “capitalismo creativo”. La propuesta de un “capitalismo creativo” comprende esquemas push, pull y push-pull. Los esquemas push (empuje) se usan para empujar el producto hacia el mercado, como el nombre indica, al reducir los costes iniciales de las actividades de I+D por medio de becas y ayudas que se ofrecen antes de desarrollar el producto. Como ejemplos de esquemas push tenemos las becas I+D (se ofrecen antes del descubrimiento del producto) y los créditos fiscales I+D (las empresas que invierten en I+D de enfermedades tropicales olvidadas obtienen una reducción fiscal).

Las alianzas público-privadas están vagamente definidas y no está claro cual es el esquema que deberían adoptar

Por el contrario, los esquemas pull (atracción) funcionan por el efecto de “el palo y la zanahoria” puesto que ofrecen una variedad de ayudas después de que se haya desarrollado el producto. Un ejemplo de este tipo de esquema son los compromisos anticipados de mercado por los cuales los contribuyentes se comprometen a adquirir con antelación un fármaco o una vacuna exitosos a un precio pre-especificado para una determinada cantidad.

Los esquemas push, pull y mixtos permiten a alianzas público-privadas poder superar las barreras del desarrollo y la accesibilidad de productos para enfermedades tropicales olvidadas. Una alianza público-privada se forja en el mismo momento en qué una o más instituciones públicas y privadas deciden colaborar. Tenemos el ejemplo de la Iniciativa de Fármacos para Enfermedades Olvidadas (DNDi por sus siglas en inglés). Se trata de un consorcio participado por la industria farmacéutica, el sector público y la comunidad de investigadores internacionales, entre otros, que pone en marcha y coordina proyectos de I+D en fármacos.

Sin embargo, en realidad, las alianzas público-privadas están vagamente definidas y no está claro cuál es el esquema que tendrían que adoptar. En general, parece que los esquemas pull son más eficaces que los esquemas push, pero hay poca literatura sobre alianzas público-privadas. Es sobre todo de cariz descriptivo y hay poca investigación empírica sobre esta cuestión. Sorprendentemente, no existen análisis de evaluación de impacto y son esenciales si queremos valorar como funcionan estos modelos, en comparación con otras de alternativos. Dicho de otro modo, el análisis de evaluación de impacto permite evaluar qué funciona y qué no funciona para poder informar a los sectores público y privado sobre cuál es la mejor manera de operar.

La economía de la salud trata de informar a gobiernos, actores políticos y grupos de interés sobre qué funciona mejor con los recursos disponibles

Quizás te estás preguntando cómo podemos evaluar las alianzas público-privadas. Una manera de hacerlo es valorar cómo los cambios en sus características y composición modifican las vías de investigación y desarrollo. Hablamos no solo de la probabilidad de alcanzar el mercado sino también de avanzar con éxito en las fases de I+D. Además, también podemos mirar el tiempo destinado a cada una de las fases de I+D. Haciendo esto, podremos ser capaces de responder preguntas como:

  • ¿Cuál es la probabilidad de que productos desarrollados por medio de alianzas público-privadas alcancen el mercado?
  • ¿Las alianzas-público privadas acortan el tiempo de acceso al mercado para un producto para enfermedades tropicales olvidadas?
  • ¿En qué fase de I+D falla más una alianza público-privada?
  • ¿Es este el caso en que una alianza público-privada con muchos integrantes tiene más probabilidad de alcanzar el mercado respecto a una con pocos miembros?

La economía de la salud también trata de esto. Trata de informar a gobiernos, actores políticos y grupos de interés sobre qué funciona mejor con los recursos disponibles.

ISGlobal te ofrece el curso de curta duración Health Economics, que aborda conceptos clave de la economía aplicada a políticas, intervenciones y evaluaciones de la salud global, y que se impartirá dle 9 al 18 de enero de 2017.

Contenido relacionado