Análisis y Desarrollo Global

COVID-19: Novedades científicas

SciUpdates 220706
Foto: Vinzenz Lorenz M / Pixabay

Mantente al día de las novedades científicas sobre COVID-19 y otros temas clave de salud global. Clica aquí para recibir actualizaciones de ISGlobal por email.

La pandemia de coronavirus sigue avanzando en el mundo. Afortunadamente, también lo hacen los estudios y la evidencia científica sobre el virus (SARS-CoV-2) y la enfermedad (COVID-19).

En este espacio, que vamos actualizando periódicamente, hacemos un resumen de la información más relevante que va emergiendo.

 

[Evidencia publicada entre el 15/06/2022 y el 06/07/2022]

A vigilar de cerca

Se ha detectado una nueva subvariante de Omicron (BA.2.75), con 8 mutaciones adicionales en Spike con respecto a su progenitor BA.2, algunas de las cuales podrían aumentar su capacidad de escapar a los anticuerpos y/o aumentar su afinidad por el receptor ACE2. Se han reportado más de 80 secuencias en diferentes países, pero aún no está claro si podrá competir con BA.5.  

Factores genéticos

Dos estudios identifican factores genéticos subyacentes a la COVID-19 grave y que afectan la respuesta de interferón de tipo 1 (una de nuestras primeras líneas de defensa). El primero encontró un aumento de mutaciones en los genes implicados en la inmunidad IFN tipo I y III. El segundo encontró títulos elevados de anticuerpos contra los interferones de tipo I en aproximadamente el 10% de los pacientes con neumonía grave por COVID-19.  

Omicron y Covid prolongada

Las personas infectadas con ómicron tuvieron menos probabilidades de sufrir COVID prolongada en comparación con las infectadas con delta (4% de casos con ómicron frente a 10,8% de casos con delta), según un estudio realizado en el Reino Unido. Sin embargo, dado el elevado número de casos durante la ola de ómicron, el número absoluto de personas con Covid prolongada aumentará inevitablemente, advierten las y los autores.  

Los coágulos de sangre, la persistencia del virus y la desregulación inmunitaria son tres hipótesis principales, y no excluyentes, sobre las causas de la Covid prolongada.

Las mujeres, las personas con un mal estado de salud general y las que tienen entre 50 y 60 años tienen más probabilidades de presentar síntomas de Covid prolongada, según otro estudio del Reino Unido.

Sólo para personas de alto riesgo

El antiviral Paxlovid no reduce de manera significativa el riesgo de hospitalización en pacientes no vacunados pero sin riesgo elevado de desarrollar COVID-19 grave, ni en pacientes vacunados con factores de riesgo, según resultados anunciados por Pfizer. La compañía dijo que centrará sus esfuerzos en generar más datos sobre su pastilla en poblaciones vulnerables, incluyendo tratamientos más largas en individuos inmunocomprometidos.  

Opciones de tratamiento cambiantes

El anticuerpo monoclonal sotrovimab, que mostró ser eficaz contra BA.1, es mucho menos eficaz para neutralizar las subvariantes BA.2, BA.2.12.1 y BA.4/BA.5, mientras que el cilgavimab mantiene una buena actividad contra todas las subvariantes omicrón excepto la BA.1 y el bebtelovimab neutraliza todas las subvariantes con una eficacia similar, según un estudio.

Vacunas que salvan vidas

Las vacunas COVID-19 evitaron 14,4 millones de muertes desde diciembre de 2020 (19,8 si se considera exceso de mortalidad), según un estudio de modelización. El estudio también estima que 1 de cada 5 muertes por COVID en países de bajos ingresos podría haberse evitado si se hubieran cumplido los objetivos globales de la OMS en materia de vacunación.

¿Vacunas actualizadas?

Moderna informó que su vacuna bivalente de ARNm (que expresa la Spike original y de la BA.1) logra generar una buena respuesta de anticuerpos neutralizantes contra las subvariantes BA.4 y BA.5, a pesar de ser 3 veces menor que contra la BA.1.

Y BioNTech- Pfizer anunciaron que comenzarán a probar una vacuna universal contra coronavirus, pero no dieron más detalles.  

Brote de viruela del mono

Europa es el epicentro del brote –los casos confirmados se han triplicado en las últimas dos semanas, y representan el 90% de los casos a nivel mundial. La oficina europea de la OMS pidió a los gobiernos intensificar los esfuerzos para evitar que la viruela del mono se instale en el continente.  

Un equipo alemán examinó las habitaciones de hospital ocupadas por dos pacientes con viruela del mono. Lograron aislar virus infeccioso a partir de algunas superficies como toallas, dispensador de jabón y guantes del examinador, lo cual subraya la importancia de respetar las medidas de protección recomendadas.  

Mantente al día de las novedades científicas sobre COVID-19 y otros temas clave de salud global. Clica aquí para recibir actualizaciones de ISGlobal por email.

 

[Evidencia publicada entre el 25/05/2022 y el 14/06/2022]

¿Cuándo empezó?

No se detectaron anticuerpos neutralizantes específicos del SARS-CoV-2 en más de 40.000 muestras de donantes de sangre en Wuhan (China) entre septiembre y diciembre de 2019, lo que indica que el virus no se propagó ampliamente hasta el 2020.   

Subvariantes de ómicron

Experimentos de laboratorio muestran que el BA.2 se replica más eficientemente en los tejidos nasales y bronquiales que el BA.1, lo que explicaría por qué superó al BA.1. Sin embargo, como confirman los datos de EE.UU. y Alemania, la virulencia intrínseca de ómicron (BA.1 o BA.2) es menor que la de delta, y las probabilidades de hospitalización y muerte fueron hasta un 80% menores con ómicron (BA.1 o BA.2) en comparación con delta, incluso entre los no vacunados.    

En cuanto a las subvariantes BA.4/BA.5, parecen tener una ventaja de crecimiento sobre la subvariante BA.2.12.1, y escapar mejor a los anticuerpos de personas que han recibido tres dosis de la vacuna (se reduce 2-3 veces la actividad neutralizante). Por lo tanto, es probable que se produzcan más infecciones y reinfecciones a medida que las subvariantes BA.4/BA.5 superen a la BA.2. 

Un patógeno de mamíferos

Un análisis de muestras de SARS-CoV-2 aisladas de ciervos y visones revela que se requiere una adaptación mínima para que el virus se transmita eficazmente en estos animales, lo que apoya la idea de que el virus puede infectar a una amplia gama de mamíferos.

Olfateando la Covid

Los perros han sido capaces de identificar a las personas positivas de Covid oliendo muestras de sudor, con una sensibilidad global del 97% (hasta el 100% en individuos asintomáticos) con respecto a las pruebas de PCR.   

Vacunas y Covid prolongada

Según un estudio que utilizó bases de datos electrónicas de veteranos estadounidenses, la vacunación redujo el riesgo de Covid prolongada (a los 6 meses de la infección) en torno al 15%, en lugar del 50% estimado. Sin embargo, el estudio se realizó cuando delta era dominante y en una población con una edad relativamente alta (alrededor de 65 años).  

Tratamiento preventivo

Una única dosis intramuscular del cóctel de anticuerpos monoclonales de AstraZeneca (Evusheld) en personas inmunodeprimidas puede reducir el riesgo de infección, hospitalización y muerte hasta en un 70-80%, según un estudio con veteranos estadounidenses y un ensayo multinacional

¿Tratamientos futuros?

Un estudio identifica tres fármacos que podrían modular vías biológicas que se encontraron sobreactivadas en los pacientes con Covid que no sobrevivieron.

Vacunas adaptadas a las variantes

Una vacuna trivalente, basada en un vector viral que expresa Spike de las variantes original, beta y delta (NDV-HXP-Spike) aumentó sustancialmente la protección contra diferentes variantes, incluida ómicron, en ratones.

Moderna anunció que su refuerzo bivalente (que expresa la Spike original y la ómicron) indujo respuestas de anticuerpos contra ómicron superiores, comparado con la vacuna original. La empresa espera que su vacuna bivalente esté lista a finales del verano.

Brote de viruela del mono

Se han notificado más de 1.300 casos en 30 países donde la viruela del mono no es endémica, la mayoría de ellos en Europa. Además, desde principios de año se han notificado 1.536 casos sospechosos en ocho países de la región africana de la Organización Mundial de la Salud (OMS), de los cuales se han confirmado 59 casos y se han notificado 72 muertes, según la última actualización de la situación de la OMS.

Los científicos advierten de que el virus puede encontrar reservorios animales fuera de África, lo que podría dar lugar a repetidos brotes en humanos y a la aparición de nuevas variantes.

Los virus del brote actual tienen casi 50 mutaciones en comparación con la secuencia más cercana de un brote de 2018, lo que es más de lo esperado en un virus de ADN. Una posible explicación implica mutaciones introducidas por la acción de una enzima del huésped (APOBEC3), lo que sugeriría que el virus ha estado circulando en niveles bajos desde 2017.

 

Mantente al día de las novedades científicas sobre COVID-19 y otros temas clave de salud global. Clica aquí para recibir actualizaciones de ISGlobal por email.

 

[Evidencia publicada entre el 11/05/2022 y el 24/05/2022]

Consecuencias de la hospitalización

Un estudio llevado a cabo en China estima que la mitad de los pacientes de COVID-19 hospitalizados durante la primera ola tenían al menos un síntoma persistente 2 años después de la infección (frente al 68% a los 6 meses). Los síntomas más comunes eran fatiga y debilidad muscular, y dificultades para dormir.

Otro estudio realizado en el Reino Unido, con datos de más de 8 millones de personas adultas, muestra que el riesgo de desarrollar ansiedad, demencia, trastorno psicótico y trastorno bipolar era mayor en las personas hospitalizadas por COVID-19, pero también en las hospitalizadas por otras infecciones respiratorias agudas graves. Esto sugiere que la gravedad de la enfermedad, más que el patógeno, se asocia a secuelas neuropsiquiátricas. 

Antivirales en el mundo real

Surgen los primeros datos sobre la efectividad de los antivirales orales frente a ómicron. Paxlovid y el anticuerpo monoclonal sotrovimab fueron más eficaces que molnupiravir tanto en pacientes hospitalizados como en pacientes no hospitalizados de alto riesgo.

La inmunidad frente a las subvariantes de ómicron

Las subvariantes BA.4/5 y BA.2.12.1 de ómicron comparten una mutación con la variante delta, lo que podría ayudar a explicar por qué los anticuerpos de los pacientes infectados por delta son más eficaces para neutralizar estas variantes que los anticuerpos de los pacientes infectados con la subvariante BA.1 de ómicron, según un estudio aún no revisado por pares

Sin embargo, los anticuerpos de las personas vacunadas que se infectaron posteriormente con la BA.1 pueden neutralizar las variantes circulantes anteriores y actuales.

Y un estudio en personal sanitario confirma una vez más que las células T inducidas por las vacunas de ARNm reconocen bien la proteína Spike de ómicron, sin diferencia notable entre 2 y 3 dosis.

Potencia híbrida

Las infecciones de ómicron BA.1 en personas vacunadas inducen anticuerpos neutralizantes contra BA.1 y BA.2 en la mucosa nasal que no se observan en las personas vacunadas pero no infectadas. El estudio, que aún no ha sido revisado, también identificó un potente anticuerpo que no se ve afectado por ninguna de las mutaciones de las diferentes subvariantes de ómicron y, por tanto, es un candidato atractivo para el desarrollo clínico.

¿Mejores refuerzos?

Una vacuna de virus vivos atenuados desarrollada por un equipo alemán induce una inmunidad robusta en hámsteres, incluyendo respuestas humorales sistémicas y mucosales más fuertes en comparación con las vacunas de ARNm o adenovirales. Este tipo de vacuna puede ofrecer ventajas sobre las vacunas actuales para contener la pandemia, particularmente cuando se aplica como refuerzo. 

Un ensayo realizado con personas vacunadas con la vacuna china Coronavac (virus inactivado) muestra que una vacuna basada en adenovirus (Ad5-nCoV) administrada por vía oral es segura y altamente inmunogénica.

Tres para los más pequeños

Pfizer-BioNTech anunció resultados de su ensayo clínico que indican que una tercera dosis aumenta la eficacia de su vacuna de ARNm en menores de cinco años. Tres dosis de 3ug cada una (una décima parte de la administrada a las personas adultas) indujeron una fuerte respuesta inmunitaria y tuvieron una eficacia de alrededor del 80% contra las infecciones por ómicron.

Prepararse para el otoño

Alemania anunció que comprará dos nuevas vacunas Covid de cara al próximo otoño: una vacuna específica contra ómicron de Pfizer-BioNTech y una vacuna bivalente de Moderna (con la Spike original y de ómicron).

Brote de viruela del mono

Ya se han notificado más de 150 casos de viruela del mono en 12 países.

Las secuencias subidas hasta ahora a la plataforma nextstrain están estrechamente relacionadas, lo cual sugiere que hubo una única introducción.

El virus se considera endémico solo en una docena de países de África Occidental y Central, donde se producen infecciones humanas de forma esporádica. Todavía no se conoce el reservorio natural, pero se sospecha de algunos roedores. El ECDC advierte que podría volverse endémico en Europa si el brote actual continúa y el virus se transmite a animales susceptibles.

El riesgo de viruela del mono para la población en general es bajo, mientras que el riesgo general en personas que tienen múltiples parejas sexuales es moderado, según la última evaluación del ECDC.

Aquí un buen artículo sobre las razones para no alarmarse.

Mantente al día de las novedades científicas sobre COVID-19 y otros temas clave de salud global. Clica aquí para recibir actualizaciones de ISGlobal por email.

 

[Evidencia publicada entre el 27/04/2022 y el 10/05/2022]

Ómicron y sus subvariantes

La subvariante BA.2 de ómicron es cerca de un 40% más transmisible que la BA.1 y, según experimentos realizados en hámsteres, puede resultar ligeramente más patogénica. A su vez, la BA.2 ha dado lugar a otras subvariantes que parecen ser aún más transmisibles: las subvariantes BA.4 y BA.5 en Sudáfrica, y la subvariante BA2.12.1 en Estados Unidos, que sería un 25% más transmisible que la BA.2.

Los estudios indican que las personas vacunadas que han sido infectadas con la BA.1 de ómicron parecen estar protegidas contra la BA.2, otras subvariantes de ómicron e incluso otras variantes de interés como delta. Por el contrario, la infección con BA.1 por sí sola ofrece una protección limitada contra otras variantes.

La mayoría infectada 

En los Estados Unidos: en febrero de 2022, casi el 60% de las personas (el 75% de la población infantil y adolescente) tenían evidencia de una infección previa por SARS-CoV-2, y aproximadamente un tercio se infectó a partir de diciembre de 2021.

En Europa: entre el 60% y el 80% de la población de la Unión Europea (UE) se ha infectado con el virus, según la Comisión Europea.

En Valencia, casi la mitad de la población ha sido infectada por el SARS-CoV-2 y el 96% tiene anticuerpos específicos contra el virus debido a la infección y/o a la vacunación. El estudio también muestra que al menos el 75% de las personas tienen células T de memoria específicas contra el virus.

El lado positivo del asma

El asma alérgica se asocia con niveles más altos de un mediador inmune llamado interleucina-13 en las vías respiratorias, el cual disminuye la entrada celular del SARS-CoV-2, su replicación y la transmisión de célula a célula. Esto ayudaría a explicar por qué las personas con asma alérgica son menos susceptibles a la enfermedad grave.

¿Buenas noticias para la COVID prolongada?

Las personas que recibieron dos dosis de la vacuna tienen una probabilidad 50% menor de manifestar síntomas de COVID prolongada entre 4 y 8 semanas después de la primera infección si se infectaron con ómicron, comparado con delta, según los últimos datos de Inglaterra. Tres dosis redujeron aún más la probabilidad de sufrir COVID prolongada para las infecciones con delta (pero no para ómicron). 

No para prevenir

La píldora de Pfizer (Paxlovid) no logró prevenir las infecciones sintomáticas, según un ensayo controlado de unos 3.000 participantes que habían estado expuestos al virus, incluyendo ómicron, en sus hogares.

Por confirmar

Un ensayo aleatorio en Brasil, con casi 2.000 personas de alto riesgo, en su mayoría vacunadas, mostró una reducción del 50% en el riesgo de hospitalización si recibían una inyección de peginterferón lambda (una forma modificada de una molécula producida por la respuesta innata) en los siete días siguientes a la aparición de los síntomas, según la farmacéutica que lo produce. Aunque prometedores, los resultados deben ser revisados por pares. 

Cambio climático y pandemias

El cambio climático aumentará considerablemente el riesgo de que los virus salten de una especie a otra al empujar a los animales a otros hábitats y hacer que se mezclen con otras especies por primera vez. Se estima que en los próximos 50 años se producirán unos 4.000 nuevos eventos de transmisión viral entre especies de mamíferos (incluidos los humanos), sobre todo en África y Asia, incluso si el calentamiento se mantiene por debajo de los 2 °C.

Mantente al día de las novedades científicas sobre COVID-19 y otros temas clave de salud global. Clica aquí para recibir actualizaciones de ISGlobal por email.

 

[Evidencia publicada entre el 06/04/2022 y el 26/04/2022]

Tras dos años de pandemia, el mundo ha superado los 500 millones de casos confirmados de COVID-19.

Sin signos de inmunidad de grupo

Hasta noviembre de 2021 (antes de ómicron), el 44% de la población mundial se había infectado al menos una vez, según estimaciones. La proporción de población infectada variaba mucho entre países (de >70% en 40 países a <20% en 39 países), pero incluso en aquellos con niveles elevados de inmunidad (80%), no se observó un descenso abrupto en la tasa de transmisión, lo que indica que no existe un valor claro de inmunidad de grupo. 

Delta 2, ómicron 3

Dos dosis de la vacuna fueron suficientes para reducir significativamente la carga viral infecciosa en las personas que después de la vacuna se infectaron con delta, en comparación con las no vacunadas. Para ómicron fueron necesarias tres dosis. El estudio también muestra que la cantidad de ARN viral en la nariz no siempre está correlacionada con la cantidad de virus infeccioso.

Una tercera dosis de vacuna de ARNm no solo amplifica las células B de memoria que ya estaban presentes después de la segunda dosis, sino que también genera otras nuevas, lo que aumenta la potencia y el repertorio de las células B de memoria específicas de Spike. Tras una tercera dosis, más del 50% de los anticuerpos neutralizantes analizados en el compartimento B de memoria fueron capaces de neutralizar a ómicron.

Tomar un respiro

La Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA) autorizó la primera prueba de diagnóstico que detecta infecciones por SARS-CoV-2 utilizando muestras de aliento. La prueba puede detectar correctamente el 91,2% de los casos positivos y el 99,3% de los negativos y proporciona resultados en menos de tres minutos, pero requiere una máquina relativamente grande y debe ser realizada por personal cualificado. 

Un año después

Solo el 30% de los pacientes hospitalizados por COVID-19 dijeron haberse recuperado completamente un año después del alta hospitalaria. Ser mujer, la obesidad y la ventilación mecánica invasiva fueron factores asociados a sufrir secuelas tras la enfermedad.

Alrededor de la mitad de los pacientes con COVID-19 presentaban ARN del SARS-CoV-2 en las heces una semana después de la infección, y el 4% seguía presentando ARN fecal 10 meses después del diagnóstico, lo que sugiere que la infección prolongada en el tracto gastrointestinal podría desempeñar un papel en la COVID prolongada.

Nuevos tratamientos a la vista

  • La empresa china Kintor Pharmaceutical afirmó que su fármaco, que bloquea el receptor de andrógenos (hormonas sexuales), redujo el riesgo de hospitalización y muerte entre el 50% y el 70% en pacientes con síntomas leves y moderados de COVID-19. 
  • Una píldora desarrollada por Shionogi (Japón), que inhibe la proteasa 3CL, mostró una rápida eliminación del SARS-CoV-2 cuando se administró en los primeros cinco días de los síntomas. Y otro inhibidor oral de proteasa (mesilato de camostat) permitió una resolución más rápida de los síntomas cuando se administró durante los primeros siete días.
  • El antidepresivo fluvoxamina reduce el riesgo de hospitalización en pacientes con COVID-19 adultos y sintomáticos cuando se toma de forma temprana, y podría ser una opción en lugares con recursos limitados, según una revisión de tres ensayos clínicos.
  • Una única dosis intramuscular del cóctel de anticuerpos Evusheld de AstraZeneca redujo en 76% el riesgo de hospitalización por COVID-19 en poblaciones de alto riesgo. Es uno de los pocos cócteles de anticuerpos monoclonales que siguen funcionando contra ómicron.

Y nuevas vacunas candidatas

  • Arcturus therapeutics ha anunciado los resultados preliminares de su vacuna COVID-19 a base de ARNm autoamplificante (2 dosis, de 5ug cada una). El estudio, llevado a cabo en Vietnam cuando circulaban las variantes delta y ómicron, muestra una eficacia del 55% contra la enfermedad sintomática y del 95% contra la enfermedad grave. La vacuna requiere menos ARN y debería ser más barata y fácil de distribuir que otras vacunas de ARNm. 
  • Moderna anunció que una dosis de refuerzo (50ug) con su vacuna COVID-19 bivalente (con Spike de la variante original y de beta) indujo niveles más altos de anticuerpos neutralizantes contra ómicron (comparado con un refuerzo con la formulación original). La empresa también está evaluando una vacuna bivalente que combina Spike de la variante original y de ómicron.
 

Mantente al día de las novedades científicas sobre COVID-19 y otros temas clave de salud global. Clica aquí para recibir actualizaciones de ISGlobal por email.

 

[Evidencia publicada entre el 23/03/2022 y el 05/04/2022]

Vigilancia de cerca

La Organización Mundial de la Salud (OMS) dijo que está vigilando virus recombinantes, incluido un recombinante entre BA.1-BA.2 (XE) que se observó por primera vez en el Reino Unido y que parece ser un 10% más transmisible que la subvariante BA.2.

Un único experimento

Se publicaron los primeros resultados de la infección controlada por SARS-CoV-2 en adultos jóvenes: 34 personas voluntarias sin infección ni vacunación previas fueron expuestas a la variante original del SARS-CoV-2. El resultado fue que 18 de ellas (el 53%) se infectaron (2 fueron asintomáticas). El virus se detectó primero en la garganta, pero los niveles más altos se observaron en la nariz, independientemente de los síntomas. Se recuperó virus viable de la nariz hasta diez días después de la infección.

¿Efectos neurológicos según la variante?

Los monos infectados con la variante original del SARS-CoV-2 mostraron inflamación, microhemorragias e hipoxia en el cerebro, incluso en animales que no desarrollaron una enfermedad respiratoria grave. Sin embargo, un estudio (aún no revisado) en hámsteres muestra que, mientras que la variante original produce invasión e inflamación del bulbo olfatorio, esto apenas se observó con delta u ómicron.

El riesgo en menores sigue siendo bajo

Un amplio estudio realizado en Inglaterra no encontró diferencias en el riesgo de hospitalización con las variantes alfa o delta en la población infantil, mientras que otro estudio descubrió que, en niños y niñas menores de 5 años, ómicron provocó alrededor de siete veces más infecciones, pero con desenlaces sustancialmente menos graves comparado con delta. 

No es de extrañar

Los y las pacientes con COVID-19 coinfectados con el virus de la gripe tienen un riesgo cuatro veces mayor de necesitar ventilación mecánica y el doble de riesgo de morir, en comparación con los que solo tienen COVID-19. De ahí la importancia de vacunar a los grupos vulnerables contra ambos virus. 

Más vale tarde que nunca

Un estudio en Italia que siguió a pacientes hospitalizados por COVID-19 sugiere que la vacunación en los meses siguientes a la infección reduce el riesgo de desarrollar síntomas de COVID prolongada. 

Híbrido es mejor

Un estudio sueco concluye que el riesgo de reinfección y hospitalización por SARS-CoV-2 en personas previamente infectadas se mantuvo bajo hasta 20 meses, aunque la vacunación disminuyó aún más el riesgo de ambos resultados. Este estudio se suma a las pruebas de que la vacunación refuerza la inmunidad natural.

Del mismo modo, una infección por ómicron BA.1 en personas que no estaban vacunadas induce anticuerpos que pueden neutralizar las subvariantes BA.2 o BA.3, pero no las variantes anteriores. En cambio, una infección por BA.1 en personas previamente vacunadas provoca una fuerte actividad neutralizante no solo frente a las subvariantes de ómicron sino también frente a las otras variantes que circulaban anteriormente (se trata de estudios aún no revisados por pares).

Un nuevo tipo de inhibidor

TMPRSS2 es una proteína de la superficie de nuestras células que el SARS-CoV-2 utiliza para que le resulte más fácil entrar en la célula. Una molécula que se une a dicho receptor es capaz de prevenir y tratar las infecciones por diferentes variantes del SARS-CoV-2 cuando se administra a ratones en forma de espray intranasal.

Por si quedaba alguna duda

El mayor ensayo controlado hasta la fecha confirma que el tratamiento precoz con ivermectina no reduce el riesgo de hospitalización por COVID-19. 

Parecidas, pero no idénticas

Una comparación detallada de los anticuerpos inducidos por las dos vacunas de ARNm aprobadas (Pfizer-BioNTech y Moderna) revela algunas diferencias: Moderna parece inducir más anticuerpos IgA de cierto tipo, y más anticuerpos que activan el sistema inmune innato.

Nuevas estimaciones

Los últimos datos del Reino Unido muestran que la eficacia de la vacuna contra ómicron se subestimó debido a las hospitalizaciones incidentales, especialmente en las personas adultas de 18 a 65 años. Al redefinir la causa de la hospitalización, la eficacia de la vacuna es del 82% más de seis meses después de la segunda dosis y hasta del 90% cuatro meses después de un refuerzo. Otro estudio en Alemania confirma la elevada protección frente a hospitalización conferida por el refuerzo, para todas las edades. 

Ciervos

Un estudio demuestra que los ciervos de cola blanca pueden transmitir el virus a través de aerosoles y secreciones nasales y orales hasta cinco días después de la infección.

 

Mantente al día de las novedades científicas sobre COVID-19 y otros temas clave de salud global. Clica aquí para recibir actualizaciones de ISGlobal por email.

 

[Evidencia publicada entre el 09/03/2022 y el 22/03/2022]

La cifra real de muertos

Un análisis del exceso de mortalidad en 74 países estima que 18,2 millones de personas murieron en todo el mundo a causa de la pandemia entre enero de 2020 y diciembre de 2021. La tasa de exceso de mortalidad más alta se registró en Rusia y México (con 375 y 325 muertes por cada 100.000 personas, respectivamente). 

Reducir el riesgo de variantes virales

Un par de estudios señalan la necesidad de vigilar de cerca a los pacientes inmunodeprimidos para reducir el riesgo de variantes virales emergentes. En cuatro pacientes tratados con sotrovimab se detectaron mutaciones virales entre 6 y 13 días después del tratamiento. En otro paciente inmunodeprimido tratado con remdesivir se detectó una mutación que confiere resistencia al fármaco.

El riesgo de aparición de variantes puede reducirse si el ritmo de vacunación es rápido y se mantienen medidas preventivas mientras se vacuna, según un estudio de modelización

De la madre al bebé: posible pero raro

Un análisis de varios estudios concluye que la transmisión del SARS-CoV-2 de la madre a su bebé se produce muy raramente (alrededor del 1,8% de las veces) y que los partos vaginales y la lactancia materna no aumentan el riesgo para el recién nacido o nacida. 

Niveles de azúcar tras la infección

Un análisis de más de 35.000 personas diagnosticadas con COVID-19 en Alemania muestra una mayor incidencia de diabetes de tipo 2 en comparación con los controles (15,8 frente a 12,3 por 1.000 personas/año). Otro estudio con veteranos estadounidenses confirma un aumento del 40% en el riesgo de desarrollar diabetes en el año posterior a la infección. Estos resultados subrayan la necesidad de vigilar activamente los niveles de glucosa en los pacientes después de que se recuperen de una COVID-19 leve o grave. 

¿Otro tratamiento prometedor en desarrollo?

Un equipo chino ha desarrollado un anticuerpo capaz de reconocer y unirse simultáneamente a dos regiones muy conservadas de ómicron y de todas las demás variantes. El anticuerpo puede llegar al pulmón por vía inhalada y ha demostrado ser muy eficaz en ratones. 

Sustitución de la segunda dosis de Sputnik

En caso de problemas de suministro, la segunda inyección de la vacuna Sputnik V (que utiliza un vector Adenovirus 5) puede sustituirse por una dosis de vacuna de ARNm o, en menor medida, por una dosis de la vacuna Oxford-AstraZeneca, según un ensayo realizado en Argentina

El poder de la vacuna

Las personas vacunadas e infectadas con ómicron BA.1 desarrollan niveles robustos de anticuerpos neutralizantes contra la subvariante BA.2, lo que sugiere un buen grado de protección cruzada. Lo dice un estudio que también señala que se necesita una tercera dosis de la vacuna de Pfizer-BioNTech para generar suficientes anticuerpos neutralizantes contra BA.1 o BA.2. Una serie de estudios recientes confirma la eficacia de una tercera dosis contra ómicron: 

Un estudio en Finlandia concluye que la eficacia de la vacuna contra la COVID-19 grave en las personas mayores disminuye ligeramente después de dos dosis, pero se restablece tras una tercera dosis y permanece alta durante al menos dos meses, incluso contra ómicron. 

Un estudio en Qatar muestra que las vacunas de ARNm ofrecen una protección similar frente a BA.1 y BA.2, y que la eficacia frente a la enfermedad grave se mantuvo en un 68% o más durante al menos 7 meses en personas que solo habían recibido dos dosis, y aumentó a más del 80% tras una dosis de refuerzo. 

Datos de EE.UU. señalan que el riesgo de ventilación mecánica invasiva o de muerte tras la infección por ómicron se redujo en un 79% después de dos dosis y en un 94% después de tres, en comparación con las personas no vacunadas.

Y datos recientes del Reino Unido muestran que la protección de la vacuna contra la muerte subió del 59% (varios meses después de la segunda dosis) al 95% (varias semanas después de la tercera dosis).

En cambio, el efecto de una cuarta dosis contra infecciones sintomáticas de ómicron parece modesto en personas jóvenes, según un pequeño estudio israelí con personal sanitario.   

Recordatorio

Se han administrado 11.000 millones de dosis en todo el mundo, pero solo el 14,4% de las personas de los países de bajos ingresos han recibido al menos una dosis.

 

Mantente al día de las novedades científicas sobre COVID-19 y otros temas clave de salud global. Clica aquí para recibir actualizaciones de ISGlobal por email.

 

 

[Evidencia publicada entre el 23/02/2022 y el 08/03/2022]

¿Lo más cerca posible?

Tres nuevos estudios (aún no revisados por pares) aportan nuevas pruebas de que el brote de SARS-CoV-2 comenzó en el mercado de Huanan en Wuhan (China) y estuvo relacionado con el comercio de animales salvajes. El primer estudio detectó SARS-CoV-2 en muestras recogidas en jaulas, puestos y desagües de la sección del mercado donde se venden animales vivos. El otro muestra la agrupación geoespacial de los primeros casos cerca o dentro de esa sección del mercado, y vincula varios casos a un solo puesto. El tercero muestra la presencia de dos linajes virales distintos (A y B) antes de febrero de 2020, lo que sugiere que el SARS-CoV-2 saltó por lo menos dos veces del animal al humano a finales de noviembre o principios de diciembre de 2019. Los estudios no permiten identificar el tipo de animal del cual saltó el virus, pero podrían ser mapaches. Muchas personas expertas piensan que posiblemente esta sea la evidencia más cercana que logremos obtener sobre los orígenes del virus.

Vigilando venados

Un equipo canadiense identificó un linaje nuevo y muy divergente del SARS-CoV-2 en ciervos de cola blanca. Sus mutaciones son muy diferentes de las de ómicron y otras variantes de preocupación, lo que sugiere que ha evolucionado de forma independiente. El estudio (aún no revisado por pares) también sugiere que la variante pudo haberse transmitido del ciervo al humano.

Ómicron bajo la lupa

Dos nuevos estudios (en Nature y Science) que utilizan la microscopía electrónica y el análisis de rayos X revelan cómo ómicron puede unirse fuertemente al receptor humano ACE2 y disminuir el reconocimiento por parte de los anticuerpos monoclonales. Los hallazgos pueden servir de base para el diseño de vacunas eficaces contra todas las variantes de SARS-CoV-2.

Por su parte, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha declarado que la subvariante BA.2 de ómicron no causa una enfermedad más grave que la original, pero ha instado a los países a seguir vigilándola por separado. 

Un nuevo lugar de replicación viral

Un estudio en macacos (aún no revisado por pares) muestra que el SARS-CoV-2 puede replicarse en tejido testicular y del pene, lo que puede provocar una patología grave. Esto puede explicar la disfunción eréctil de la que hablan algunos pacientes de Covid. 

Factores genéticos y enfermedad grave

Dos nuevos estudios identifican factores genéticos que pueden aumentar el riesgo de desarrollar COVID-19 grave. Un análisis genómico que examinó más de 3.000 proteínas sanguíneas identificó 11 marcadores, incluida la proteína ABO que determina el grupo sanguíneo, asociados a la hospitalización y a la necesidad de asistencia respiratoria o a la muerte. Otro estudio de genoma completo identificó 16 nuevas variantes genéticas asociadas a la enfermedad grave y que están implicadas en el control de la replicación viral o en la inflamación pulmonar y la coagulación intravascular.

¿Cambios en el cerebro?

Un estudio en el que se compararon escáneres cerebrales antes y después de la infección por el SARS-CoV-2 en más de 400 pacientes (y 300 controles) detectó ciertos cambios en la estructura del cerebro, como la reducción del grosor de la materia gris y marcadores de daño tisular en las regiones conectadas a la corteza olfativa. Queda por ver si este efecto queda revertido con el tiempo.

Un tratamiento más para la Covid grave

El ensayo RECOVERY muestra que el baricitinib (un medicamento antiinflamatorio utilizado para la artritis reumatoide) redujo el riesgo de muerte en un 13% cuando se administró a pacientes hospitalizados con COVID-19 grave, además del tratamiento estándar.

Uno menos contra la BA.2

Los experimentos de laboratorio con 19 anticuerpos monoclonales (incluido el sotrovimab) muestran que solo el bebtelovimab recientemente autorizado (por Eli Lilly) es capaz de neutralizar las tres sublíneas de la variante ómicron (BA.1, BA.1+R346K y BA.2). 

Vacunas en adolescentes

Las vacunas están reduciendo 180 veces el riesgo de hospitalización por Covid entre los adolescentes de 12 a 17 años, según los últimos datos de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC). Además, solo 1 caso por millón de adolescentes vacunados desarrolló el síndrome inflamatorio multisistémico (SIC) frente a 200 casos por millón en no vacunados. 

Llegan las vacunas basadas en proteínas

Health Canada ha autorizado la vacuna Covid-19 de Medicago con partículas similares al virus producidas en plantas. La vacuna demostró una eficacia del 75,3% contra la COVID-19 de cualquier gravedad para la variante delta y del 88,6% contra la gamma.

Un alto coste para los niños y niñas

Se calcula que 5,2 millones de niños y niñas en todo el mundo han perdido a su padre o su madre a causa de la COVID-19. En Perú y Sudáfrica se registraron las mayores tasas de orfandad per cápita.

Y para las mujeres

Mientras celebramos el Día Internacional de la Mujer 2022, un estudio exhaustivo concluye que las desigualdades más importantes entre mujeres y hombres (empleo, escolarización, violencia de género) se han visto amplificadas por la pandemia de Covid.

 

Mantente al día de las novedades científicas sobre COVID-19 y otros temas clave de salud global. Clica aquí para recibir actualizaciones de ISGlobal por email.

 

 

[Evidencia publicada entre el 09/02/2022 y el 22/02/2022]

Buscando virus de alto riesgo

Se aislaron virus muy similares al SARS-CoV-2 en murciélagos del norte de Laos. Estos virus se unen muy bien al receptor humano ACE2 y pueden replicarse eficazmente en células humanas. Otro estudio identificó más de 100 virus (algunos de ellos nuevos) en animales salvajes que se venden con frecuencia en los mercados chinos, incluidos 21 virus considerados de "alto riesgo" para el ser humano.

Una pandemia de salud mental

Un estudio de una gran cohorte de veteranos en EE.UU. encuentra que al 4,4% - 5,6% de los que sobrevivieron a la COVID-19 se le diagnosticó algún trastorno neuropsiquiátrico. Esto significa que el virus puede haber contribuido a 2,8 millones de nuevos casos de trastornos de salud mental en EE.UU. y a más de 14,8 millones en todo el mundo. 

Covid prolongada y vacunación

Las personas vacunadas tienen menos probabilidades de desarrollar Covid prolongada a corto, medio y largo plazo, según una revisión de la evidencia disponible. Los estudios también sugieren que la vacunación puede mejorar los síntomas de Covid prolongada en la mayoría de los casos, especialmente si la vacunación ocurrió poco después del diagnóstico. Sin embargo, en algunos casos se observó un empeoramiento. 

¿Paxlovid también como prevención?

Estudios realizados en hámsteres muestran que la administración profiláctica del antiviral de Pfizer les protegió completamente de la infección por las variantes beta y delta, y que el tratamiento de los animales infectados bloqueó por completo la transmisión a otros animales no tratados. 

¿Mejorando?

El molnupiravir de Merck redujo el riesgo de hospitalización por COVID-19 en un 65%, según un ensayo de fase 3 realizado en la India con más de 1.200 pacientes con síntomas leves. Esta cifra es superior a la eficacia del 30% observada en un ensayo anterior.

Podría funcionar

La activación de los receptores ACE2 con dos fármacos conocidos (imatinib y metzolamida) puede ayudar a tratar las complicaciones metabólicas asociadas a la COVID-19. Además, en el laboratorio, estos fármacos reducen directamente la infección viral al inhibir la unión del virus a la ACE2.

Definitivamente no funciona

Un ensayo llevado a cabo en Barcelona muestra que el plasma convaleciente no reduce el riesgo de hospitalización en pacientes con COVID-19 leve. Y otro ensayo clínico aleatorizado en Malasia muestra, de nuevo, que el tratamiento de pacientes de alto riesgo con ivermectina no previene la progresión a la enfermedad grave.

La inmunidad "natural" necesita un refuerzo

Dos estudios con pacientes convalecientes (uno en el Reino Unido y otro en Israel, durante la ola de delta) muestran que la inmunidad adquirida por la infección y reforzada con la vacunación ofrece una protección robusta y duradera (> 1 año) contra la reinfección. En el estudio israelí, la reinfección se produjo en el 0,4% de los participantes infectados y vacunados, frente al 3,3% de los infectados pero no vacunados. Las dosis adicionales en personas con infección previa no supusieron ninguna diferencia.

Un estudio (no revisado por pares) encuentra que las personas no vacunadas infectadas por ómicron tienen bajos niveles de anticuerpos neutralizantes con reactividad cruzada, lo que sugiere que siguen siendo susceptibles a la infección por variantes anteriores. En cambio, la vacunación previa a la infección por ómicron mejora considerablemente la neutralización de otras variantes y la protección contra ellas. 

Más sobre las dosis de refuerzo

En el Reino Unido, las vacunas de refuerzo evitaron la hospitalización de unas 105.600 personas con COVID-19 desde mediados de diciembre, según un análisis. Otro análisis realizado en España estima que los refuerzos de ARNm reducen a la mitad la probabilidad de infectarse por ómicron (un mes después del refuerzo) y que la eficacia es mayor cuando el refuerzo se administra 6 meses o más después de la vacunación primaria. Y, según los datos de los CDC (EE.UU.), el riesgo de muerte por COVID-19 se redujo en un 85% con dos dosis, y en un 95% con tres. Las personas de 65 años o más fueron las que más se beneficiaron de la dosis de refuerzo. Y las personas que reciben 3 dosis de las vacunas actuales de ARNm, tienen un repertorio diverso de células B de memoria que pueden responder rápidamente y producir anticuerpos capaces de neutralizar variantes tan diversas como ómicron. 

Midiendo la inmunidad celular

Un ensayo basado en células T permite distinguir con alta sensibilidad y especificidad entre las personas infectadas por el SARS-CoV-2 y las vacunadas. Este ensayo podría ser una herramienta importante para el seguimiento de las personas vacunadas y para establecer marcadores de protección inmunitaria.

La tecnología de ARNm se expande

La Organización Mundial de la Salud (OMS) anunció que Egipto, Kenia, Nigeria, Senegal, Sudáfrica y Túnez serán las primeras naciones africanas en recibir la tecnología para producir vacunas de ARNm, como parte de un esfuerzo global para ampliar su fabricación en países de ingresos bajos y medios. 

 

Mantente al día de las novedades científicas sobre COVID-19 y otros temas clave de salud global. Clica aquí para recibir actualizaciones de ISGlobal por email.

 

 

[Evidencia publicada entre el 26/01/2022 y el 08/02/2022]

En las 10 semanas transcurridas desde el descubrimiento de ómicron, se han registrado 90 millones de casos de COVID-19, más que en todo el año 2020, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La “hermana” de ómicron

La subvariante BA.2 ómicron parece ser ligeramente más transmisible que la subvariante BA.1 prevalente, según datos del Reino Unido y Dinamarca, pero no hay indicios de que cause una enfermedad más grave; y la eficacia de la vacuna contra la BA.2 no ha cambiado, según el último informe del Reino Unido. Ambas cepas son tan distintas genéticamente como lo son las anteriores variantes alfa, beta y gamma entre sí. Por lo tanto, aún no está claro si las infecciones por BA.1 proporcionarán protección contra BA.2 y en qué medida.

Vigilando variantes en aguas residuales

Los científicos han detectado nuevas variantes del SARS-CoV-2 en las aguas residuales de la ciudad de Nueva York. Estas variantes contienen mutaciones que no se han observado en muestras clínicas, y comparten muchas mutaciones con ómicron.

Daño indirecto

Las células infectadas por SARS-CoV-2 producen mediadores solubles que hacen que las células vecinas pierdan su capacidad de división, aunque no estén infectadas. Esto conduce a una respuesta inflamatoria que continúa aun cuando ya no se detecta virus. Del mismo modo, se ha demostrado que la infección por el SARS-CoV-2 induce la desregulación de receptores olfativos, incluso si las neuronas olfativas no están infectadas. Estos hallazgos podrían ayudar a explicar la pérdida de olfato asociada a la COVID-19.

COVID-19 y mortalidad

Según un estudio llevado a cabo en Inglaterra, la obesidad se asoció más fuertemente con el riesgo de morir por COVID-19 entre las minorías raciales que entre los pacientes blancos. Los pacientes con COVID-19 dados de alta tenían más del doble de probabilidades de volver a ser hospitalizados o de morir en los meses siguientes, comparado con la población general, y un mayor riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares.

Riesgo de covid prolongada

Un estudio sugiere que la reactivación de virus latentes como el de Epstein Barr durante la infección aguda por SARS-CoV-2 podría contribuir a desarrollar secuelas prolongadas, y que la diabetes tipo 2, los niveles de ARN viral y ciertos autoanticuerpos son factores de riesgo. Otro estudio descubre que una firma de anticuerpos predice el riesgo de secuelas, mientras que otro encuentra que una combinación de mediadores inflamatorios se asocia con covid prolongada, con una precisión del 80%. Un estudio nacional danés con 37.522 niños y niñas infectados por SARS-CoV-2 concluye que la covid prolongada en niños es rara y, principalmente, de corta duración.

Contando las reinfecciones

Según datos del Reino Unido, que ahora incluyen las reinfecciones, alrededor del 11% de los casos actuales son reinfecciones por ómicron, frente al 1,5% con delta.

El orden no altera el resultado

Un estudio muestra que la infección por el SARS-CoV-2 aumenta la cantidad, la calidad y el rango de los anticuerpos generados por la vacuna, tanto si se produce antes como después de la vacunación. 

Vacunas adaptadas a ómicron

Pfizer ha lanzado un estudio para probar su nueva vacuna actualizada para ómicron. Sin embargo, datos preliminares de Moderna muestran que el refuerzo de macacos con una vacuna específica para ómicron no proporcionó mayor inmunidad o protección contra dicha variante, en comparación con la vacuna actual. Esto sugiere que, por el momento, las vacunas adaptadas a las nuevas variantes no son necesarias en personas con inmunidad previa por vacunación o infección.

Un refuerzo intranasal

Un estudio llevado a cabo en ratones (aún no revisado) muestra que una estrategia "Prime and Spike", que consiste en una primera dosis intramuscular de ARNm, seguida de un refuerzo intranasal con la proteína Spike, induce una memoria inmunitaria robusta en la mucosa del tracto respiratorio. Mediante la combinación de diferentes proteínas Spike, esta estrategia podría conferir una amplia inmunidad cruzada a las diferentes variantes del virus. 

El poder de la vacuna

Las personas adultas que han recibido un refuerzo tienen 97 veces menos probabilidades de morir por COVID-19 que las no vacunadas, según datos de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) hasta el 4 de diciembre. Por cada 100.000 personas, 9,7 de las no vacunadas murieron por COVID-19, frente al 0,7 de las vacunadas con dos dosis y al 0,1 de las que recibieron un refuerzo. 

Un estudio de hogares con niños y niñas no vacunados estima que tener un padre vacunado redujo el riesgo de infección por delta en un 20%, mientras que tener ambos padres vacunados lo redujo en un 58,1%. 

África puede

El equipo de Afrigen Biologics, en Sudáfrica, ha creado una copia casi idéntica de la vacuna ARNm de Moderna. El centro de transferencia de tecnología, puesto en marcha por la OMS, aún no puede producir suficientes dosis para marcar una diferencia este año (o probablemente en esta pandemia), pero sienta las bases para una producción de vacunas de ARNm mejor distribuida a nivel mundial en el futuro. 

Prevenir siempre es mejor

Tres acciones podrían minimizar el impacto de futuras pandemias: una mejor vigilancia de los patógenos zoonóticos, una mejor gestión del comercio de la fauna salvaje y una reducción sustancial de la deforestación. Estas acciones preventivas cuestan menos de 1/20 del valor de las vidas que se pierden cada año a causa de las zoonosis víricas emergentes y tienen beneficios colaterales sustanciales, concluye un análisis

 

Mantente al día de las novedades científicas sobre COVID-19 y otros temas clave de salud global. Clica aquí para recibir actualizaciones de ISGlobal por email.

 

 

[Evidencia publicada entre el 12/01/2022 y el 25/01/2022]

Los viajes de ómicron

Según datos de vigilancia de aguas residuales en los Estados Unidos, ómicron probablemente estaba presente en la ciudad de Nueva York desde el 21 de noviembre, cuatro días antes de que Sudáfrica anunciara por primera vez casos de esta variante. 

Analizando la mayor transmisibilidad de ómicron

Las infecciones por ómicron parecen tener cargas de ARN viral más bajas y una fase de eliminación más corta que las infecciones por delta: la mayoría de las personas dejan de ser infecciosas después de seis días, según un pequeño estudio realizado en Japón. Además, las personas vacunadas e infectadas por ómicron presentaban niveles de virus infeccioso comparables a las infectadas por delta. Estos resultados, aún no revisados por pares, sugieren que hay otros mecanismos que contribuyen a la mayor infectividad de ómicron.

El primer análisis a nivel molecular de la proteína Spike de ómicron muestra que la fuerza de unión al receptor ACE2 es comparable a la de delta, pero que la mutación S:655Y, presente en ómicron y gamma, aumenta el corte de Spike y la replicación viral.

Y su menor patogenicidad

Dos estudios publicados en Nature con modelos de ratón o hámster apuntan a una menor patogenicidad de ómicron en comparación con variantes anteriores.

En Portugal, ómicron también se asoció a una reducción del 75% del riesgo de hospitalización en comparación con delta, así como a una menor duración de la estancia hospitalaria. 

Un refuerzo para ómicron

Tres estudios publicados en Cell confirman que ómicron evade fuertemente los anticuerpos neutralizantes, pero que una dosis de refuerzo rescata la capacidad neutralizante al aumentar la magnitud y amplitud de la respuesta de anticuerpos.

En efecto, una tercera dosis de ARNm disminuyó en un 50% el riesgo de infección por ómicron en comparación con dos dosis, y en un 66% el riesgo de infección sintomática. La dosis de refuerzo también aumenta la protección contra la hospitalización por ómicron: hasta un 90% (comparado con un 57% con dos dosis) según los datos de los Centers for Disease Control and Prevention (CDC), y permanece por encima del 85%- 90% según datos del Reino Unido.

Resultados preliminares dan una idea de la duración del efecto de la dosis de refuerzo: los anticuerpos neutralizantes contra ómicron disminuyen gradualmente en los cuatro meses después de la tercera dosis, pero permanecen bastante elevados. 

Además, un pequeño estudio llevado a cabo en Israel revela que una cuarta dosis no aumenta significativamente la protección contra las infecciones por ómicron, a pesar de un aumento de los niveles de anticuerpos.

Protección preexistente contra la infección

Las personas que no se infectaron a pesar de haber estado muy expuestas al virus podrían estar protegidas por células T de memoria que reaccionan de forma cruzada con antígenos virales fuera de Spike. Estos resultados sugieren que puede ser buena idea incluir otros antígenos virales además de Spike en las vacunas de segunda generación.

COVID-19 y embarazo

Las mujeres embarazadas no vacunadas e infectadas con COVID-19 corren un riesgo mucho mayor de sufrir complicaciones de la enfermedad y de morir, según un estudio escocés. La tasa de mortalidad de mujeres que dieron a luz en los 28 días siguientes al diagnóstico de COVID-19 fue de 22,6 por cada 1.000 nacimientos, frente a 5,6 por cada 1.000. Además, los bebés de mujeres embarazadas con COVID-19 tienen mayores probabilidades de nacer prematuramente o de tener un peso bajo al nacer, entre otros efectos adversos, especialmente cuando la infección ocurre en el primer y segundo trimestre.

El SARS-CoV-2 no infecta directamente la placenta, pero induce su inflamación.

COVID y adolescentes

Según un estudio francés, una sola dosis de la vacuna contra la COVID reduce el riesgo de síndrome inflamatorio multisistémico en adolescentes (MIS-C) en más del 90%. Ningún adolescente con dos dosis de la vacuna experimentó MIS-C.

Fertilidad y vacunas

Un estudio con una cohorte de más de 2.000 mujeres en EE.UU. y Canadá indica que la vacunación con COVID-19 no afecta la fertilidad de los hombres ni de las mujeres, pero que los hombres infectados por el SARS-CoV-2 pueden experimentar una disminución pasajera de la fertilidad. 

10.000 millones

Se han administrado casi 10.000 millones de dosis de vacunas en todo el mundo, de las cuales 1.000 millones han sido enviadas por COVAX a 144 países.

Pero 118 países (de un total de 195) -entre ellos Rusia y Estados Unidos- no están en camino de alcanzar el objetivo de la Organización Mundial de la Salud (OMS) de haber vacunado al 70% de su población para mediados del 2022. 

Mantente al día de las novedades científicas sobre COVID-19 y otros temas clave de salud global. Clica aquí para recibir actualizaciones de ISGlobal por email.

 

 

[Evidencia publicada entre el 22/12/2021 y el 11/01/2022]

Mutaciones más allá de Spike

Un estudio identifica mutaciones fuera de Spike que pueden contribuir a aumentar el potencial de transmisión de las variantes alfa, delta u ómicron. Estas mutaciones aumentan los niveles de ORF9b, una proteína viral que suprime la respuesta inmunitaria innata.

Más evidencia sobre ómicron

Células diana y vía de entrada. Los estudios demuestran que la proteína Spike de ómicron se une más fuertemente que la de otras variantes al receptor ACE2. Por el contrario, el receptor TMPRSS2 la corta menos eficazmente (un proceso que le abre otra vía de entrada), lo que puede ayudar a explicar por qué causa una enfermedad más leve, ya que el TMPRSS2 es más común en las vías respiratorias inferiores.

Periodo de incubación. Esto también puede ayudar a explicar por qué el tiempo entre la exposición y los síntomas se ha acortado a un promedio de 3 días (frente a 4 para delta y 5 para la variante original).

Síntomas. Los principales síntomas de ómicron son mocos, dolor de cabeza, fatiga, estornudos y dolor de garganta. Solo la mitad de las personas infectadas declararon tener fiebre o tos, y menos del 21% declararon haber perdido el gusto o el olfato.

Gravedad. Más estudios indican que ómicron causa una enfermedad menos grave. En Sudáfrica, el ingreso en cuidados intensivos fue del 18,5% en la ola por ómicron, frente al 30% en la ola por delta. En el Reino Unido, las personas con infecciones por ómicron tenían una probabilidad de entre un 15% y un 20% menor de ser hospitalizadas en comparación con delta, y estancias más cortas en el hospital. En los EE.UU., el riesgo de hospitalización, ingreso en la UCI y ventilación mecánica fue significativamente menor para las personas infectadas por ómicron en comparación con delta, en todos los grupos de edad (incluida la población infantil no vacunada). El riesgo de ingreso en la UCI se redujo en un 50% (del 0,8% al 0,4%).

Los estudios realizados en ratones y hámsteres también muestran que ómicron provoca una enfermedad menos grave.

Eficacia de la vacuna. Un estudio en Dinamarca revela que, en los hogares afectados por ómicron, las personas vacunadas y no vacunadas tenían la misma probabilidad de infectarse, aunque una dosis de refuerzo reducía el riesgo de infección a la mitad. Además, las personas no vacunadas tenían un 40% más de probabilidad de infectar a otro miembro de la familia, independientemente de la variante.

Los datos más recientes del Reino Unido muestran que las dosis de refuerzo siguen siendo altamente efectivas contra la enfermedad grave por ómicron en personas adultas mayores de 65 años: alrededor del 90% de protección a los 3 meses después de una dosis de refuerzo, en comparación con el 70% proporcionado por dos dosis a los 3 meses y 50% a los 6 meses. Los datos no apoyan por ahora la necesidad de una cuarta dosis entre las personas más vulnerables.

Células T: el momento de brillar. Varios estudios demuestran que la mayoría de las células T inducidas por diferentes vacunas o infecciones son capaces de reconocer a ómicron, lo que subraya su papel clave como segunda línea de defensa. 

Vacunas y COVID prolongada

Un estudio realizado en Israel (aún no revisado por pares) muestra que las personas vacunadas tenían una probabilidad entre un 50% y un 68% menor de manifestar síntomas prolongados como fatiga, dolor de cabeza, debilidad y dolor muscular persistente tras la infección aguda, comparado con las no vacunadas.

Tratamientos tempranos para pacientes de alto riesgo

Un ensayo clínico controlado muestra que un tratamiento de 3 días de remdesivir (que debe administrarse por vía intravenosa) redujo en un 87% el riesgo de hospitalización o muerte entre pacientes con alto riesgo de progresar a COVID grave.

Y la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA) de EE.UU. aprobó el Paxlovid de Pfizer, el primer tratamiento oral para pacientes con COVID y alto riesgo de enfermar gravemente.

Seguridad de la vacuna en población infantil

Se han notificado un total de 12 casos de miocarditis entre 8,7 millones de dosis de Pfizer administradas en niños y niñas de 5 a 11 años en los EE.UU. Esto corresponde a 4 casos en 1 millón (10 veces inferior a la tasa observada en adolescentes). 

Un regalo para el mundo

La India concedió la aprobación de emergencia a Corbevax, una vacuna basada en la proteína COVID-19 desarrollada por el Baylor College of Medicine de Houston y fabricada por Biological E. La vacuna tuvo una eficacia superior al 80% contra la enfermedad sintomática, pero los datos aún no se han publicado. Es importante destacar que la vacuna se comparte sin patente y representa una alternativa eficaz y de bajo coste para los países de renta baja. 

 

Mantente al día de las novedades científicas sobre COVID-19 y otros temas clave de salud global. Clica aquí para recibir actualizaciones de ISGlobal por email.

 

 

[Evidencia publicada entre el 15/12/2021 y el 21/12/2021]

Ómicron

Una propagación vertiginosa. Es probable que ómicron se convierta en la variante dominante en Europa para el primer mes de 2022, según el Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades (ECDC). Ya es la variante dominante en EE. UU., donde representa el 73% de las infecciones diagnosticadas.

Gravedad de la enfermedad: aún no está clara. Un estudio de la Universidad de Hong Kong (aún no revisado por pares), realizado en "tejidos en un tubo", muestra que ómicron se replica mucho más rápido en los bronquios humanos, lo que podría explicar por qué se transmite más que delta. El estudio también sugiere que tiene una menor capacidad para infectar el tejido pulmonar, lo que puede ser un indicador de una menor gravedad de la enfermedad.

En Sudáfrica, las hospitalizaciones no han aumentado al mismo ritmo que en las olas anteriores. La comunidad científica está investigando si la infección previa por la variante beta (que se extendió en el país) podría conferir una protección adicional. 

En cambio, un estudio del Imperial College de Londres no encuentra pruebas, por el momento, de que ómicron provoque una enfermedad menos grave.

Evasión de anticuerpos, pero no de células T. El mismo estudio del Imperial College estima que la protección de la vacuna (frente a la infección sintomática) desciende al 20% para dos dosis de la vacuna y se restablece al 55-80% tras una dosis de refuerzo. Según Moderna, una dosis de refuerzo de su vacuna COVID-19 (media dosis) multiplica por 37 los anticuerpos neutralizantes. Se espera que la protección contra la enfermedad grave y la muerte siga siendo relativamente alta, ya que las células T parecen verse mucho menos afectadas por las mutaciones de ómicron, según datos presentados en una reunión de la Organización Mundial de la Salud (OMS). De hecho, los primeros datos de Sudáfrica sugieren que, con dos dosis de la vacuna, la protección contra la enfermedad grave se mantiene alrededor del 70%.

Población infantil y COVID

El análisis de 820.404 casos pediátricos con COVID-19 notificados por 10 países europeos entre agosto de 2020 y octubre de 2021 concluye que las tasas de casos y de hospitalización en población infantil aumentaron a medida que aumentaba la transmisión, pero los desenlaces graves fueron raros: el 1,2% fue hospitalizado, el 0,08% requirió cuidados intensivos y el 0,01% murió.

Infecciones en personas vacunadas

Un estudio con personal sanitario muestra que las infecciones en personas vacunadas, aunque leves, aumentan la inmunidad humoral. Las personas vacunadas e infectadas por delta mostraron una mayor capacidad de neutralizar dicha variante, comparado con las vacunadas pero no infectadas.

Un estudio en Escocia y Brasil muestra que, en las personas vacunadas con dos dosis de AstraZeneca-Oxford, la protección contra hospitalizaciones y muertes también decae tras varios meses, lo cual confirma la necesidad de una dosis de refuerzo.

Un anticuerpo monoclonal contra ómicron

La Agencia Europea de Medicamentos (EMA) recomienda la autorización de sotrovimab (Xevudy), el fármaco desarrollado por GSK-VIR para el tratamiento de la COVID-19 en personas adultas y adolescentes con riesgo de enfermedad grave. Es uno de los pocos anticuerpos monoclonales que siguen siendo eficaces contra ómicron.

Más vacunas por venir

Una quinta vacuna para Europa. La EMA ha aprobado la vacuna COVID-19 de Novavax, basada en proteínas, para personas a partir de 18 años. Los resultados de los ensayos clínicos mostraron una eficacia de la vacuna de alrededor del 90% en un momento en que las variantes alfa y beta eran las más comunes. La versión de la vacuna elaborada por el Serum Institute de India también fue aprobada por la OMS.

Otra candidata basada en proteínas. Medicago anunció resultados positivos de eficacia y seguridad en el ensayo de fase 3 de su vacuna COVID-19, que consiste en partículas que imitan al virus. La vacuna se produce en plantas de tabaco y demostró una eficacia del 75,3% contra síntomas de COVID-19 con la variante delta. 

¿Protección amplia contra variantes? Una vacuna COVID-19 sin aguja, desarrollada por la Universidad de Cambridge y DIOSynvax, entró en la fase 1 de los ensayos. La vacuna, que se aplica en la piel mediante aire comprimido, induce inmunidad frente a una mayor gama de antígenos virales, y se espera que ofrezca mejor protección contra las variantes del SARS-CoV-2 y otros coronavirus.

 

Mantente al día de las novedades científicas sobre COVID-19 y otros temas clave de salud global. Clica aquí para recibir actualizaciones de ISGlobal por email.

 

[Evidencia publicada entre el 1/12/2021 y el 14/12/2021]

Ómicron: una idea más clara

Los primeros datos de laboratorio y epidemiológicos empiezan a ofrecer una imagen más clara de cómo se comportará esta variante.

  • Transmisibilidad. Los primeros datos del Reino Unido indican que ómicron tiene una ventaja de crecimiento sobre delta: el riesgo de transmisión doméstica a partir de una persona infectada con ómicron es tres veces mayor que el de una infectada con delta, y el riesgo de que un contacto cercano se convierta en un caso secundario es el doble. Esta ventaja de crecimiento podría deberse en parte a una mayor capacidad de la variante para evadir la inmunidad.     
  • Evasión de la inmunidad. Los datos preliminares de Sudáfrica y el Reino Unido señalan que ómicron tiene una mayor capacidad para evadir la inmunidad por infección previa (una tasa de reinfección del 7% para ómicron, en comparación con el 0,4% para delta, según las primeras estimaciones del Reino Unido). En cuanto a la inmunidad por vacuna, varios laboratorios han publicado los primeros resultados que muestran que el suero de personas convalecientes o vacunadas con dos dosis tiene una capacidad mucho menor de neutralizar ómicron en comparación con otras variantes. Los sueros de personas con inmunidad híbrida (infectados y vacunados o vacunados e infectados), así como de aquellas que recibieron una tercera dosis, mantuvieron una buena capacidad neutralizante contra ómicron. Así mismo, el último informe del Reino Unido muestra una caída casi total en la protección contra la enfermedad sintomática después de dos dosis de AstraZeneca-Oxford, y una caída significativa (a un 30%) para dos dosis de Pfizer-BioNTech. Con una dosis de refuerzo, la protección volvió a aumentar, al 75% (dentro del primer mes de haber recibido una dosis de Pfizer). Se espera que las vacunas protejan contra la enfermedad grave pero aún es pronto para saberlo.
  • En cuanto a los tratamientos basados en anticuerpos monoclonales, el sotrovimab (desarrollado por GSK/VIR) sigue siendo eficaz contra ómicron, mientras que los cócteles de anticuerpos de Lilly y Regeneron, y uno de los dos anticuerpos de AstraZeneca, ya no son eficaces.
  • Gravedad de la enfermedad. En Sudáfrica, las infecciones parecen ser más leves. Sin embargo, aún no se pueden sacar conclusiones sobre la gravedad de la enfermedad causada por esta variante, especialmente en poblaciones de edad avanzada o en personas sin inmunidad previa.

Detectar más rápido las infecciones 

Una prueba antigénica rápida que amplifica la señal se puede utilizar para detectar el virus en la saliva con gran sensibilidad.

Un equipo de investigación japonés ha desarrollado una máscara que puede detectar rastros de SARS-CoV-2 cuando se rocía con un tinte fluorescente que contiene anticuerpos frente al virus, extraídos de huevos de avestruz.

Tejido graso

El SARS-CoV-2 puede infectar ciertas células del tejido adiposo, lo que genera una respuesta altamente inflamatoria, según un estudio que aún no ha sido revisado por pares. Estos hallazgos podrían explicar la relación entre obesidad y COVID-19 grave. 

El truco está en la inmunidad en las mucosas

Los individuos previamente infectados por SARS-CoV-2 desarrollan una fuerte respuesta en las mucosas (con altos niveles de anticuerpos IgA detectados en saliva) tras la vacunación con ARNm, lo que puede ayudar a explicar la sólida protección contra la infección que tiene este grupo (infectado y vacunado). Otro estudio muestra que la administración intranasal de una vacuna antigripal en ratones potencia la secreción local de IgA y protege contra diferentes virus gripales, lo cual subraya el potencial de las vacunas intranasales contra las variantes del SARS-CoV-2.

Más tratamientos desarrollados o aprobados

Un fármaco (4′-fluorouridina), que bloquea la replicación viral, podría utilizarse como antiviral de amplio espectro contra los virus respiratorios, incluido el SARS-CoV-2, según experimentos realizados en células y animales. El tratamiento oral de hurones infectados con diferentes variantes del SARS-CoV-2 fue muy eficaz para reducir la carga viral.  

La FDA (en EE.UU.) ha aprobado Evushield, un anticuerpo diseñado para la protección a largo plazo contra la infección por COVID-19 en personas que no están adecuadamente protegidas por las vacunas, como las personas trasplantadas y los pacientes con cáncer. Se están realizando experimentos para determinar si sigue siendo eficaz contra ómicron. 

Después de un análisis final de datos, Pfizer ha anunciado que su antiviral Plaxovid ha mantenido un 89% de eficacia previniendo hospitalizaciones y muertes entre los pacientes de COVID-19 de alto riesgo. 

Ensayo de combinaciones de vacunas

El estudio COV-boost realizado en el Reino Unido probó siete vacunas COVID-19 diferentes (AstraZeneca-Oxford, Pfizer-BioNTech, Moderna, Janssen, Novavax, Curevac y Valneva) como tercera dosis en personas que habían recibido ya sea dos dosis de AstraZeneca-Oxford o dos dosis de Pfizer-BioNTech. La respuesta varió según el refuerzo y el grupo de edad, pero todas las vacunas indujeron un aumento en el nivel de anticuerpos (excepto Valneva en los individuos inmunizados con Pfizer).

También los hipopótamos  

Dos hipopótamos del zoo de Amberes (Bélgica) han dado positivo para la infección por SARS-CoV-2. Son los primeros casos registrados en esta especie.

Las desigualdades aumentan

En 2020 se produjo el mayor aumento de riqueza en los multimillonarios, según el último Informe sobre la Desigualdad en el Mundo: el 10% más rico del mundo posee el 76% de la riqueza, mientras que la mitad más pobre posee el 2%. Mientras tanto, 100 millones de niños y niñas adicionales cayeron en la pobreza en el 2020 (un aumento del 10% con respecto al 2019), dice Unicef.

 

Mantente al día de las novedades científicas sobre COVID-19 y otros temas clave de salud global. Clica aquí para recibir actualizaciones de ISGlobal por email.

 

[Evidencia publicada entre el 17/11/2021 y el 30/11/2021]

Una nueva variante llamada ómicron

Hace unos días se identificó en Sudáfrica un brote de casos infectados por una variante con un elevado número de mutaciones. Esta variante no procede de delta, sino del virus original (denominado B.1) y acumula más mutaciones que cualquier otra variante descrita (más de 30 mutaciones solo en Spike), muchas de las cuales están potencialmente asociadas a una mayor capacidad de evadir la inmunidad o a una mayor transmisibilidad. Algunos expertos creen que puede haber evolucionado en una persona inmunodeprimida con infección crónica. Todavía no está claro si es más transmisible, más resistente a las vacunas o más virulenta que la variante delta. La comunidad científica está realizando estudios para comprender mejor el impacto de este conjunto de mutaciones. Actualmente la variante ómicron se ha detectado en varias regiones del mundo, como Estados Unidos, Canadá, Europa, Israel y Australia. 

Cuanto menor sea la tasa de vacunación, mayor será el riesgo de que surjan nuevas variantes virales y se propaguen. En África, solo 1 de cada 4 trabajadores y trabajadoras sanitarias cuenta con la pauta completa de vacunación contra la COVID-19. Menos del 10% de las personas que viven en África han recibido las dos dosis de la vacuna.

Entender el daño pulmonar

Un análisis minucioso de los pulmones de 18 pacientes que murieron a causa de la COVID-19 muestra que el virus infecta directamente a las células epiteliales de los pulmones, impidiendo su capacidad de reparar tejido dañado. Esto, a su vez, resulta en un menor flujo de oxígeno y una trombosis excesiva.

Gran diversidad de dianas para las células T

El análisis de unos 56 millones de células T procedentes de 55 pacientes de COVID-19 revela que las células T específicas del virus pueden reconocer muchos fragmentos de proteínas (o epítopos) repartidos a lo largo de todo el proteoma viral. De los 85 epítopos identificados en Spike, solo cinco se verían afectados por las mutaciones en la variante delta.

¿Un futuro más suave?

Un estudio realizado en Qatar muestra que las personas con reinfecciones tenían un riesgo 90% menor de hospitalización o muerte que las personas infectadas por primera vez. Un tercio de las reinfecciones fueron causadas por la variante beta (B.1.351). Estos resultados sugieren que el virus puede adoptar un patrón de infección más benigno cuando se vuelva endémico. 

Bien, pero no tanto

Los datos actualizados del ensayo de Merck muestran que el molnupiravir reduce un 30% las hospitalizaciones y muertes por COVID-19, en lugar del 50% anunciado inicialmente.

¿ARN como tratamiento?

Una sola dosis de una pequeña molécula de ARN previene en ratones la infección y la enfermedad por SARS-CoV-2, gracias a la activación del sistema inmunitario innato. Esta molécula (denominada SLR-14) es fácil de producir y podría utilizarse como tratamiento temprano tras la exposición y para tratar a pacientes inmunodeprimidos. 

Una candidata a vacuna de células T

Investigadores e investigadoras alemanes publican los resultados de la fase 1 de una candidata a vacuna basada en un péptido, que induce una respuesta de células T diversa, potente, sin importar la variante, y superior a la detectada tras la infección por SARS-CoV-2 o la vacunación con vacunas ya aprobadas. Actualmente se está llevando a cabo un ensayo de fase 2 en pacientes que no pueden generar anticuerpos.

x25

Entre las personas de 60 a 80 años, el riesgo de morir por COVID-19 es 25 veces mayor si no se vacunan, en comparación con las que están totalmente vacunadas, según datos publicados por las autoridades españolas.

Medio millón

Las vacunas contra la COVID-19 han salvado casi medio millón de vidas en Europa en el último año entre los mayores de 60 años, según la Organización Mundial de la Salud (OMS) Europa

Alimentando la resistencia a los antibióticos

Los países del continente americano registraron un aumento de las infecciones resistentes a los antibióticos debido a su mal uso durante la pandemia, advierte la Organización Panamericana de la Salud (OPS). Más del 90% de los pacientes hospitalizados por COVID-19 en el continente recibieron antibióticos, mientras que solo el 7% los necesitaba para tratar una infección secundaria. 

Recuperación desigual

La Fundación Gates predice que, en 2022, los ingresos medios volverán a sus niveles anteriores a la pandemia en el 90% de las economías avanzadas, frente a solo el 30% de las economías de ingresos bajos y medios. 

 

Mantente al día de las novedades científicas sobre COVID-19 y otros temas clave de salud global. Clica aquí para recibir actualizaciones de ISGlobal por email.

 

[Evidencia publicada entre el 03/11/2021 y el 16/11/2021]

28 millones de años de vida perdidos

En el 2020 se perdieron 28 millones de años de vida por la COVID-19, en 31 países. Esto es más de cinco veces los años de vida perdidos por la epidemia de influenza estacional en el 2015. El impacto fue relativamente menor en personas de menos de 65 años, excepto en Rusia, Bulgaria, Lituania y los EE. UU.

Las muertes por COVID-19 en España

En el 2020 se estima que murieron por COVID-19 en España 80.000 personas (incluidas las que murieron a causa de comorbilidades complicadas por la COVID-19), según estimaciones actualizadas. Esto convierte a la COVID-19 en la primera causa de muerte en España durante 2020.

Estudio de mutaciones más allá de Spike

Cuatro mutaciones en la proteína de la nucleocápside de la variante delta aumentan 10 veces la entrada y expresión de ARN viral en la célula, según un estudio que utiliza un nuevo sistema para crear partículas semejantes al virus, desarrollado por la premio Nobel Jennifer Doudna.

Neuronas: ¿afectadas pero no infectadas?

Un procedimiento que permite visualizar la replicación del virus en el tejido nasal de pacientes fallecidos por COVID-19 muestra que las células ciliadas son la principal diana del SARS-CoV-2 en la mucosa respiratoria. El estudio no encontró evidencia de infección en neuronas olfativas, lo que sugiere que no es un virus neurotrópico y que las neuronas olfativas pueden verse afectadas sin ser infectadas. 

Un gen de alto riesgo identificado

Una variante de un gen llamado LZTF1 puede aumentar el riesgo de desarrollar COVID-19 grave. El 60% de las personas con antecedentes asiáticos y el 15% de las personas de ascendencia europea porta esta versión del gen, que podría aumentar la susceptibilidad de las células pulmonares a la infección.

Datos de mortalidad en la infancia

Una revisión de las muertes en el Reino Unido durante el primer año de la pandemia muestra que el 99,995% de la población infantil y adolescente con una prueba de SARS-CoV-2 positiva sobrevivió. De las 61 muertes registradas, 25 se debieron a la infección por SARS-CoV-2 (tasa de mortalidad de dos por millón): 22 de ellas por COVID-19 y 3 por síndrome inflamatorio pediátrico.

Protección por células T preexistentes

Un estudio con personal sanitario que estuvo continuamente expuesto al virus pero que nunca dio positivo por PCR o serología, muestra que algunos individuos tenían una población expandida de células T dirigidas contra las proteínas responsables de la replicación viral y que podrían ayudar a eliminar al virus antes de que se generen anticuerpos. La secuencia reconocida por estas células T es común a todos los coronavirus estacionales humanos y podría representar una diana para una vacuna universal contra los coronavirus.

Reinfección

Es probable que los niveles de anticuerpos asociados con la protección contra la reinfección duren entre 1,5 y 2 años de promedio, mientras que la protección contra infecciones graves puede durar varios años, según un estudio en el Reino Unido con más de 7.500 participantes. Sin embargo, el 24% de los participantes no desarrolló anticuerpos antiSpike.

Más tratamientos antivirales

Un antiviral oral desarrollado por Pfizer redujo el riesgo de hospitalización por COVID-19 en un 89%, según un comunicado de prensa de la compañía. El fármaco inhibe la replicación viral al interferir con una enzima viral (o proteasa). Resultados publicados esta semana muestran que el fármaco ejerce una potente actividad antiviral contra diferentes coronavirus, incluyendo MERS, SARS y variantes del SARS-CoV-2.

Otra vacuna para COVAX

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha otorgado uso de emergencia a Covaxin (la vacuna de virus inactivado desarrollada por Bharat Biotech). La vacuna mostró tener una eficacia del 77,8% contra la COVID-19 sintomática y del 93% contra la enfermedad grave, según los resultados del ensayo clínico de fase 3.

Vacunas de segunda generación

Un equipo australiano desarrolló un parche que administra la proteína Spike directamente en la piel e induce la producción de anticuerpos y células T específicas del virus. Una sola dosis proporcionó una protección completa en ratones.

Un equipo del Boston Children's Hospital desarrolló una vacuna que consiste en el dominio de unión al receptor de la proteína Spike fusionado a un nanocuerpo (un anticuerpo de una sola cadena) cuya diana son las células presentadoras de antígeno. La vacuna provoca una buena respuesta inmune en ratones, se mantiene estable durante al menos siete días a temperatura ambiente y puede liofilizarse.

Una vacuna de ARNm que se autoamplifica protegió a macacos contra la infección por SARS-CoV-2, ya fuera administrada como una vacuna de dos dosis, o como segunda dosis tras una primera dosis con un vector adenoviral de chimpancé. Ambos regímenes (homólogo y heterólogo) se están evaluando en ensayos clínicos de fase 1.

Los venados también

El 30% de los venados de cola blanca muestreados en el estado de Iowa (EE. UU.) dieron positivo para ARN del SARS-CoV-2, probablemente como resultado de múltiples eventos de transmisión de humanos a ciervos, aunado a una transmisión sostenida entre ciervos.

Bomba de relojería para el sarampión

El número de bebés que no recibieron su primera vacuna contra el sarampión aumentó en 3 millones el año pasado, el mayor aumento en 20 años, según un informe de los Centers for Disease Control and Prevention (CDC) de la OMS / EE. UU.

 

 

Mantente al día de las novedades científicas sobre COVID-19 y otros temas clave de salud global. Clica aquí para recibir actualizaciones de ISGlobal por email.

 

[Evidencia publicada entre el 20/10/2021 y el 2/11/2021]

El mundo ha llegado a 5 millones de muertes oficiales por COVID-19 y casi 250 millones de casos. Es probable que los números reales sean mucho más altos.

Volando bajo el radar

La transmisión comunitaria del SARS-CoV-2 ya estaba ocurriendo en varias áreas de Europa y los EE.UU. en enero de 2020 y, a principios de marzo, los sistemas de vigilancia solo detectaron entre 1 y 3 infecciones por SARS-CoV-2 de cada 100, según un estudio.

¿Una infección estacional?

El clima desempeñó un papel importante en la modulación de la transmisión viral durante las primeras ondas pandémicas en los dos hemisferios, de acuerdo con un estudio de modelado. Los hallazgos predicen que la COVID-19 se comportará como una infección estacional y resaltan el papel de la transmisión por aerosoles.

Hasta el oído interno

El SARS-CoV2 puede infectar directamente a las células del oído interno, que coexpresan los receptores ACE2 y TMPRSS2. Este hallazgo explicaría los problemas de audición y equilibrio en algunos pacientes.

Buenas noticias desde el frente del tratamiento

Un ensayo clínico controlado en Brasil muestra que el tratamiento temprano con un antidepresivo barato (fluvoxamina) en pacientes infectados y de alto riesgo redujo la necesidad de hospitalización en un 32% (del 16% al 11%) comparado con el placebo. La fluvoxamina tiene un efecto antiinflamatorio.

Por su lado, Merck ha firmado un acuerdo con el ‘Medicines Patent Pool’ que permitirá a los 105 países más pobres producir el medicamento antiviral molnupiravir por tan solo 20$ por tratamiento (5 días), en comparación con los 712$ por tratamiento que cuesta en los EE.UU.

La vacuna le gana a la infección

Los adultos no vacunados con una infección previa por SARS-CoV2 tienen 5,5 veces más probabilidades de contraer la COVID-19 que los adultos completamente vacunados sin infección previa, concluye un estudio de los Centers for Disease Control and Prevention (CDC) en los EE.UU. Sin la vacuna, las personas podrían volver a infectarse tras entre 5 y 12 meses, según otro estudio.

Más estimaciones de efectividad

Un estudio en Escocia estima que la efectividad general de la vacuna contra la muerte por infección de la variante delta es del 90% para Pfizer-BioNTech y del 91% para AstraZeneca-Oxford (del 87% y 90%, respectivamente, para las personas mayores de 60 años). Otro estudio de Israel muestra una efectividad del 93% contra las infecciones por delta en más de 100.000 adolescentes (que no habían sido infectados previamente). Y datos de Israel también muestran que una dosis de refuerzo reduce aún más el riesgo de enfermar gravemente, pero este riesgo ya era muy bajo en personas con dos dosis y sin comorbilidades (3 por 100.000).

Transmisión en los hogares

Un estudio que evalúa la transmisión comunitaria en el Reino Unido muestra que las personas completamente vacunadas que se infectan pueden transmitir el virus en los hogares, incluso a contactos completamente vacunados. Sin embargo, la vacunación reduce el riesgo de infección por la variante delta y acelera la eliminación del virus.

Los beneficios de mezclar

Una dosis de la vacuna de AstraZeneca-Oxford seguida de una dosis de la de Pfizer-BioNTech confiere una mejor protección contra la infección por SARS-CoV-2 que dos dosis de la vacuna de Pfizer, según un estudio francés con personal sanitario. Y España acaba de recomendar que todas las personas vacunadas con la vacuna monodosis de Johnson&Johnson (alrededor de 2 millones de personas) reciban una dosis de refuerzo de ARNm.

El lado oscuro de los refuerzos

Los países ricos han dado más dosis de refuerzo en 3 meses que las dosis totales que se han dado en países pobres en todo el año, según un análisis del Financial Times. Solo 261 millones (14%) de los 1.800 millones de dosis prometidas por las naciones ricas han llegado a países de bajos ingresos.

 

 

Mantente al día de las novedades científicas sobre COVID-19 y otros temas clave de salud global. Clica aquí para recibir actualizaciones de ISGlobal por email.

 

Evidencia publicada entre el 6/10/2021 y el 19/10/2021]

Reducir el riesgo de trombos

Un ensayo clínico aleatorizado muestra que la heparina en dosis terapéuticas redujo la incidencia de tromboembolismo mayor (28,7 frente al 42%) en pacientes de alto riesgo con COVID-19.

Más sobre Covid prolongada

Una revisión de 57 estudios con más de 250.000 sobrevivientes de COVID-19 concluye que más de la mitad de los pacientes experimentaron secuelas 6 meses después de la recuperación, principalmente trastornos de salud mental, pulmonares y neurológicos. Otro estudio muestra que ser mujer, de mediana edad, tener dos o más comorbilidades y haber desarrollado una enfermedad más grave se asociaron con no haberse recuperado 6 meses después del alta hospitalaria.

La respuesta inmunitaria, de cerca

Hay células T y B de memoria específicas del virus en la médula ósea, el bazo, el pulmón y múltiples ganglios linfáticos hasta 6 meses después de la infección por SARS-CoV-2, según un estudio. Se detectaron centros germinales específicos del virus (donde se seleccionan las células B para producir anticuerpos de alta afinidad) en los ganglios linfáticos asociados a los pulmones, lo cual indica una coordinación in situ de la respuesta inmunitaria para proteger contra futuras infecciones.

Intervalos más largos

Un estudio con personal sanitario en el Reino Unido muestra que un intervalo más largo (6-14 semanas) entre las dosis de la vacuna COVID-19 de Pfizer induce niveles más altos de anticuerpos neutralizantes y células T CD4 + en comparación con intervalos más cortos (3-4 semanas).

Mezclar vacunas

Un estudio en Suecia halla que dar una primera dosis de AstraZeneca seguida de una segunda de ARNm resultó más efectivo para prevenir la infección sintomática que dos dosis de AstraZeneca: 67% de efectividad para la combinación AZ/Pfizer, 79% para AZ/Moderna, y 50% para AZ/AZ. Este es uno de los primeros estudios que mide la efectividad de combinaciones heterólogas de vacunas. 

Vacuna: protección contra la enfermedad grave

Un estudio en Francia, con una cohorte de 11 millones de personas vacunadas o no vacunadas, confirma que las vacunas son muy efectivas para proteger contra la enfermedad grave en personas de 50 años o más, incluso para la variante delta (84% de efectividad en personas mayores de 75 años, 92% en personas de entre 50 y 74 años). Y una revisión continua de las vacunas COVID-19 aprobadas en Europa muestra una efectividad promedio de 63% contra las infecciones asintomáticas, 76% contra las infecciones sintomáticas y 91% contra las hospitalizaciones. En el caso de la variante delta, la efectividad contra la enfermedad leve se redujo en un 10-20%, pero se mantuvo contra la COVID-19 grave.

Un estudio que siguió a casi 5.000 participantes vacunados muestra que, aunque los niveles totales de IgG anti-Spike disminuyeron durante los 6 meses posteriores a la segunda dosis, los anticuerpos neutralizantes disminuyeron mucho más lentamente. Esto lo confirma otro estudio que, además, mostró una robusta inmunidad celular (células B y T de memoria) al SARS-CoV-2 y sus variantes (incluida la delta) durante al menos 6 meses tras la vacunación. De hecho, las células B de memoria específicas del SARS-CoV-2 aumentaron entre 3 y 6 meses después de la vacunación con ARNm, incluso cuando los niveles de anticuerpos disminuyeron. Estos datos sugieren que, aunque las dosis de refuerzo pueden inducir un aumento temporal de anticuerpos, tendrán poco impacto en las células de memoria.

Sin embargo, la protección de las vacunas de virus inactivados producidas por China parece disminuir más rápidamente. Esta semana, el grupo asesor de la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomendó que las personas mayores de 60 años que recibieron las vacunas CoronaVac o Sinopharm reciban una tercera dosis de la misma vacuna o de otra para garantizar una protección suficiente. Estas vacunas representan casi la mitad de los 7.300 millones de dosis de vacuna COVID-19 administradas en el mundo.

Y contra la transmisión

Un estudio de cohortes en Suecia indica que las vacunas desempeñan un papel clave en la reducción de la transmisión dentro de los hogares: las personas sin inmunidad tenían un riesgo 45-97% menor de contraer COVID-19 a medida que aumentaba el número de miembros de la familia vacunados.

Efectos colaterales de la pandemia

La pandemia de COVID-19 se asoció con un aumento de los casos de depresión (27,6%) y ansiedad (25,6%) en el mundo. Las mujeres y las personas jóvenes son las más afectadas, según una revisión sistemática.

Las muertes por tuberculosis aumentaron por primera vez en una década, según el último informe mundial de la OMS. El número de personas diagnosticadas y tratadas disminuyó a causa de la pandemia. El aumento de muertes se concentró principalmente en 30 países, entre ellos Angola, Indonesia, Pakistán, Filipinas y Zambia.

[Evidencia publicada entre el 22/09/2021 y el 5/10/2021]

Múltiples entradas

Al inicio de la pandemia, el virus fue introducido en España unas 500 veces a partir de múltiples fuentes internacionales, según concluye un equipo español que secuenció 2.170 muestras de SARS-CoV-2, obtenidas en su mayoría antes de las medidas de confinamiento. El análisis aporta evidencia de que las medidas de confinamiento fueron efectivas para controlar la propagación del virus.

¿Bacterias que protegen contra la COVID-19?

Nuestro riesgo de desarrollar COVID-19 grave puede depender en parte del tipo de bacterias que normalmente habitan en nuestro tracto respiratorio (es decir, el microbioma), según un análisis de 142 pacientes. Un peor desenlace clínico se asoció con niveles más bajos de una bacteria oral llamada Mycoplasma salivarium.

Estimar la probabilidad de reinfección

Un estudio analizó datos disponibles sobre la duración de los anticuerpos para los otros seis coronavirus que infectan a los humanos. Los autores y autoras estiman que, en condiciones endémicas, la reinfección por SARS-CoV-2 probablemente ocurrirá entre tres meses y cinco años después del pico máximo de anticuerpos, con un promedio de 16 meses. Estos hallazgos resaltan la importancia de vacunar a todas las personas que ya pasaron la COVID-19.

Buenas noticias sobre tratamientos

Merck anunció que su antiviral oral molnupiravir reduce el riesgo de hospitalización y muerte comparado con el placebo cuando se administra de manera temprana durante cinco días. En el grupo placebo, 53 pacientes (el 14 %) fueron hospitalizados o murieron. En el grupo tratado, 28 (el 7 %) fueron hospitalizados y ninguno había muerto el día 29. El fármaco interfiere en la replicación viral, por lo cual su eficacia no se vería comprometida por mutaciones en la proteína Spike.

Tomar anticoagulantes antes de contraer COVID-19 se asocia con un riesgo menor (un 43 % menos) de hospitalización, y recibir anticoagulantes en el hospital está relacionado con una tasa de mortalidad más baja, según un análisis retrospectivo en EE. UU. Sin embargo, hasta la fecha no existen ensayos controlados para determinar el tipo, la dosis o la duración de la terapia anticoagulante.

Vacunas prometedoras para países de ingresos medios y bajos

Un ensayo de fase 1 en Tailandia (aún no revisado por pares) muestra un buen perfil de seguridad y una potente inmunogenicidad para NDV-HXP-S, una vacuna basada en un virus inactivado (virus de Newcastle) que expresa la proteína Spike del SARS-CoV-2. Esta vacuna se puede producir a bajo costo con la misma tecnología que se usa para las vacunas contra la gripe, y se está produciendo localmente en Tailandia, Brasil, Vietnam y México.

La farmacéutica Clover de China anunció que dos dosis de su vacuna, basada en una proteína SARS-CoV-2 modificada con un adyuvante CpG / Alum, ofrecen un 100 % de protección contra la COVID-19 grave y un 79 % contra la enfermedad sintomática. El ensayo reclutó a más de 30.000 participantes adultos y mayores en cuatro continentes. La Coalición para la Innovación en la Preparación ante las Epidemias (CEPI) se ha comprometido a destinar hasta 328 millones de dólares al apoyo de su desarrollo y la iniciativa COVAX ha llegado a un acuerdo para comprar hasta 414 millones de dosis.

Las vacunas reducen la transmisión

Utilizando datos de más de 50.000 contactos de COVID-19, un equipo investigador de Oxford muestra que, a pesar de valores CT (cantidad de ARN viral) similares entre personas vacunadas y no vacunadas, la vacunación reduce la transmisión de la variante delta, aunque en menor grado que la alfa. El impacto de la vacunación en la transmisión parece disminuir con el tiempo. Los datos también muestran que los niños y niñas son menos susceptibles a las infecciones y resultan menos infecciosos. El estudio aún no ha sido revisado por pares.

Datos de dos dosis de J&J

Johnson & Johnson anunció que un régimen de dos dosis de su vacuna fue 100 % efectivo contra la enfermedad grave y que un intervalo de seis meses parece funcionar mejor que uno de dos meses. La compañía también dio a conocer más datos del estudio de la vacuna de dosis única, que muestran que la eficacia contra la hospitalización se mantuvo alta, en un 76 %.

Compartir por interés propio

Utilizando modelos de dinámica del SARS-CoV-2 que tienen en cuenta el acceso a las vacunas (alto o bajo), un estudio demuestra que compartir las vacunas de manera equitativa es una estrategia de alto rendimiento. Reduciría la carga de enfermedad en los países que tienen menos acceso a las vacunas, reduciría también el costo de tener que vigilar constantemente posibles importaciones de casos y minimizaría el riesgo de evolución del virus.

Recordatorio: el 97,7 % de las personas que viven en países de renta baja no ha recibido una sola dosis de vacuna.

 

[Evidencia publicada entre el 08/09/2021 y el 21/09/2021]

Afinando la búsqueda del origen

Un equipo del Institut Pasteur aisló un par de coronavirus en murciélagos de Laos que difieren en solo uno o dos aminoácidos del dominio de unión al receptor del SARS-CoV-2. Estos coronavirus de murciélago se unen eficazmente al receptor humano (hACE2) y median la entrada celular, aunque no albergan un sitio de corte de furina. Estos hallazgos indican que algunos murciélagos del género Rhinolophus que circulan en la península de Indochina albergan virus similares al SARS-CoV-2 y potencialmente infecciosos para los seres humanos.

Otro estudio que analizó genomas de virus aislados de personas infectadas al principio de la pandemia (finales de 2019) sugiere que el SARS-CoV-2 podría haber “saltado” de animales a humanos varias veces. Las primeras secuencias virales se pueden dividir en dos linajes genéticamente diferentes. El linaje B se convirtió en el dominante a nivel mundial e incluye muestras tomadas de personas que visitaron el mercado de Huanan, mientras que el linaje A está vinculado a otros mercados en Wuhan.

De hecho, cada año hasta 400.000 personas podrían infectarse por coronavirus relacionados con el SARS mediante “saltos” de animales a humanos, sin que dichos eventos se conviertan en brotes detectables, según una evaluación aún no revisada por pares.

Por qué África no debe quedarse atrás

La transmisión viral sostenida y la creciente movilidad en África llevaron al surgimiento y la propagación de muchas variantes de preocupación e interés, según muestra un estudio, que destaca la necesidad de aumentar la cobertura de vacunas en el continente. En la primera mitad de 2021, en toda África se administraron aproximadamente la misma cantidad de vacunas COVID-19 que en California (EE. UU.), a pesar de tener una población 30 veces mayor.

Covid prolongada en niños: muy rara

Los datos del Reino Unido muestran que el porcentaje de niños y niñas que padecen algún síntoma 12 semanas después de haber enfermado de COVID-19 es extremadamente bajo para la franja de edad de 12 a 16 años comparado con un grupo control (3 % frente al 1,3 %), e incluso más bajo que en el grupo control para aquellos de entre 2 y 11 años (3,6 % frente al 4,1 %). El porcentaje de menores que padecen síntomas continuos también fue muy bajo (3 % frente al 0,5 % en los controles).

Autoanticuerpos en pacientes COVID-19

Una proporción significativa de pacientes COVID-19 hospitalizados (alrededor del 50 %) genera autoanticuerpos IgG que son capaces de reconocer autoantígenos o citocinas, y que están correlacionados con la respuesta a las proteínas del SARS-CoV-2.

Resultados negativos para remdesivir

Un ensayo clínico realizado en 48 lugares de Europa con 857 participantes no muestra ningún beneficio clínico del uso de remdesivir en pacientes que ingresaron en el hospital por COVID-19, que tuvieron síntomas durante más de 7 días y/o que requirieron oxígeno.

Más datos del mundo real sobre la eficacia de las vacunas

Un estudio de 969 pacientes de COVID-19 ingresados ​​en un hospital en New Haven (EE. UU.), muestra que solo 54 de ellos (el 5 %) estaban completamente vacunados. De estos, 14 desarrollaron una enfermedad grave y tres murieron. El promedio de edad de estos pacientes fue de 80 años.

Entre casi 4.000 personas adultas estadounidenses con un sistema inmunitario competente, la efectividad de la vacuna contra la hospitalización por COVID-19 (marzo-agosto de 2021) fue mayor para la vacuna de Moderna (93 %) que para la vacuna de Pfizer-BioNTech (88 %) y la de Janssen (71 %).

El último informe de Public Health England muestra que, a las 20 semanas, la protección contra la infección ha disminuido, pero se mantiene alta contra la hospitalización (>90 % para Pfizer, 75-90 % para AstraZeneca) y contra la muerte (>90 % para ambas). Los datos sugieren que la disminución es mayor en los grupos de edad avanzada y de alto riesgo clínico, por lo que podrían beneficiarse de una dosis de refuerzo. Los datos también sugieren que los intervalos muy cortos (3 semanas) entre las dosis de Pfizer parecen producir una protección más baja que los intervalos más largos.

Un grupo de personas expertas concluye que la evidencia actualmente disponible no respalda la necesidad de dosis de refuerzo en la población que ha recibido una pauta completa de vacunación. La eficacia de la vacuna contra la COVID-19 grave, independientemente de la variante, sigue siendo lo suficientemente alta como para que las dosis de refuerzo no sean apropiadas en esta etapa de la pandemia. Señalan que la ganancia obtenida mediante las dosis de refuerzo no superará los beneficios de brindar protección a los que aún no están vacunados.

Mantente al día de las novedades científicas sobre COVID-19 y otros temas clave de salud global. Clica aquí para recibir actualizaciones de ISGlobal por email.