Investigación

Anticuerpos caninos frente a la saliva de flebótomos: una herramienta útil para monitorear la leishmaniosis canina

El estudio fue realizado con perros de diferentes localidades en Girona

23.10.2018
Foto: CDC / Public Health Image Library

El estudio de los anticuerpos caninos frente a la saliva de flebótomos puede ser una herramienta epidemiológica importante para evaluar la efectividad de programas de control vectorial en áreas endémicas. Ésta es la principal conclusión de un estudio dirigido por ISGlobal, centro impulsado por la Fundación Bancaria “la Caixa”, y realizado en colaboración con la Universidad de Praga.

El perro es el principal reservorio de Leishmania infantum, el agente causal de la leishmaniosis, una enfermedad extendida en la región Mediterránea y otras partes del mundo. Los perros infectados, incluso los asintomáticos, pueden ser fuente de infección para otros perros e incluso el humano, a través de la picadura de insectos flebótomos. En España, Phlebotomus perniciosus es uno de los vectores de la leishmaniosis canina.

Un equipo liderado por Montserrat Gállego, investigadora de ISGlobal, evaluó la presencia de P. perniciosus en diferentes localidades de Girona mediante la detección de anticuerpos caninos que reconocen la saliva del vector. En efecto, los perros, al ser picados por el flebótomo, producen anticuerpos altamente específicos contra la saliva del mismo, y se ha propuesto que dichos anticuerpos pueden servir como marcador de exposición a vectores de L. infantum. El equipo midió la presencia de anticuerpos contra la saliva total o contra una proteína específica (rSP03B) en la saliva, a partir de muestras de sangre de 176 perros en 12 localidades de Girona, tomadas a lo largo de un año.

Los resultados muestran que los niveles de anticuerpos IgG (contra saliva total o la rSP03B) reflejan la exposición al vector a lo largo del año, con un pico en agosto y otro, más pequeño, en octubre. Mostraron también una asociación positiva entre los niveles de anticuerpos y la infección por L. infantum. “Estos resultados validan el uso de estos anticuerpos para evaluar la exposición al flebótomo en poblaciones naturales de perros”, explica Gállego. La mitad de los perros fueron seropositivos, “lo cual confirma el estatus endémico de la región,” añade Rita Velez, primera autora del estudio y becaria del programa Marie Sklodowska-Curie de la Unión Europea.

Referencia:

Velez R, Spitzova T, Domenech E, et al. Seasonal dynamics of canine antibody response to Phlebotomus perniciosus saliva in an endemic area of Leishmania infantum. Parasit Vectors. 2018 Oct 11;11(1):545. doi: 10.1186/s13071-018-3123-y.