Investigación

Abriendo camino para ampliar los usos de la ivermectina

Una revisión sistemática y meta-análisis añade evidencia sobre la seguridad de la ivermectina a dosis más elevadas que las recomendadas actualmente

10.02.2020
ivermectin
Foto: Mx. Granger

Una revisión sistemática y meta-análisis liderada por ISGlobal aporta evidencia sobre la seguridad de la ivermectina a altas dosis. Esta información es relevante para proyectos que buscan utilizar el fármaco para el control de la sarna, los helmintos transmitidos por el suelo, o la malaria

La ivermectina es un fármaco antihelmíntico clave que se ha usado ampliamente en campañas de administración masiva para el control de la oncocercosis y la filariasis linfática. El fármaco tiene actividad contra una amplia gama de parásitos, como por ejemplo las lombrices intestinales, los ácaros que producen la sarna, o incluso los mosquitos que transmiten la malaria.  Por ello, hay un interés creciente en usar la ivermectina a dosis fijas y más elevadas, en el marco de campañas para controlar estas enfermedades.

La ivermectina se prescribe actualmente a dosis entre 150 y 400 µg/ kg. “Para otras aplicaciones, tales que las helmintiasis o el control de la malaria, necesitaríamos usar dosis más elevadas,” explica Jose Muñoz, investigador de ISGlobal y coautor del estudio. Además, la administración de dosis fijas, en vez de dosis según el peso o la estatura, facilitarían enormemente la tarea de las campañas de administración masiva del fármaco. De hecho, Muñoz lidera STOP, un proyecto europeo que busca probar la seguridad y eficacia de la combinación de ivermectina y albendazol a dosis fija, para tratar las helmintiasis en niños y niñas.   

“El objetivo de este estudio era hacer una revisión sistemática de los estudios que han usado altas dosis de ivermectina y ayudar así a abrir nuevas oportunidades de uso para este fármaco,” añade Alejandro Krolewiecki, último autor del estudio e integrante del equipo de STOP. El meta-análisis incluyó seis estudios correspondientes a ensayos clínico publicados para diferentes condiciones, con un total de casi 1.000 participantes, incluyendo voluntarios sanos.   

El análisis muestra que el perfil de seguridad y los efectos adversos de la ivermectina no eran dosis-dependientes. En otras palabras, la frecuencia e intensidad de los efectos adversos fueron similares en los grupos que recibieron dosis por arriba o por debajo de los 400 µg / kg. En un estudio, un pequeño número de voluntarios sanos recibió dosis de hasta 2000 µg / kg (10 veces la dosis recomendada). Sin embargo, en un ensayo sí se observaron efectos oculares transitorios en pacientes con oncocercosis que recibieron dosis altas, lo cual puede ser un problema para este tipo de pacientes y es un llamado a la prudencia.

“Aunque limitada por el número pequeño de estudios, nuestra revisión aporta evidencia a favor de la seguridad de la ivermectina a dosis de hasta 800 µg/kg,” concluye Krolewiecki. Sin embargo, se necesitan más estudios para evaluar la seguridad de la ivermectin a dosis elevadas, particularmente en mujeres embarazadas y en niños o niñas que pesan menos de 15 kg.  

Referencia

Navarro M, Camprubi D, Requena-Mendea A et al. Safety of high-dose ivermectin: a systematic review and meta-analysis. J Antimicrob Chemother. 2020.  pii: dkz524. doi: 10.1093/jac/dkz524.