10 intervenciones en las ciudades que mitigan el contagio de la COVID-19 y a largo plazo mejoran la salud en general

10 intervenciones en las ciudades que mitigan el contagio de la COVID-19 y a largo plazo mejoran la salud en general

10.6.2020
Carrer Pau Claris ciclista COVID
Foto: Mònica Moreno/Ajuntament de Barcelona - Una ciclista con mascarilla circula por la ampliación del espacio para bicicletas de la calle Pau Claris (Barcelona).

¿Se puede hacer cambios rápidos en las ciudades para disminuir el riesgo de contagio de la COVID-19? ¿Estos cambios podrían ayudar además a mejorar nuestra salud y bienestar? Llamamos urbanismo táctico a las intervenciones temporales de bajo coste que se pueden llevar a cabo rápidamente en una ciudad. Un ejemplo es la ampliación de aceras para permitir la distancia física entre personas durante la pandemia de la COVID-19. Estas intervenciones rápidas pueden, además, adquirir un carácter permanente para favorecer mejoras urbanas y de salud pública ya que, en muchos casos, proporcionan beneficios para la salud y el bienestar de la población.

Las medidas que plantea el urbanismo táctico para frenar los contagios por SARS-CoV-2 mejoran la calidad del aire y el nivel de ruido, promueven que la población realice más actividad física, disminuyen el riesgo de accidentes de tráfico, favorecen la salud mental y previenen enfermedades no transmisibles. Estas medidas promueven la equidad social –si se prioriza la población mas vulnerable y a los trabajadores esenciales para que tambien puedan alcanzar el máximo nivel de salud– y ademas pueden disminuir la demanda de los servicios de salud.

Llamamos urbanismo táctico a las intervenciones temporales de bajo coste que se pueden llevar a cabo rápidamente en una ciudad. Un ejemplo es la ampliación de aceras para permitir la distancia física entre personas durante la pandemia de la COVID-19

A continuación, resumimos diez intervenciones pensadas para ser puestas en marcha durante la pandemia de la COVID-19. Deberían considerarse al menos hasta que esté ampliamente disponible un tratamiento o una vacuna, y la mayoria de ellas podrían quedar instauradas para beneficiar de manera más amplia a las personas a largo plazo.

1. Recomendaciones generales

  • Desalentar el uso de espacios públicos y transporte público por parte de casos sospechosos o confirmados de SARS-CoV-2
  • Fomentar el distanciamiento físico (2 metros) y evitar aglomeraciones
  • Promover la actividad física
  • Expandir los espacios públicos
  • Restringir el acceso a las áreas públicas si el distanciamiento físico no es posible
  • Priorizar las intervenciones para grupos vulnerables y trabajadores esenciales
  • Informar, promover y hacer cumplir las normas de seguridad vial
  • Informar (de forma clara y accesible) de las órdenes de distanciamiento físico y de los cambios introducidos por el urbanismo táctico (áreas, usos y horarios)

2. Expandir las aceras y los carriles bici

  • Promover los trayectos a pie o en bicicleta
  • Ampliar la anchura, la longitud y la conectividad de las aceras y carriles bici para apoyar el distanciamiento físico y la seguridad vial
  • Expandir las aceras y los carriles bici alrededor de los parques y espacios públicos para reducir la presión sobre estos lugares
  • Crear carriles bici protegidos
  • Ampliar las zonas de estacionamiento para bicicletas
  • Establecer corredores y horarios de peatones y ciclistas para poblaciones vulnerables (por ejemplo, personas mayores e inmunodeprimidas)
  • Aprovechar las propuestas existentes de infraestructura peatonal y ciclista para guiar su expansión
  • Alentar que quienes circulen en bicicleta usen casco

3. Poner en funcionamiento ciclovías recreativas (para ir en bici, caminar, correr…)

  • Crear y expandir las vías actuales
  • Hacer cumplir el distanciamiento físico
  • Evitar aglomeraciones
  • Establecer horarios para las poblaciones vulnerables
  • Usar los protocolos de gestión del tráfico de los carriles bici recreativos para apoyar la expansión de nuevas aceras y carriles bici

4. Adaptar parques y espacios públicos

  • Mantener abiertos los grandes espacios públicos (por ejemplo, parques y plazas) donde se pueda mantener el distanciamiento físico
  • Expandir los espacios públicos que sean pequeños
  • Hacer cumplir el distanciamiento físico
  • Ampliar las zonas de estacionamiento de bicicletas y scooters
  • Establecer horarios para las personas vulnerables
  • Evitar aglomeraciones, informando y organizando las visitas con horarios

5. Adaptar los semáforos, la señalización y los límites de velocidad

  • Cambiar los semáforos que requieran apretar algún botón por semáforos automáticos
  • Ajustar el tiempo del semáforo para favorecer a peatones y ciclistas
  • Presentar la nueva señalización del urbanismo táctico de forma clara y accesible
  • Incorporar las recomendaciones de quedarse en casa y del distanciamiento físico en las pantallas y señales de tráfico
  • Reducir los límites de velocidad en la ciudad

6. Adaptar el transporte público, la micromovilidad compartida y los vehículos compartidos

  • Aplicar protocolos de limpieza estrictos y apoyar la ventilación eficiente en vehículos y estaciones
  • Permitir que se pueda subir a los autobuses por la puerta trasera
  • Suspender el cobro de tarifas en persona u ofrecer transporte público gratuito para evitar la interacción con los conductores de autobús y trabajadores del metro en taquilla
  • Distribuir mascarillas, gafas protectoras, guantes y desinfectante a conductores y pasajeros
  • Limitar la interacción pasajero-conductor
  • Hacer cumplir el distanciamiento físico
  • Dejar una fila de separación entre asientos
  • Reducir la ocupación máxima y aumentar el servicio en rutas con mucha demanda
  • Instalar barreras físicas (por ejemplo, protectores contra estornudos)
  • Establecer horarios para poblaciones vulnerables y servicios de apoyo para trabajadores esenciales
  • Promover el uso compartido de bicicletas
  • Ampliar las zonas de estacionamiento de bicicletas y scooters
  • Ofrecer sistemas de micromovilidad compartida (scooters, bicis, e-bikes...) en las paradas de bus y metro para favorecer la intermodalidad y reducir así la exposición a ambientes cerrados y de proximidad física
  • Desalentar los viajes compartidos (carpool, vanpool)

7. Concentrar el tráfico motorizado

  • Concentrar el transporte motorizado en pocas calles y crear calles libres de coches
  • Cuando sea posible, concentrar el tráfico de vehículos de mercancías en las calles principales y fuera del horario de oficina (a primera hora de la mañana y última de la tarde) para evitar conflictos con otros modos de transporte, ciclistas y peatones

8. Adaptar los comercios esenciales

  • Designar los establecimientos de bicicletas como servicios esenciales
  • Ampliar las aceras teniendo en cuenta las colas de las tiendas, las nuevas terrazas de los restaurantes y los mercados al aire libre
  • Evitar aglomeraciones
  • Hacer cumplir la distancia física
  • Establecer zonas de carga y descarga

9. Proporcionar acceso no motorizado a los centros donde se realizan pruebas de COVID-19

  • En países donde solamente es posible acceder a los tests de COVID-19 y ciertos servicios de salud en coche (como en Estados Unidos o Corea), ofrecer un medio de transporte distinto al automóvil para reducir los niveles de contaminación y favorecer la equidad social

10. Adaptar los servicios y centros de acogida para las personas sin hogar

  • Proporcionar y adaptar los servicios y centros de acogida para personas sin hogar de forma que se adecuen al distanciamiento físico y al manejo que exige la COVID-19

Contenidos relacionados

Infografía - Urbanismo táctico para COVID-19: intervenciones a corto plazo con una visión de salud a largo plazo