Investigación

La exposición a la contaminación atmosférica a largo plazo aumenta el riesgo de cáncer de pulmón

Un investigador del CREAL, centro de la alianza ISGlobal, participa en este estudio publicado en The Lancet Oncology

10.07.2013

La exposición prolongada a la contaminación por partículas de aire aumenta el riesgo de cáncer de pulmón incluso a niveles por debajo de los valores límite de la Unión Europea, de acuerdo con uno de los estudios más grandes de este tipo publicado en The Lancet Oncology. En esta investigación ha participado Mark Nieuwenhuijsen, investigador responsable del programa de Contaminación Atmosférica del CREAL, centro de la alianza ISGlobal.

"En este punto, puede que se tenga que agregar la contaminación del aire, incluso a concentraciones actuales, a la lista de causas de cáncer de pulmón y reconocer que la contaminación atmosférica tiene efectos importantes en la salud pública", advierte Nieuwenhuijsen.

Ole Raaschou-Nielsen, del Centro de Investigación de la Sociedad Danesa del Cáncer, ha dirigido un equipo de investigadores internacional para evaluar el impacto de la exposición a largo plazo a los óxidos de nitrógeno y partículas, de diámetro inferior a 2,5 micras (PM2.5) y 10 micras (PM10), relacionadas con el riesgo de cáncer de pulmón. Las fuentes de contaminación atmosférica por material particulado incluyen el tráfico, la industria y la calefacción doméstica.

Los investigadores realizaron un meta-análisis de 17 estudios de cohortes en nueve países europeos, con casi 313.000 personas. El análisis encontró que por cada aumento de 5 microgramos por metro cúbico de contaminación de PM2.5, el riesgo de cáncer de pulmón aumenta un 18%, y por cada aumento de 10 microgramos por metro cúbico en la contaminación por PM10 el riesgo aumenta en 22%. No se observó ninguna asociación entre el cáncer de pulmón y la concentración de óxidos de nitrógeno

Según Nieuwenhuijsen, "la asociación entre la contaminación por partículas del aire y el riesgo de cáncer de pulmón persiste también en concentraciones por debajo de los valores límite de calidad del aire de la Unión Europea. No hemos encontramos un umbral por debajo del cual no hay riesgo".

Consulta un resumen del estudio en The Lancet Oncology aquí.

Más información

La noticia, en la web del CREAL