Investigación, Resistencias a antibióticos

ISGlobal organiza el primer taller “Biofilms: Pasado, Presente y Futuro”

80 investigadores procedentes de 13 países distintos ponen al día el conocimiento sobre biofilms bacterianos

24.11.2016

La capacidad de algunas bacterias de volverse resistentes a los efectos de los antibióticos –la única manera de hacerles frente–, convierte la resistencia bacteriana en un serio problema para la salud global. Un mecanismo de resistencia frecuentemente usado por las bacterias es desarrollar biofilms que las protegen de la acción de los antibióticos. El proyecto NoMorFilm, liderado por ISGlobal con la financiación de la Comisión Europea a través del programa Horizon 2020, tiene por objetivo comprender dicho mecanismo y hallar nuevas moléculas con actividad antimicrobiana y antibiofilm, pero también el de difundir y poner en común dicho conocimiento. Esta filosofía ha dado pie al primer Taller “Biofilms: Pasado, Presente y Futuro”, centrado en la aplicación de la investigación en biofilms en los ámbitos clínico, medioambiental e industrial.

Con 60 asistentes y 19 ponentes referentes en el sector, la organización ha calificado de éxito esta primera edición del evento vinculado al proyecto. Para Sara Soto, coordinadora del proyecto NoMorFilm en ISGlobal, el encuentro trasciende la finalidad meramente educativa “al poner en contacto investigadores jóvenes con investigadores senior, para encontrar nuevas estrategias a seguir en la investigación en biofilms”.

El Centro Esther Koplowitz se ha convertido así, durante tres días (16, 17 y 18 de noviembre), en algo más que un punto de encuentro. Se trata de “reunir el conocimiento para ser capaces de combatir las infecciones” relacionadas con los biofilms, comentaba desde el auditorio José Luis del Pozo, director del Área de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica de la Universidad de Navarra. “Debemos estar en contacto para impulsar nuevos proyectos, compartir conocimiento y aunar esfuerzos”, añade. En el mismo sentido, Niels Høiby, profesor de Microbiología Médica de la Universidad de Copenhague, afirma que “siempre hay alguien que aporta nuevas ideas o nuevos resultados, lo cual estimula la actividad cerebral y puedes sacar partido para tu propia investigación”.

Además de las conferencias, los participantes han tenido la oportunidad de presentar in situ sus estudios o resultados preliminares en las denominadas oral sessions. Nueve de ellos han aprovechado sus diez minutos para dar a conocer estudios como la aplicación de la nanotecnología y la química en la inhibición de la formación de biofilms o el papel de factores de elongación en la formación de biofilms en Salmonella.

Ante las nuevas generaciones de investigadores, Luanne Hall Stoodley, profesora del departamento de Infección Microbiológica e Inmunidad de The Ohio State University, ha recordado que en su época de post doc no había tantas conferencias y talleres como este, un aumento que ve con muy buenos ojos, ya que “contribuyen a que más personas investiguen sobre ello, lo cual es necesario”.