El estreptococo del grupo B causa 150.000 muertes en fetos y lactantes cada año

Son las primeras estimaciones mundiales de la carga de la infección, un estudio en el que participó ISGlobal

07.11.2017
Foto: CDC

Casi 22 millones de mujeres embarazadas en el mundo (es decir, casi una de cada cinco) son portadoras del estreptococo del grupo B (GBS por sus siglas en inglés), una de las principales causas de morbilidad y mortalidad en lactantes menores de 3 meses, pero la mayoría de los casos no se diagnostican ni se tratan. Son los resultados del primer estudio a nivel mundial que estima el impacto de dicha infección a nivel materno, fetal, neonatal y en lactantes, publicado como una serie de 11 artículos en Clinical Infectious Diseases. El estudio subraya la importancia de desarrollar una vacuna que, administrada a mujeres embarazadas, podría prevenir alrededor de 230.000 casos y 100.000 muertes en fetos y lactantes cada año.

El primer estudio exhaustivo estimando la carga de GBS a nivel global ha sido coordinado por la London School of Hygiene and Tropical Medicine (LSHTM) y financiado por la Bill &Melinda Gates Foundation. Más de 100 investigadores de todo el mundo, incluyendo investigadores de ISGlobal, reunieron todos los datos disponibles a nivel mundial y estimaron el número de casos de GBS y su impacto en la salud materna e infantil para 195 países en el año 2015. África tiene la carga más elevada de enfermedad por GBS (54% de casos y 65% de muertes fetales y neonatales), aunque la infección está presente en todas las regiones del mundo. Los cinco países con mayor número de mujeres embarazadas colonizadas por este microorganismo son India, China, Nigeria, EEUU e Indonesia.

“Se trata de la información más actualizada y detallada publicada sobre la carga de GBS a nivel mundial - un artículo introductorio, 9 meta-análisis de los datos disponibles sobre GBS a diferentes niveles, y un artículo final de estimaciones basado en dichos meta-análisis”, subraya la investigadora de ISGlobal Lola Madrid, quien lideró uno de los artículos (Infant Group B Streptococcal disease incidence and serotypes worldwide: systematic review and meta-analyses) y es co-autora de otros tres. Otros investigadores de ISGlobal que han contribuido con datos para este estudio son Quique Bassat, Clara Menéndez y Jaume Ordi.

“El diagnóstico y tratamiento antibiótico intraparto de mujeres colonizadas por GBS no es fácil de hacer en países con escasos recursos, donde muchos partos ocurren en el hogar. Además, dar antibióticos a 21,7 millones de mujeres amplificaría el problema de la resistencia antimicrobiana” señala Joy Lawn, de la LSHTM. “La vacunación materna podría salvar muchas más vidas, ya que no sólo evitaría muertes neonatales sino también protegería al feto y a la madre” añade Anna Seale, del mismo instituto.

Los autores sostienen que la vacuna es técnicamente viable (hay varias en desarrollo actualmente) y que las estimaciones aportadas por el presente estudio ayudarán a determinar la mortalidad prevenible por la vacuna, el tamaño y coste de un ensayo clínico para validarla, y su rentabilidad. Concluyen que la inmunización materna contra GBS “tiene el potencial de reducir la carga de la enfermedad en todo el mundo en la próxima generación, incluyendo las familias más pobres”.

Copyright LSHTM 2017

Referencia:

The Burden of Group B Streptococcus Worldwide for Pregnant Women, Stillbirths and Children. Clinical Infectious Diseases. 15 Nov 2017. Vol 65, Suppl 2.