ISGlobal | Barcelona Institute for GlobalHealth

Nuevos resultados apuntan a la necesidad de modificar la actual estrategia para la erradicación del pian

Nuevos resultados apuntan a la necesidad de modificar la actual estrategia para la erradicación del pian

Un estudio publicado en The Lancet muestra que la actual estrategia de la OMS es insuficiente para erradicar el pian y confirma la aparición de resistencias al antibiótico

Obra Social "la Caixa"

La revista The Lancet ha publicado un nuevo estudio liderado por Oriol Mitjà, primer autor e investigador del Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal), centro impulsado por la Fundación Bancaria ”la Caixa”, que concluye que para erradicar el pian será necesario administrar más de una ronda de tratamiento antibiótico masivo, tal y como ahora está establecido en la estrategia de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Basado en estos resultados, Mitjà iniciará en abril de 2018 un nuevo proyecto en Papúa Nueva Guinea que busca determinar el número necesario de dosis a administrar para informar a la OMS y establecer la estrategia óptima para eliminar el pian.  

Por primera vez se identifican casos de resistencia a la azitromicina

En 2012, el equipo de Mitjà estableció que una sola dosis de azitromicina es suficiente para curar la enfermedad de pian en niños de Papúa Nueva Guinea. Este descubrimiento sentó las bases de la estrategia de la OMS (estrategia Morges) para erradicar la enfermedad en 2020 mediante la distribución masiva del antibiótico. No obstante, el estudio que The Lancet publica concluye que la erradicación del pian requerirá de la administración de más de una dosis de antibiótico a cada persona en intervalos de 6 o 12 meses. Este estudio ha sido posible gracias al apoyo de ISDIN y Newcrest Mining Limited.

El equipo de investigadores internacionales presenta resultados 42 meses después de una campaña de administración masiva en la isla de Lihir (Papúa Nueva Guinea) en la que se logró dar una dosis única de azitromicina al 84% de la población. Cada seis meses se hizo un seguimiento clínico, serológico y molecular para detectar casos activos de pian (es decir, úlceras en las que la presencia de la bacteria causante, Treponema pallidum pertenue, fue confirmada por amplificación del ADN). Los resultados muestran que en los primeros 18 meses, la prevalencia de la enfermedad disminuyó drásticamente (del 1,8% al 0,1%) pero comenzó a resurgir al cabo de 24 meses, y a los 42 subió al 0,4%. La mayoría de casos eran personas que no habían tomado el tratamiento masivo, aunque también hubo casos importados de otras regiones.

“Nuestro estudio subraya la importancia de tratar a todas las personas que residen en áreas endémicas para curar las infecciones latentes. Múltiples rondas de tratamiento masivo podrían eliminar el pian,” ha puntualizado el investigador de ISGlobal y médico del Hospital Clínic de Barcelona.

Además, los investigadores identificaron, por primera vez, cinco casos en que la bacteria del pian era resistente a la azitromicina como resultado de una mutación detectada mediante técnicas de laboratorio en Seattle (USA). Los cinco niños vivían en el mismo poblado y eran familiares o amigos, lo que sugiere que todos se contagiaron de la misma cepa resistente. Fue necesario administrar una inyección de penicilina benzatina para curar a estos niños.

“Este estudio revela además la urgencia de vigilar la resistencia a los antibióticos como parte de la estrategia de erradicación delineada por la OMS”, destacó Antoni Plasència, director general de ISGlobal, en un encuentro con medios en el Palau Macaya, Barcelona.

Establecer la estrategia óptima para eliminar el pian

El nuevo proyecto que el equipo de Mitjà pondrá en marcha en abril en la provincia de Nueva Irlanda (Papúa Nueva Guinea), y que cuenta con una donación de 500.000 dosis de azitromicina por parte de Kern Pharma, busca identificar cuántas rondas de tratamiento masivo son necesarias para alcanzar la eliminación del pian. Los resultados serán recogidos por la OMS, que los transformará en guías para la acción de los gobiernos de países afectados.

El proyecto, que tendrá una duración de 24 meses y alcanzará a una población de 50.000 personas, cuenta con el impulso de la Fundación Bancaria “la Caixa”, Nautilus Minerals, Newcrest Mining, ISDIN, Kern Pharma, la Agència Catalana de Cooperació al Desenvolupament (ACCD), la Fundació Barberà Solidària y el Hospital Clínic de Barcelona. También ha recibido aportaciones de Dauss Abogados, Club Rotary Mataró, Voluntaris per Arenys de Munt y muchos otros donantes particulares.

Referencia

Mitjà O, Godornes C, Houinei W, et al. Re-emergence of yaws after single mass azithromycin treatment followed by targeted treatment: a longitudinal study. The Lancet, Feb 7, 2018. http://dx.doi.org/10.1016/PII 

id=6104520
id=5620346
id=5163265
id=3024771
id=1972313