Policy & Global Development

¿Seremos capaces de alcanzar la inmunidad de grupo para la COVID-19?

Serie | COVID-19 y estrategia de respuesta #35

11/06/2021

[Este documento forma parte de una serie de notas de debate que abordan preguntas fundamentales sobre la crisis de la COVID-19 y las estrategias de respuesta. Los trabajos han sido elaborados sobre la base de la mejor información científica disponible y pueden ser actualizados a medida que esta evolucione.]

Escrito por Clara Marín, Oriana Ramírez, Carlota Dobaño, Jeffrey V Lazarus, Gemma Moncunill y Adelaida Sarukhan (ISGlobal), el documento analiza si España logrará la inmunidad colectiva para la COVID-19.

 

El 10 de mayo de 2021, el presidente del gobierno español anunciaba que, si se cumplen los plazos en la entrega de vacunas, España alcanzaría el nivel de inmunidad de grupo deseado por parte del gobierno (70% de la población vacunada) en 100 días, es decir, el 18 de agosto. Teniendo en cuenta la evidencia disponible, ¿es realista esta afirmación?

En primer lugar, el documento aborda la cuestión de qué porcentaje de la población debe estar vacunado para lograr la inmunidad de grupo. Se trata de un número que no se conoce con certeza ya que está basado en la tasa de reproducción del virus o R0, que en el caso del SARS-CoV-2 es una estimación: no se sabe a ciencia cierta cómo responde a factores como el espacio o las diferentes variantes del virus.

En segundo lugar, repasa qué obstáculos existen para lograr la inmunidad de grupo:

  1. Aunque las vacunas han demostrado reducir la transmisión, según la evidencia disponible no la frenan completamente.
  2. La distribución de la vacuna a nivel mundial es completamente heterogénea y en un mundo globalizado no es posible garantizar ninguna inmunidad de grupo sin una estrategia de salud global.
  3. Algunas de las diferentes variantes modifican la transmisibilidad del virus y por tanto aumentan el porcentaje de vacunación necesario para la protección de grupo.

Para completar el análisis, el documento expone las experiencias de Israel, Chile, India y Vietnam.

Y concluye con algunas recomendaciones:

  • No olvidar las medidas preventivas no farmacológicas
  • No dejar a nadie atrás
  • Asegurar la mayor cobertura vacunal posible
  • No desestimar la estrategia de “control funcional”, ya que hay que recordar que existen enfermedades, como la gripe, para las cuales nunca alcanzaremos la inmunidad de grupo

CLICA AQUÍ PARA ACCEDER AL DOCUMENTO COMPLETO (482 K)