Investigación

Un antiguo fármaco para combatir un parásito intestinal reemergente

Un estudio demuestra la eficacia de la quinacrina en el tratamiento de la giardiasis persistente

02.05.2017
Foto: Dr. Stan Erlandsen; Dr. Dennis Feely,Center for Disease Control

Un breve tratamiento con quinacrina es eficaz para tratar infecciones por el parásito intestinal Giardia que no responden al tratamiento habitual, según demuestra un estudio liderado por ISGlobal en colaboración con investigadores de la Universidad de Zaragoza, la Unidad de Medicina Tropical de Drassanes-PROSICS y el Hospital Sant Joan de Deú. Los resultados, publicados en el Journal of Infectious Diseases, abren la vía para explorar nuevas maneras de tratar un parásito común en viajeros internacionales y que está reemergiendo en países industrializados.

Giardia duodenalis es uno de los protozoarios parásitos intestinales más comunes en humanos y más de mil millones de personas en el mundo están en riesgo de contraerlo. Aunque es una enfermedad típicamente asociada a agua contaminada con quistes del parásito en zonas pobres de países en desarrollo, la infección está re-emergiendo en países industrializados.  Los síntomas de giardiasis varían mucho, desde infecciones asintomáticas hasta diarrea crónica, por razones que podrían tener que ver con edad, previa exposición al parásito o grupo genético (A o B) al que pertenece el mismo.  Algunas infecciones son resistentes al tratamiento habitual con nitroimidazoles y por el momento no hay tratamientos de segunda línea validados.

El objetivo del estudio fue estimar la proporción de giardiasis resistentes al nitroimidazol en pacientes de tres unidades de medicina tropical, intentar describir los factores de riesgo asociados a la persistencia de la infección y evaluar la eficacia de quinacrina en el tratamiento de casos refractarios. Los resultados muestran que, de los 77 pacientes analizados (8 de ellos no habían viajado fuera de España en los últimos 6 meses), alrededor de 20% de las infecciones persistieron a pesar del tratamiento con nitroimidazol. Un breve régimen (5 días) de quinacrina fue 100% eficaz en eliminar al parásito en dichos pacientes, y sin los efectos secundarios graves asociados a dicho fármaco cuando es administrado por más tiempo o a dosis más elevadas.  No se observó asociación significativa entre persistencia de giardiasis y otros factores de riesgo, como por ejemplo el área geográfica de adquisición de la infección, y el estudio muestra por primera vez que parásitos del grupo genético A también están asociados a la giardiasis refractaria.

Los autores concluyen que la quinacrina debe considerarse como una segunda línea de tratamiento cuando posible, pero Ana Requena-Méndez, autora principal del estudio, señala que se necesitan más estudios sobre la eficacia y seguridad de este fármaco, originalmente usado como antimalárico, para poder  aprobar  su uso en el tratamiento de la giardiasis.

Referencia

Requena-Méndez A, Goñi P, Rubio E, et al. The Use of Quinacrine in Nitroimidazole-Resistant Giardia Duodenalis: An Old Drug for an Emerging Problem. J Infect Dis. 2017 Feb 6.