Eliminación de la malaria

ISGlobal participa en la reunión del grupo parlamentario sobre malaria y enfermedades tropicales desatendidas del Reino Unido

El grupo parlamentario se reunió para estudiar iniciativas colaborativas en la investigación en malaria

26.01.2015

En el entorno histórico del Palacio de Westminster, el pasado martes 20 de enero, representantes del Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal) participaron en la reunión del grupo parlamentario de todos los partidos sobre malaria y enfermedades tropicales desatendidas para debatir acerca de diferentes iniciativas en el campo de la investigación en malaria. En 2014, el gobierno británico se comprometió a incrementar los fondos para la lucha contra esta enfermedad hasta los 500 millones de libras esterlinas anuales, una cifra que dicho grupo espera que se alcance en 2015.

Regina Rabinovich, directora de la Iniciativa para la Eliminación de la Malaria de ISGlobal, comenzó su intervención destacando el enorme progreso realizado en la última década. El mayor uso de herramientas efectivas, incluidas las redes mosquiteras tratadas con insecticidas de larga duración, las pruebas de diagnóstico rápido y los tratamientos combinados con artemisinina se ha traducido en mejoras considerables y en vidas salvadas. Sin embargo, la creciente amenaza que suponen las resistencias es una muestra de lo frágiles que pueden ser estos avances. Por ello, si queremos mantenernos en la senda actual, es necesario mantener la inversión en I+D. Rabinovich hizo referencia también a la falsa dicotomía entre el control y la eliminación de la malaria y mostró resultados que evidencian que la eliminación es un estado sorprendentemente estable, mientras que, por el contrario, si los esfuerzos en el control se relajan o la financiación decae, la malaria resurge.

La comunidad internacional está de acuerdo en que la ciencia y la evidencia son necesarias para alcanzar los objetivos planteados en el campo de la malaria. Hace unos años, la Agenda de investigación para la erradicación de la malaria (malERA) articuló algunas de las preguntas que la comunidad académica e investigadora tenían que plantearse para abordar la erradicación. En este contexto, Kate Whitfield, de ISGlobal, mostró al grupo parlamentario cómo la base de datos 'MESA Track', desarrollada por la Alianza Científica para la Erradicación de la Malaria, integra ya algunas de las investigaciones que en la actualidad están en activo en este campo, lo que supone una importante ayuda para monitorear el progreso en investigación y para identificar posibles lagunas en este campo.

Las resistencias, tanto a los insecticidas como a los medicamentos, son una amenaza. Rabinovich advirtió que si esperamos a ver el impacto que tienen estas resistencias en la salud pública, será demasiado tarde. El grupo discutió que ante la existencia de nuevos y prometedores candidatos desarrollados por la industria y por el Consorcio Innovador de Control de Vectores, la prioridad ha de ser crear el entorno adecuado para conseguir que los productos lleguen al mercado lo más rápido posible.

La posterior discusión conducida por Andrea Stewart, de la Worldwide Artemisinin Resistance Network, estuvo centrada en la importancia de poder reunir datos de varios ensayos clínicos de todo el mundo para así analizar la seguridad, eficacia y calidad de los tratamientos combinados con artemisinina. Por otro lado, David Schellenberg, de la London School Hygiene and Tropical Medicine, presentó algunos de los principales resultados generados por el Consorcio ACT que muestran que el uso de pruebas de diagnóstico rápido condujeron a un mejor uso de los tratamientos combinados con artemisinina por parte de los pacientes con malaria.