Investigación

Cuando la bacteria Salmonella Typhi gana en resistencia, pierde en virulencia

Al adquirir los diferentes mecanismos de resistencia a las quinolonas, la bacteria pierde en capacidad infectiva

23.11.2015

Un estudio liderado por el Dr. Jordi Vila, investigador de ISGlobal y director de la Iniciativa de Resistencias a Antibióticos, muestra que cuando Salmonella Typhi adquiere resistencia a quinolonas y a otros antibióticos, se vuelve menos virulenta. Los resultados del estudio, publicado en el Journal of Antimicrobial Chemotherapy, sugieren que dichas cepas resistentes tendrían una menor capacidad de atravesar la mucosa intestinal y sobrevivir en el huésped.

La fiebre tifoidea es una infección sistémica en el humano causada por Salmonella entérica serotipo Typhi. Cada año, causa más de 20 millones de infecciones y unas 200.000 muertes, particularmente en Asia. Para que la bacteria pueda causar una infección sistémica, necesita atravesar el epitelio intestinal e infectar a los macrófagos (células del sistema inmune) circundantes, lo cual favorece su diseminación.  El tratamiento para la fiebre tifoidea ha ido cambiando y adaptándose a la emergencia de cepas resistentes a diferentes antibióticos. Recientemente se han descrito cepas de Salmonella no-tíficas altamente resistentes al ácido nalidíxico asociado con una disminución en la susceptibilidad a fluoroquinolonas (por ejemplo, ciprofloxacina).  A pesar de esta tendencia, la frecuencia reportada de aislados de Salmonella entérica resistentes a fluoroquinolonas es baja.

El objetivo de este estudio fue investigar los mecanismos de resistencia a las quinolonas en cepas de Salmonella Typhi, y su impacto sobre la virulencia. Para ello, los autores generaron en el laboratorio dos mutantes resistentes a partir de un aislado clínico de Salmonella Typhi y compararon su susceptibilidad a quinolonas y su virulencia en términos de invasión celular e inducción de respuesta inmune.  Aunque los mecanismos moleculares de resistencia resultaron ser diferentes, en ambos casos se asociaron a una expresión reducida de genes asociados a la virulencia. Esto a la vez resultó en una menor capacidad de infectar a y sobrevivir en una línea celular humana, así como en la inducción de una respuesta inmune más atenuada.  Los autores concluyen que esto puede resultar en una menor diseminación del patógeno dentro del huésped, lo cual explicaría por qué el número de aislados clínicos de Salmonella Typhi altamente resistentes a la ciprofloxacina es tan bajo.

Referencia

Ballesté-Delpierre C, Fàbrega A, Ferrer-Navarro M, Mathur R, Ghosh S, Vila J. Attenuation of in vitro host-pathogen interactions in quinolone-resistant Salmonella Typhi mutants. J Antimicrob Chemother. 2015 Oct 6.