Investigación, Salud Materna, Infantil y Reproductiva

Arranca el proyecto SARA, que evaluará la eficacia y seguridad del ácido acetilsalicílico en la prevención de complicaciones por COVID-19 en el embarazo

El reclutamiento de pacientes para el estudio se inició el pasado mes de septiembre en Maputo y durante el mes de octubre empezará en Barcelona y Madrid

18.10.2022
Foto: Pixabay

El estudio SARA (SARS-CoV-2 and Acetylsalicylic acid), liderado por investigadoras de ISGlobal, se ha puesto en marcha con el objetivo de evaluar la eficacia y la seguridad de la administración de dosis bajas de ácido acetilsalicílico (LDASA) en mujeres embarazadas infectadas por el SARS-CoV-2 para reducir la incidencia de resultados maternos y perinatales adversos. El reclutamiento de pacientes para el ensayo empezó el pasado mes de septiembre en Maputo y durante el mes de octubre se llevará a cabo en Barcelona y Madrid. 

La infección por COVID-19 en el embarazo se asocia a un mayor riesgo de resultados adversos, como abortos espontáneos, muerte fetal o complicaciones tromboembólicas maternas. Una de las explicaciones de estos efectos adversos es que la infección podría aumentar el estado protrombótico existente asociado al embarazo, lo que llevaría a un mayor riesgo de complicaciones placentarias y vasculares.

Aunque se ha demostrado que la administración de dosis bajas de ácido acetilsalicílico (LDASA) mejora los resultados en mujeres con alto riesgo de complicaciones endoteliales y placentarias, aún no hay evidencia sobre el efecto de LDASA en la prevención de complicaciones en mujeres embarazadas infectadas por el SARS-CoV-2.

Con este propósito nace el estudio SARA, un ensayo multicéntrico aleatorizado, doble ciego y controlado con placebo en el que se prevé la participación de 400 mujeres embarazadas. Las mujeres que hayan dado positivo en la prueba del SARS-CoV-2 en los siete días anteriores al ensayo o que den positivo en la prueba de detección establecida en los centros de salud del estudio serán asignadas aleatoriamente para recibir LDASA o su placebo diariamente hasta la semana 36 de gestación.

El estudio se desarrolla en España - en las maternidades del Hospital Sant Joan de Déu y del Hospital del Mar, en Barcelona, y en el Hospital Universitario de Torrejón, en Madrid- y en Mozambique en el Hospital de Mavalane y en el Hospital José Macamo, en Maputo.

“Los resultados en diferentes entornos permitirán extraer conclusiones que puedan extrapolarse a los países de ingresos bajos y medios afectados por la COVID-19”, argumenta el equipo investigador, liderado por Clara Menéndez, directora del programa de Salud Materna, Infantil y Reproductiva de ISGlobal.

El ensayo, que está financiado por la Marató de TV3, hará un seguimiento de las participantes hasta el momento del parto. Serán entrevistadas a las 16, 28 y 36 semanas de gestación, a los 5-10 días de terminar el tratamiento y después del parto para evaluar el estado de salud general, la tolerabilidad y los posibles efectos adversos del fármaco, la adherencia al tratamiento y los resultados maternos y perinatales.