Análisis y Desarrollo Global, Salud Materna, Infantil y Reproductiva

La Cooperación Española contribuye a tres décadas de grandes progresos en mortalidad infantil

Un informe de UNICEF España e ISGlobal alerta de que la COVID-19 pone en riesgo los logros conseguidos

La Cooperación Española contribuye a tres décadas de grandes progresos en mortalidad infantil
Foto: Un informe de UNICEF España e ISGlobal alerta de que la COVID-19 pone en riesgo los logros conseguidos

Ahora más que nunca los esfuerzos por mantener y reforzar los grandes avances conseguidos en mortalidad infantil deben ser firmes y duraderos para lograr resultados sostenibles para la infancia más vulnerable. UNICEF España e ISGlobal, centro impulsado por Fundación “la Caixa”, han presentado hoy La otra pandemia: España y la lucha global contra la neumonía infantil.

“El objetivo de estos informes es visibilizar el papel que la Cooperación Española ha tenido en la lucha contra las enfermedades prevenibles, y en este caso, contra la neumonía, que sigue siendo la mayor causa de mortalidad infantil en menores de 5 años,” explica Javier Martos, director ejecutivo de UNICEF España. “Con el mundo alerta ante la expansión global de la pandemia por COVID-19, la necesidad de colaboración y cooperación multilateral y transversal para acabar con la mortalidad infantil por neumonía es más prioritaria que nunca”.

Los casos de estudio de Etiopía y Mozambique recuerdan que la mortalidad a causa de neumonía se puede prevenir con dos medidas muy sencillas: la introducción de la vacuna que previene la neumonía, antineumocócica conjugada (PCV) y el diagnóstico temprano de la enfermedad. La detección temprana salva vidas. 

En Etiopía, entre 1990 y 2018 la tasa de mortalidad infantil se redujo en un 267%, es decir de 200 a 55,2 niños por cada 1.000 nacidos vivos, datos que quedan también reflejados en el documento de UNICEF España Etiopía y su lucha por respirar. Estudio de caso sobre la Cooperación Española. En ese mismo periodo, en Mozambique, la reducción de muertes por enfermedades evitables fue aún mayor, llegando hasta el 400%, 71 muertes por cada 1.000 nacidos vivos. Estos datos muestran la importancia de invertir en el sistema sanitario para frenar posibles pandemias y también para poder prevenirlas y tratarlas a tiempo. 

"Mozambique es un buen lugar para observar los avances históricos en salud global, pero también todo el camino que nos queda por recorrer juntos. Nadie está seguro frente a tragedias como la COVID-19 si no lo estamos todos en el planeta. España debe hacer realidad este mensaje a través de sus políticas y presupuestos de cooperación", afirma Gonzalo Fanjul, director de Análisis de Políticas de ISGlobal.

Antes de la COVID-19, se estimaba que todavía 52 millones de niños y niñas menores de 5 años podrían morir de aquí a 2030. Ahora, a causa de la pandemia, solo en los próximos seis meses podrían producirse alrededor de 1,2 millones de muertes adicionales de menores de cinco años, debido a la reducción de la cobertura de los servicios médicos rutinarios y al aumento de la emaciación infantil.

La pandemia de COVID-19 ha obligado a retrasar campañas de vacunación y al menos 80 millones de niños y niñas de menos de un año corren el riesgo de contraer enfermedades como la difteria, el sarampión y la poliomielitis por esta interrupción. En África ese número es casi 23 millones. 

Estos datos hacen evidente la necesidad de aunar y aumentar los esfuerzos para acabar con todas estas muertes prevenibles. La experiencia nos ha enseñado que casi todas las muertes por neumonía son fácilmente prevenibles gracias a la vacunación, y tratables, con antibióticos de bajo coste y oxígeno. Con iniciativas que promuevan la atención primaria de salud y la Cobertura Sanitaria Universal, se pueden evitar estas muertes.    

Es imperativo, por tanto, apoyar las vacunaciones sistemáticas de otras enfermedades, en paralelo al desarrollo de una nueva vacuna COVID-19. 

La Ministra de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, compareció el jueves 18 de junio ante la Comisión de Cooperación del Congreso de los Diputados avanzando tanto la línea de respuesta de la Cooperación Española a la crisis de la COVID-19 como la hoja de ruta para acometer una reforma en profundidad del marco normativo, institucional y estratégico de la misma a lo largo de la legislatura. En estos planes se recogen en buena medida las recomendaciones propuestas en este informe.

  1. Ell compromiso de recuperar de manera continuada el esfuerzo presupuestario de la ayuda oficial al desarrollo (AOD) y alcanzar el 0,5% de la RNB al final de la legislatura.
  2. La elaboración de una estrategia de Salud Global.
  3. El compromiso con Gavi, la alianza para las vacunas. 

 

Las organizaciones que estamos detrás de las mismas colaboraremos con el Gobierno, el Congreso, el Senado y en todos los espacios de participación que se abran para que la Cooperación Española contribuya de forma prioritaria a salvar las más de 800.000 muertes prevenibles de niños y niñas menores de 5 años que se producen al año.