Investigación

Diferentes cepas y variantes de ‘Mycobacterium tuberculosis’ pueden coexistir en una misma persona

El análisis genómico post mortem realizado en el estudio podría facilitar los estudios epidemiológicos y la vigilancia de la tuberculosis en países de bajos recursos.

29.06.2021
Tuberculosis
Foto: Sanofi Pasteur

Un análisis genómico post mortem de tuberculosis muestra que casi la mitad de casos de la enfermedad albergaba más de una cepa (o variante) de la bacteria Mycobacterium tuberculosis. El estudio, coliderado por el Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal), centro impulsado por la Fundación “la Caixa”, y el Instituto de Investigación Sanitaria Gregorio Marañón de Madrid, junto con el Centro de Investigación en Salud de Manhiça (CISM) y el Hospital Central de Maputo, fue realizado con muestras obtenidas en Mozambique, una zona con alta incidencia de tuberculosis.

Estudios moleculares recientes sugieren que algunas personas albergan diferentes cepas de Mycobacterium tuberculosis y que esto podría ser resultado de una infección mixta (varias cepas a la vez) o de la evolución de una cepa parental a lo largo del tiempo. “Sin embargo, muchos de estos análisis se han focalizado en muestras respiratorias, se hicieron a partir de cultivos de bacterias o se realizaron en lugares con baja incidencia de tuberculosis” comenta Miguel Martínez, investigador de ISGlobal, microbiólogo del Hospital Clínic y coordinador del estudio.

El equipo investigador analizó diferentes tejidos (pulmón, ganglios, hígado, bazo, cerebro o plasma) en 28 personas a quienes se hizo un diagnóstico post mortem de tuberculosis, y que por lo tanto llevaban tiempo infectados. Los resultados indican que diez de los casos presentaban una diversidad de cepas, y en cinco de ellas, las cepas se diferenciaban en más de tres loci por lo cual se trataba seguramente de infecciones mixtas. En los otros cinco, la diversidad era menor, por lo que se trataba probablemente de variantes que habían evolucionado en el mismo huésped a partir de una sola cepa parental.

“Algunas de las variantes se encontraban solo en ciertos tejidos, como el cerebro, por lo que no las hubiéramos detectado si nos hubiésemos limitado a analizar muestras respiratorias,” señala Cristina Rodriguez-Grande, primera autora del estudio. El análisis genético también detectó cepas resistentes a diferentes fármacos contra la tuberculosis en algunos de los casos, y dos de dichas cepas eran multirresistentes.

“El hecho de realizar un análisis directo a partir de muestras de diferentes tejidos en un contexto con alta incidencia de tuberculosis e infecciones de larga evolución fue clave para la detección de la diversidad clonal,” comenta Darío García de Viedma, corresponsable del estudio. El equipo investigador señala que este tipo de análisis molecular a partir de muestras post mortem podría facilitar la vigilancia de la transmisión de M. tuberculosis y los estudios epidemiológicos en países de recursos limitados.

El estudio se realizó en el marco de los proyectos CADMIA y CADMIA plus, que buscan validar autopsias mínimamente invasivas para determinar las causas de muerte en países de bajos recursos.

Referencia

Rodriguez-Grande C, Hurtado JC, Rodriguez-Maus S et al. High within-host diversity found from direct genotyping on post-mortem tuberculosis specimens in a high burden Setting. Clinical Microbiology and Infection. 2021.