ISGlobal | Barcelona Institute for GlobalHealth

En el sur de Mozambique, una de cada tres personas diagnosticada con VIH no revela su estatus

En el sur de Mozambique, una de cada tres personas diagnosticada con VIH no revela su estatus

Este fenómeno puede conducir a errores en la estimación de progreso hacia las metas de ONUSIDA

varnent / LGBT Free Media Collective

Cerca del 40% de personas previamente diagnosticadas con VIH no revela su estatus serológico durante las campañas de diagnóstico, resultando en la repetición innecesaria de pruebas. Además de desperdiciar recursos valiosos, este fenómeno puede falsear indicadores relativos a las metas de ONUSIDA. Son las conclusiones de un estudio realizado en el sur de Mozambique y liderado por ISGlobal, centro impulsado por la Fundación Bancaria “la Caixa”, en colaboración con el Centro de Investigación en Salud de Manhiça (CISM).

En 2014, ONUSIDA se propuso alcanzar la llamada meta 90-90-90 para el 2020: diagnosticar al 90% de las personas infectadas por el VIH, tratar al 90% de personas positivas, y lograr la supresión viral en el 90% de personas tratadas. Si bien ha habido avances importantes en regiones de África, uno de los retos sigue siendo el conocimiento del estatus VIH. Esto va más allá del diagnóstico: la gente también debe aceptar el resultado, entender las implicaciones y consentir revelarlo a los demás, incluyendo al personal sanitario.  Lo contrario puede resultar en la repetición innecesaria de pruebas o el abandono del seguimiento médico.  

En este estudio, el equipo investigador buscó caracterizar la población de gente infectada con VIH que no revela su estatus serológico durante una campaña de diagnóstico en el distrito de Manhiça, que tiene 174,000 habitantes y una alta prevalencia de VIH (40% de adultos). De 1179 personas registradas como VIH-seropositivas, más de una tercera parte (36%) no reveló su estatus al personal sanitario. La mayoría de ellos eran jóvenes, habían abandonado el seguimiento médico, y nunca habían llegado a tomar tratamiento antirretroviral. 

El elevado porcentaje de personas que saben estar infectadas pero deciden no revelarlo puede conducir a sobrestimar el número de casos nuevos de VIH y en consecuencia distorsionar indicadores de programas, principalmente en países como Mozambique, donde el diagnostico de VIH continua siendo anónimo.

“Estos resultados sugieren que quizás estemos más cerca de la primera meta de ONUSIDA (90% de personas diagnosticadas), y que tenemos que concentrar esfuerzos en aumentar el acceso al tratamiento y alcanzar a aquellos individuos positivos que han abandonado el seguimiento médico”, dice Denise Naniche, investigadora de ISGlobal y coordinadora del estudio.

Hay varias razones por las que la gente puede decidir no revelar  su estatus VIH al personal sanitario, incluyendo el no creer en el resultado, pensar que un cierto tiempo de tratamiento los ha curado, o el miedo a la estigmatización.  Por lo tanto, es necesario desarrollar intervenciones que “garanticen un apoyo psicosocial adecuado para animar a la población a revelar su estatus y así optimizar recursos valiosos” concluye Laura de la Fuente, primera autora del estudio.

Referencia

Fuente-Soro L, Lopez-Varela E, Augusto O, et al. Monitoring progress towards the first UNAIDS target: understanding the impact of people living with HIV who re-test during HIV-testing campaigns in rural Mozambique. J Int AIDS Soc. 2018 Apr;21(4):e25095. doi: 10.1002/jia2.25095.

Ver también el comentario por los mismos autores: Bernardo EL, Fuente-Soro L, Lopez-Varela E, Naniche. Anonymity in HIV testing: implications for public health. Lancet. 2017 Dec 9, 390:2546. doi: 10.1016/S0140-6736(17)33083-0

id=6042989
id=6053912
id=6023984
id=5826416
id=5777445