Investigación, Análisis y Desarrollo Global, Planificación urbana, medio ambiente y salud

Investigadores de todo el mundo debaten sobre las medidas a tomar para proteger la salud infantil de los riesgos del entorno

Del 14 al 16 de septiembre, ISGlobal ha acogido en Barcelona la conferencia de la red internacional INCHES

16.09.2016

La red internacional sobre Salud Infantil, Medio Ambiente y Seguridad (INCHES, por sus siglas en inglés) ha celebrado su 8ª conferencia en Barcelona, del 14 al 16 de septiembre, con la asistencia de más de 150 expertos.

El encuentro ha sido organizado por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), la Universidad Rovira y Virgili (URV), la Universidad Ludwig Maximilian de Munich (Alemania) y la Universidad Aristóteles de Tesalónica (Grecia), con el apoyo del Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal), que ha acogido la reunión en su Campus Mar, ubicado en el Parc de Recerca Biomédica de Barcelona (PRBB).

Joan Grimalt, presidente del Comité Organizador de INCHES 2016, ha destacado que la contanimación atmosférica es uno de los principales poblemas que se ha abordado en la conferencia: “Los niños son el grupo más vulnerable a la contaminación. El hecho de que su metabolismo y órganos todavía estén en formación los hace más vulnerables a los efectos tóxicos de los contaminantes”.

Otro tema que ha generado mucho debate ha sido los riesgos y beneficios de comer pescado por la acumulación de mercurio. Una investigación reciente que se ha presentado en la conferencia apunta que el pescado del Mediterráneo tiene niveles altos de mercurio, a veces incluso por encima de los niveles recomendados para el consumo humano por la Unión Europea. Eso hace que, dada la tradición de consumo habitual de pescado en España, los niños españoles están expuestos a niveles de mercurio mucho más altos que los del resto de la UE.

Jordi Júlvez, investigador de ISGlobal que también ha participado en la conferencia, ha explicado que hay mucha discusión sobre si es positivo o perjudicial consumir pescado durante el embarazo: “A pesar de los efectos neurotóxicos del mercurio, el pescado contiene ácidos grasos esenciales, que son imprescindibles para el desarrollo de los fetos.”

Un estudio del año pasado que lideró Júlvez halló más beneficios que perjuicios asociados al consumo moderado de pescado. Así, una recomendación de los investigadores es comer pescado que esté en los niveles más bajos de la cadena alimentaria, como los mejillones o los peces pequeños, ya que acumulan menos mercurio.

Más información

Red internacional INCHES