Investigación

El primer informe de The Lancet Countdown in Europe muestra el impacto del cambio climático en la salud pública de los países europeos

The Lancet Countdown in Europe está coordinado por el BSC y por ISGlobal, un centro apoyado por la Fundación "la Caixa"

26.10.2022

El informe 2022 The Lancet Countdown in Europe sobre Salud y Cambio Climático, hecho público hoy, destaca un aumento alarmante de los peligros relacionados con la salud, las vulnerabilidades, las exposiciones y los impactos del cambio climático en toda Europa. El documento ilustra la urgente necesidad de establecer objetivos de mitigación ambiciosos que restrinjan el aumento de la temperatura global a menos de 1,5 °C por encima de la época preindustrial, así como estrategias de adaptación eficaces para crear resiliencia ante las crecientes amenazas del cambio climático para la salud.

The Lancet Countdown in Europe (LCDE), el Centro Regional Europeo de The Lancet Countdown, está liderado por el Barcelona Supercomputing Center - Centro Nacional de Supercomputación (BSC-CNS), y codirigido por el Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal), centro impulsado por la "Fundación la Caixa". La iniciativa es una colaboración de 44 investigadores de primera línea, establecida para observar la relación entre la salud y el cambio climático en Europa, y para conformar una respuesta sólida y basada en la evidencia científica que pueda proteger la salud humana en Europa y fuera de ella.

Este año, por primera vez, LCDE ha presentado un informe de indicadores sobre Salud y Cambio Climático en Europa, publicado en la revista científica Lancet Public Health, que se basa en la experiencia y conocimiento de profesionales de diversas disciplinas: epidemiología, salud pública, climatología, economía, así como ciencias sociales y políticas. El documento muestra indicadores específicos de cada región que proporcionan información para orientar la toma de decisiones en materia de política sanitaria y climática y contribuyen al Observatorio Europeo sobre Clima y Salud.

Impacto de las olas de calor y otros fenómenos extremos

Según los nuevos indicadores, en Europa la exposición a olas de calor aumentó un 57% de media en el periodo 2010-2019 en comparación con el periodo 2000-2009, y más de un 250% en algunas regiones, lo que supone un alto riesgo de morbilidad y mortalidad relacionadas con el calor para las personas mayores, los niños pequeños, las personas con enfermedades crónicas y las que no tienen un acceso adecuado a la asistencia sanitaria. La mortalidad relacionada con el calor también ha aumentado en el 94% de las 990 regiones vigiladas, como consecuencia del calentamiento observado entre 2000 y 2020.

El cambio climático también está provocando que los fenómenos extremos relacionados con el clima sean cada vez más intensos y frecuentes en Europa, con repercusiones directas e indirectas para la salud, pérdida de infraestructuras y costes económicos. Entre 2011 y 2020, el 55% de las regiones europeas se enfrentaron a sequías estivales entre extremas y excepcionales, y otros fenómenos extremos, incluidas las inundaciones, causaron pérdidas económicas récord en 2021, por un total de casi 48.000 millones de euros.

Transmisión de enfermedades infecciosas

Las condiciones ambientales cambiantes también están modificando la idoneidad para la transmisión de enfermedades infecciosas. La idoneidad climática para la transmisión del dengue aumentó un 30% en la última década con respecto a los años 50, y el riesgo ambiental de brotes del virus del Nilo Occidental aumentó un 149% en el sur de Europa y un 163% en Europa central y oriental en el periodo 1986-2020 con respecto a 1951-1985.

Las temperaturas más cálidas también están cambiando las temporadas de floración de varias especies de árboles alergénicos, ya que las temporadas del abedul, el olivo y el aliso comienzan entre 10 y 20 días antes que hace 41 años, lo que afecta a la salud de alrededor del 40% de la población en Europa que sufre de alergias al polen.

Los esfuerzos de adaptación deben acelerarse rápidamente

Los países europeos albergan algunos de los mejores sistemas sanitarios del mundo. Sin embargo, con un mundo peligrosamente cerca de alcanzar puntos de no retorno provocados por el clima, se necesitan ambiciosas estrategias de adaptación y mitigación no solo para proteger las vidas y el bienestar en Europa, sino también en los países que históricamente han contribuido menos al cambio climático causado por la acción humana.

Estas repercusiones sanitarias superpuestas e interconectadas, que evolucionan con el telón de fondo de una pandemia y la devastadora guerra de Ucrania, revelan la urgente necesidad de realizar intervenciones que aumenten la resiliencia del sector sanitario y protejan a la población de los crecientes peligros para la salud. Esta es la mayor oportunidad de política de salud pública del siglo y Europa no puede permitirse el lujo de perderla.

Seguimiento de los avances en materia de salud y cambio climático

La LCDE se enmarca en la iniciativa global The Lancet Countdown: Tracking Progress on Health and Climate Change, que reúne a 120 expertos mundiales para monitorizar cómo el cambio climático está afectando a la salud pública a nivel mundial. Cada año, The Lancet Countdown publica un informe que utiliza los datos mundiales más recientes para aclarar cómo el cambio climático afecta a nuestra salud y las consecuencias de no reaccionar a tiempo.

Este año, por primera vez, el Centro Regional Europeo de The Lancet Countdown, establecido en Barcelona, ha presentado un informe de indicadores sobre Salud y Cambio Climático en Europa publicado en la revista Lancet Public Health.

El informe 2022 The Lancet Countdown in Europe sobre Salud y Cambio Climático será presentado en el CaixaForum Macaya el próximo viernes a las 11h. En el evento se expondrán las últimas evidencias sobre cómo el cambio climático está amenazando los fundamentos de la buena salud en Europa, además de detallar los beneficios para la salud de una respuesta rápida y contundente.

El informe será presentado por Rachel Lowe, profesora ICREA, investigadora del BSC y directora del LCDE, y Cathryn Tonne, investigadora de ISGlobal y codirectora del LCDE.

DECLARACIONES:

Rachel Lowe

Directora de The Lancet Countdown in Europe, profesora de investigación ICREA y líder del equipo de Resiliencia en Salud Global del Barcelona Supercomputing Center - Centro Nacional de Supercomputación (BSC-CNS).

"Reflejando el enfoque del informe global de The Lancet Countdown, nuestro primer informe de indicadores de The Lancet Countdown in Europe indaga en los impactos sobre la salud que se están apreciando en toda Europa, así como en los beneficios para la salud que tendría actuar para frenar el cambio climático. Tras el verano europeo más caluroso del que se tiene constancia, Europa está tomando consciencia de la realidad que supone el calentamiento global y lo que esto significará para nuestra salud. Nuestro informe pone de manifiesto las amplias repercusiones sanitarias que ya se están dejando sentir en toda Europa. Son señales de advertencia para que los gobiernos, los sistemas sanitarios y las comunidades europeas trabajen juntos para lograr un futuro resistente al clima".

Kim van Daalen

Autora principal del informe Lancet Countdown in Europe y doctorante en la Universidad de Cambridge. Kim se incorporará al BSC el próximo mes de enero como nueva becaria postdoctoral de Lancet Countdown in Europe.

"Europa ha sido históricamente uno de los principales contribuyentes a la crisis climática, poniendo en riesgo vidas y salud a nivel mundial. Y lo que es más importante, estos impactos se experimentan de forma desigual, exacerbando las arraigadas desigualdades entre países y dentro de ellos. Una acción acelerada en Europa protegerá la vida y el bienestar de las personas de los impactos climáticos, no sólo en Europa sino también en aquellos países que históricamente han contribuido menos al cambio climático. Europa tiene la responsabilidad global y la oportunidad de comprometerse con una transición justa y baja en carbono, que ofrezca una acción climática en línea con el Acuerdo de París y mejore la salud humana para todos".

Cathryn Tonne

Codirectora de The Lancet Countdown in Europe, e investigadora de ISGlobal.

"Europa se encuentra en un punto de inflexión crítico en términos de política energética y climática. Ha llegado el momento de tomar medidas decisivas para pasar de los combustibles fósiles a fuentes de energía renovable. La buena noticia es que al situar la salud en el centro de la mitigación del cambio climático, hay grandes oportunidades de mejorar la salud de los europeos a corto plazo, así como de mejorar la seguridad energética a través de un aire más limpio, dietas más saludables con menos carne roja y lácteos, y un aumento de la actividad física al cambiar los vehículos de motor privados por los desplazamientos a pie, en bicicleta y en transporte público."

Josep Maria Antó

Copresidente de The Lancet Countdown in Europe, y profesor emérito de Medicina de la UPF e ISGlobal.

"Los sistemas sanitarios y los profesionales de la salud en Europa deben estar a la vanguardia de la lucha contra la crisis climática. Los impactos ya son enormes, como lo demuestra de manera dramática el exceso de mortalidad por calor durante el último verano en muchos países europeos. Con el Green Deal europeo en marcha tenemos una oportunidad única para apoyar y reforzar las medidas de mitigación y adaptación en nuestros sistemas sanitarios y poner la salud en el centro de la acción contra la crisis climática."