Investigación

El nivel socioeconómico no necesariamente está ligado a una mayor exposición a la contaminación atmosférica

Un estudio publicado en “Environment International” analiza una posible inequidad ambiental en 16 ciudades europeas

17.02.2017
Foto: Rob Potvin. Paris, France

Un estudio en el que han participado investigadores de ISGlobal ha descartado una asociación clara entre el nivel socioeconómico y la exposición a la contaminación atmosférica en el continente. El equipo que ha llevado a cabo la investigación, integrado por científicos de 25 centros europeos, ha analizado datos de cerca de 5.700 personas de 16 ciudades de Europa occidental. Los resultados han sido publicados en la revista Environment International.

“En contra de lo que inicialmente se pudiera creer, los resultados han sido heterogéneos en las diferentes ciudades analizadas”, explica Bénédicte Jacquemin, investigadora de ISGlobal y del INSERM que ha coordinado el estudio.

Para determinar la posición socioeconómica de los participantes en este estudio se tuvieron en cuenta el nivel educativo y la posición laboral a nivel individual y la tasa de desempleo de cada barrio analizado. En lo que se refiere a la contaminación atmosférica, se usaron datos de exposición anual a dióxido de nitrógeno (NO2) del proyecto ESCAPE.

Las 16 ciudades analizadas pertenecen a 8 países de Europa occidental. En 14 de ellas no se halló una asociación significativa entre la posición socioeconómica estimada a nivel individual y la exposición a la contaminación atmosférica. Sin embargo, con independencia del estatus individual, sí que se observó mayor exposición a NO2 en los participantes residentes en barrios con mayores tasas de desempleo en 11 de las 16 ciudades. Curiosamente, en Barcelona y Oviedo la asociación observada fue la inversa, es decir que los participantes que viven en zonas con tasa de desempleo más altas están menos expuestos a la contaminación. 

Otras dos ciudades que mostraron particularidades fueron Verona y Lyon, donde un menor nivel educativo se mostró significativamente asociado con una menor exposición a la contaminación del aire.

“Aunque los datos del estudio no permitieron demostrarlo, se sugiere que son las características urbanísticas de cada ciudad las que determinarán el nivel de exposición de los individuos en función de su posición socioeconómica”, valora Bénédicte Jacquemin.

La distribución desigual de las amenazas ambientales en función de la posición social, económica o demográfica se conoce como inequidad ambiental. Pese a que el estudio publicado en Environment International no ha hallado asociaciones consistentes, los investigadores recomiendan la realización de nuevas investigaciones a nivel internacional para entender mejor si la posición social puede influir el efecto de la contaminación atmosférica en la salud.

Las 16 ciudades analizadas son Albacete, Amberes, Barcelona, Galdakao, Ginebra, Grenoble, Huelva, Ipswich, Lyon, Marsella, Norwich, Oviedo, París, Pavía, Turín y Verona. 

Referencia

Temam S, Burte E, Adam M, Antó JM, Basagaña X, Bousquet J, Carsin AE, Galobardes B, Keidel D, Künzli N, Le Moual N, Sanchez M, Sunyer J, Bono R, Brunekreef B, Heinrich J, de Hoogh K, Jarvis D, Marcon A, Modig L, Nadif R, Nieuwenhuijsen M, Pin I, Siroux V, Stempfelet M, Tsai MY, Probst-Hensch N, Jacquemin B. Socioeconomic position and outdoor nitrogen dioxide (NO2) exposure in Western Europe: A multi-city analysis. Environ Int. 2017 Feb 1.