Investigación, Planificación urbana, medio ambiente y salud

¿Influyen el nivel socioeconómico y el origen étnico en la exposición a la contaminación atmosférica y acústica?

Un estudio realizado en Londres muestra que existen inequidades ambientales pero que estas siguen un patrón complejo

17.04.2018
Foto: David Marcu (Unsplash)

Los ingresos económicos y el origen étnico influyen en una menor o mayor exposición a la contaminación atmosférica y acústica, pero se trata de un patrón complejo. Así lo muestra un nuevo estudio realizado en Londres por un equipo formado por investigadores de ISGlobal, centro impulsado por la Fundación Bancaria "la Caixa", la King’s College London, el Imperial College London y la Universidad de Londres.

La distribución desigual de los impactos ambientales en función de la etnia, posición social, económica o demográfica se conoce como inequidad ambiental. La mayoría de trabajos sobre inequidad ambiental en contaminación atmosférica y acústica se habían centrado hasta ahora en analizar la exposición en el lugar de residencia, con muy pocos estudios basados en la exposición individual, es decir, que tengan en cuenta los desplazamientos y zonas visitadas por la persona en su día a día.

El objetivo de esta nueva investigación, publicada en Environment International, fue medir las desigualdades socioeconómicas y étnicas en Londres en cuanto a la contaminación del aire -teniendo en cuenta tanto la exposición residencial como la personal- y el ruido del tráfico, trenes y aviones (aeropuerto de Heathrow) alrededor del lugar de residencia.

A partir de los patrones de movilidad de 45.000 personas –extraídos de las encuestas de Transport for London realizadas entre 2006 y 2010- se estimaron los niveles de contaminación del aire (PM 2,5 y NO2), y de ruido.  

Las conclusiones muestran que “la relación entre el nivel socioeconómico de la ciudadanía y una menor o mayor exposición a la contaminación atmosférica varía dependiendo de si se analiza el lugar de residencia o si se tiene en cuenta la exposición personal, incluidos los desplazamientos”, explica Cathryn Tonne, investigadora de ISGlobal y primera autora del estudio.

Las personas con mayores ingresos económicos tenían menos exposición a NO2 en sus lugares de residencia que las de menores ingresos, pero en cambio tenían más exposición personal a NO2, a causa de un mayor uso del transporte privado y del momento y la duración de los viajes (en las horas punta).

Por otro lado, las inequidades en cuanto a la exposición al ruido del tráfico fueron en general pequeñas. Sin embargo, las personas expuestas a un ruido igual o superior a 50dB procedente de aviones con destino u origen Heathrow eran personas blancas y con unos ingresos económicos más altos.

Cathryn Tonne destaca que estos resultados “tienen importantes implicaciones para la justicia ambiental y para enfocar de forma correcta los estudios que se realizan en este campo”.

Referencia

Cathryn Tonne, Carles Milà, Daniela Fecht, Mar Alvarez, John Gulliver, James Smith, Sean Beevers, H. Ross Anderson, Frank Kelly. Socioeconomic and ethnic inequalities in exposure to air and noise pollution in London. Environment International. 2018 Mar 22;115:170-179. doi: 10.1016/j.envint.2018.03.023.