ISGlobal | Barcelona Institute for GlobalHealth

ISGlobal colabora en la elaboración de las nuevas Guías Europeas sobre Ruido Ambiental de la OMS

ISGlobal colabora en la elaboración de las nuevas Guías Europeas sobre Ruido Ambiental de la OMS

Las recomendaciones establecen niveles máximos de referencia de hasta cinco fuentes de ruido, incluido el tráfico rodado, para proteger la salud

Matteo Modica/Unsplash

El ruido es uno de los principales riesgos ambientales para la salud y el bienestar en Europa. Así lo confirman las nuevas Guías Europeas sobre Ruido Ambiental de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que acaban de ser publicadas y en las que ha colaborado personal investigador del Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal), centro impulsado por la Fundación Bancaria ”la Caixa”.

El documento identifica los niveles de ruido que tienen impactos significativos para la salud y recomienda acciones para reducir las exposiciones. Como novedad, los niveles se presentan por cinco fuentes específicas de exposición: medios de transporte —aviones, trenes y tráfico rodado, el ruido de las turbinas eólicas, y el que proviene de actividades de ocio.

La guía da recomendaciones específicas sobre niveles anuales medios de ruido durante todo el día (24 horas, indicador Lden) y niveles medios nocturnos (indicador Lnightpor cada una de las fuentes de exposición. En cuanto al tráfico rodado, la fuente de contaminación acústica más común, la OMS recomienda reducir los niveles de ruido durante todo el día por debajo de 53 dB Lden, ya que por encima de este nivel la exposición se asocia con efectos negativos para la salud y, por la noche, la recomendación baja a 45 dB Lnight. Para el ruido del tráfico aéreo, los valores recomendados son los más estrictos, bajan a 45 dB Lden para las 24h y 40 dB Lnight por la noche. En anteriores guías, la OMS daba recomendaciones genéricas –no por fuente de exposición y por niveles nocturnos y diurnos –no se contemplaba un nivel de referencia para las 24 horas. Los niveles máximos eran de 55 dB Lday durante el día,  y de 40 dB Lnight como valor óptimo, por la noche. Por su parte, la Unión Europa recomienda no exceder los 55 dB Lden durante todo el día y los 50 dB Lnight durante la noche.

Las recomendaciones se han realizado a partir de revisiones sistemáticas de la evidencia científica disponible hasta la fecha. 18 expertos y expertas internacionales han realizado este trabajo, cuatro de los cuales son miembros del equipo de ISGlobal: Maribel Casas y Maria Foraster han analizado la relación del ruido con enfermedades cardiovasculares y metabólicas; Payam Dadvand y Mark Nieuwenhuijsen lo han hecho sobre problemas relacionados con el embarazo.

Los riesgos del ruido sobre la salud considerados críticos para desarrollar las recomendaciones han sido las enfermedades cardiovasculares, trastorno del sueño, molestias, deterioro cognitivo, tinnitus o sordera. Con menos evidencia científica hasta la fecha, también se han evaluado los problemas en el embarazo —parto prematuro, peso bajo del recién nacido—, efectos en la calidad de vida y salud mental, diabetes y obesidad.

La investigadora Maria Foraster destaca que las nuevas guías concluyen “que tras una evaluación rigurosa, el ruido es un factor de riesgo ambiental importante para la salud”, recogen “una mayor evidencia de los efectos cardiovasculares y metabólicos del ruido ambiental, entre otros” y además “incluye los mismos indicadores usados por la Unión Europea que ayudarán a predecir mejor los impactos del ruido en la salud a largo plazo y derivar planes de acción”. “Instamos a los responsables políticos europeos a legislar en base a las recomendaciones de esta guía y en beneficio de la salud de toda la ciudadanía”, solicita Foraster.


Más información

Guías Europeas sobre Ruido Ambiental de la OMS (2018)

Revisiones sistemáticas sobre ruido y salud de la OMS, publicadas en International Journal of Environmental Research and Public Health Internacional

id=6364993
id=6353353
id=6054122